1 de noviembre de 2012

Halloblogween 2012- FIN DEL MUNDO

Teresa nos convoca de nuevo en Halloween, cita obligada y placentera. Ahora propone la hecatombe, el the end del mundo mundial. Siguiendo sus pautas he sido breve pero con dos micros. Estoy en Viena, os leo de vuelta, tengo ganas de temblarrrrr antes del 22 de diciembre, cuando me tocará la lotería, jejeje, a la Teresa el segundo, yo tengo el gordo.
1- La mujer china me mira fijo desde la ventanilla del bus. Aquellos ojos taladran y duelen.
Duele el niño en monopatín al atropellarme. Me quema la colilla del cigarrillo lanzada con furia. Un insultó, el escupitajo en la cara. Envídio el beso de la pareja en plena calle, hasta el vómito del borracho. No me crecen las uñas (con lo que me gusta rayar pizarras) ni la barba.
No me acostumbro a ser nada. ¿Cuánto tiempo llevo muerto?
Fin del mundo; el particular, por ejemplo.

2- Y dijo el Dios: “Está escrito; hágase el Apocalipsis”
TODO hizo marcha atrás, más de siete días, millones de años. De aquel caos no se salvaron ni los agujeros negros ni el bing-band.
Y dijo el Dios: “¿Y ahora? ¡Qué aburrimiento!”
Horrores apocalípticos en casa de TERESA 

41 comentarios:

Marta C. dijo...

Hola, Natalí. Aunque ausente en la ciudad del vals, aquí has dejado tu testimonio premonitorio del fin de los días. Lo de morir y seguir pensando debe ser ciertamente aburridísimo, toda una eternidad pensando solo lo en que has vivido, uf! espero morirme vieja para tener mucho en qué pensar!!!
El otro, miedo me da un dios aburrido.
Besos.

Leonor dijo...

Bien por los dos relatos. Lo de seguir pensando después de la muerte da un poco de esperanza y el que Dios haga volver la Nada para aburrirse no creo que ocurra.
Feliz viaje.
Un beso.

San dijo...

Muy buenos los dos micros Nátali, el primero da un poquito de penilla, el alma por ahí vagando y añorando, el otro pues que no llegue ese aburrimiento ¿no?.
Disfruta ese maravilloso viaje.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Natalia en micro y vaya micros. Ah la añoranza de aquello que se ha perdido, con toque de envidia hacia quien la conserva.
El fin del mundo en general me ha chiflado, de la primera a la última letra. Bárbaro.
Muchos besos.

Lupe dijo...

¡Que envidiaaaaaa! Soy incapaz de hacer micros. Un placer leerte. Como siempre.
El año pasado pude ir a Viena con mi esposo a un concierto de su Orfeón y por "cague" al avión no fui. ¡Tonta que es una!

Disfruta y descansa. Dos abrazotes. (No te quedes los dos. Uno es para Ferrán)

Lupe

Neogéminis dijo...

Me gustó mucho el segundo!...muy bien resuelto y condensado.
=)

PACO HIDALGO dijo...

Muy optimista te veo con el fin de todo; yo creo que seguirá todo igual. Eso debe ser porque estás disfrutando de la ciudad imperial. Que todo vaya bien. Abrazos miles.

censurasigloXXI dijo...

El fin del mundo está programado sólo para unos muchos, los unos pocos ya tienen su eternidad engalanada a nuestra costa...

Besito, Templà!

Tracy dijo...

Somos tan importantes cada uno de nosotros, que tenemos nuestro propio apocalipsis particular y el tuyo me ha gustado.

Carmen Andújar dijo...

Si pasa lo del primer relato, espero encontrarme con otros como yo, y no sentirme sola. En cuanto al segundo, malo volver hacia atrás, la nada, no, mejor que no; aunque nunca se sabe.
Un petó i que et diverteixis a Viena

Spaghetti dijo...

Natalia, Quien es Teresa? --- Pero si Dios decidió destruir lo que había creado, como un artista enfadado, ¿cómo vamos a fiarnos de Ël?
bssoss

juliano el apostata dijo...

no me acostumbro a no ser anda...así dice el primer personaje...¿pero acaso somos nada cuando nos vamos? desde luego, el tipo este, sí que era algo...por lo menos era pensamiento...
en cuanto al segundo...que se joda el dios por jugar a lo que no se debe de jugar..que se aburraaa y que se joda...
medio beso.

Pepe dijo...

Natalia: Leyéndote me doy cuenta de que no he dado ni una. Ni he construido un micro ni el tema es sobre el fin del mundo. En fín, despistadillo que es uno. Tus dos micros me han encantado. Curioso el primero de tus personajes, porque pienso que a ser muerto se acostumbra uno desde el mismo momento de morir. En cuanto a Dios, la solución es simple, absténgase Su Divinidad de enviarnos el Apocalipsis si no quiere pasar aburrido el resto de su eternidad.
Un abrazo y disfruta todo lo que puedas en tu estancia vienesa.

elena clásica dijo...

Mi querida Natalí:

Cuánto me alegro de ese viaje fantástico en el que estás inmersa. Qué dos relatos tan extraordinarios, la concisión que extrae la profundidad, muy tuya.

El primer micro duele como ninguno, qué añoranza de sensaciones humanas, todas las que nos hacen estar vivos. Aunque la voz narrativa tiene un punto de muerto rebelde, esa protesta, esos celos, esa constatación en voz alta de su malestar por no acostumbrarse... Se sigue agarrando al tiempo terrenal. No sé pero estoy pensando que a este nos lo encontramos de espíritu travieso en cualquier momento. Bueno, me cae bien, me ha llegado al alma.


Y el segundo micro me crea una inquietud tan larga como pocas son las palabras que has necesitado por inyectarnos el germen de lo siniestro y lo terrible. El Apocalipsis que erradica todo aquello que fue creado, tan fácilmente y de un plumazo como solo saben hacer algunos dioses en cuyas voces las palabras "millones" y "eternidad" son purar veleidades.

Y así te materializas tú, querida, aunque estés inundando de luz otras tierras lejanas.

Recibe, mi querida amiga, un enorme abrazo.

José Vte. dijo...

Bravo por los dos micros, ambos hablan de aburrimiento y hastio ante la eternidad que se presenta. El segundo no se que pensar. Imaginar a un Dios aburrido, no se, puede ocurrir cualquier cosa para el ser, mundo o universo que le toque sufrirlo, jaja.

Un abrazo y buen viaje

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

dos breves con elocuencia
saludos

Fabián Madrid dijo...

Buenos micros. Diferentes pero interesantes los dos. Un beso

rodolfo dijo...

todo lo que tiene principio, tiene final
Tómate un calentito cafe vienés, en la fria Viena

Maribel dijo...

Muy buenos ambos. Pequeñas o grandes tragedias salpicadas con tu chispa de humor. Felicidades.

Un abrazo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, natalí, si Dios necesita dar marcha atrás al mundo para aburrirse, es porque no lee la prensa española... Besazos, guapa.

Cecy dijo...

¡Me gusta! Rotundamente.
El rimero me dio esa sensación de las pequeñas cosas que hay que disfrutar. Es como un frió baldosa, de despabilare que estamos vivos.

Y el segundo salta la carcajada, como para aliviar en anterior. Y si, no se cosa que nos andemos aburriendo, eh!!!

Natalia, un apartado. Cada vez que entro a tu blog, me quedo extasiada con la portada, es impresionante. Es mucho pedir que me digas de quien es, (soy de las que le gusta, pero poco sabe)

Gracias.
Un abrazo!!!!!!!!!!!

Cecy dijo...

Corrijo:
Primero
baldazo
despabilate

Alicia Uriarte dijo...

Me queda la inquietud de algún día acaso llegar a ser nada porque un Dios decidió aburrirse. En fin.

Enhorabuena por haber conseguido condensar la esencia del mensaje en tan breve texto.

Saludos.

Toni dijo...

Que injusto sigue siendo el mundo una vez muertos. Al espíritu le duele el monopatín y, en cambio, no puede sentir el beso :(

Y que pongan a otro dios, que a este se le ha acabado la imaginación.

Un beso a ritmo de vals, Natália.

Tyrma dijo...

Envidia y de la mala me das Natali, verde y fea al saberte en Viena, mientras yo...guauau.
Los micros geniales, el primero una visión de la muerte poco frecuente, más llena de añoranza que de grises.
El segundo...una pasada.
Me alegra leerte, amiga.
Beso desde la ventana.

El Drac dijo...

Me quedo absorto ante tu imaginación ¡¡QUÉ IMAGINACIÓN POR DIOS!! Eres una campeona de la narrativa.

Un abrazo

dapazzi dijo...

Me gusta la historia, aunque Vienaaaa
na de na.

Fibonacci dijo...


Alguna vez he pensado si existe algo después de la vida.

Creo que el hombre, y la mujer también por supuesto para no ser machista, existimos desde hace miles de años. ¿Cuántas almas (o lo que sea) están rondando alrededor nuestro?

En Madrissss, por ejemplo, hay 21 cementerios y censados sobre unos 5.000.000 de fallecidos.

Estaríamos a reventar. Y como se meta el gobierno en ese menester del aforo… lo tenemos claro los que lleguemos más tarde.

2º ¿Y empezar de nuevo?... ¡qué horror! …aprender de nuevo a ligar, a yacer con ella sin tener ni idea de cómo se hace, a casarme y divorciarme, volver a pagar manutención, a realizar otro curso para tonto de ordenador. Dejémoslo tal como está con sus imperfecciones y defectos, y hasta con las primeras arrugas que me están saliendo.

Mis felicitaciones como siempre.

Un besote preciosa y linda NATALIA.

Pd: He soñado que el gordo me toca a mí…empieza y termina por 70. Así que aprovisiónate de un número de esos.

Lola Polo dijo...

Jejeje, que arte, me encantan los dos micro.

Un abrazo

Lola

Teresa Oteo dijo...

Disfruta mucho de tu viaje!
Los dos micros geniales, me quedo con el primero; ese dios metiendo marcha atrás me da un poquito de yuyu.

Muchos besos!

Olivia Ardey dijo...

Geniales los dos. El primero me ha transmitido lo que debe ser verlo todo a través de un cristal y que no te oiga nadie. El segundo, la involución como cuando cae un castillo de naipes... Yo le respondería "¿Te aburres? Vuelve a empezar. Un abrazo.

Sindel dijo...

Del primer micro no esperaba ese final, me dio angustía por ese alma en pena que anda rondando un mundo que ya no le pertenece, y me deja pensando en si realmente habrá más entre nosotros.
El segundo es irónico y divertido.
Un mix jugoso para este jueves.
Beso gigante :)

Gastón Avale dijo...

Jejeje y ahora? Jaja la pregunta de dios... El primer relato me encantó. Un beso y buen fin de semana. Feliz viaje.

Teresa Cameselle dijo...

Del primero, diría que eso debe ser el infierno, morir y aún así seguir sobre la tierra, sufriendo y padeciendo.
Del segundo, pues sí, qué aburrimiento, se acabó vernos disfrutar de nuestro "libre albedrío".
Ya me contarás qué tal el viaje.
Gracias por participar¡

Pitt Tristán dijo...

Por mi parte, con la que está cayendo, casi prefiero el fin del mundo, al menos nos hará a todos iguales -una vieja aspiración, por otro lado- Si Dios se aburre, comprenderás que después de las que nos ha hecho pasar a la humanidad no voy a tenerle duelo.
Un abrazo.

Mad el Mago dijo...

Mil años sin pasar por los blog, y descubro que Quinto ya no es el joven protagonista de tus relatos...y me imaginaba yo leer la batalla del lago Trasimeno y que ese era un apocalipsis romano tras la victoria del Cartaginés de un solo ojo...
Y descubro un Dios enojado y aburrido, que se distrae puteando al personal... Me quedo con el relato no escrito de Quinto. (Uno que es un romántico....)
Salve Natalí de Tarraco.

Francisco dijo...

Dos microrrelatos muy buenos, Natalia. No te digo nada si cuando uno se muere lo único que le quede sea vagar eternamente y no saber qué hacer porque lo que antes se podía ahora ya no. Aunque me gusta más el segundo. Saludos y ¡Salve! como tú dices.

Cecy dijo...

¡Nati! La casa a traído sus consecuencias y recién me volvió la luz, por ende Internet y pude leer tus comentario. Así que no quise perder tiempo en venir a darte las gracias por contarme tan amablemente de esta bella copia romana, que me deja siempre mirándola, contemplándola.

:)
Infinitas gracias y besos.

José Antonio López Rastoll dijo...

Lo trágico sólo es una de las dos formas de enfrentarse a la vida. La otra es lo cómico. Me alegra ver que ni la muerte ni el fin del mundo pueden con esas ganas de sonreír.

Un abrazo.

MORGANA dijo...

Natalia,lo has bordado,son perfectos.¡¡Me encantan!!
Besitos y achuchones.

balamgo dijo...

Siempre tan fiel y llena de buenas palabras, eres un encanto Natalí.
Me gustan mucho tus micros-relatos.
Abrazos.