8 de noviembre de 2012

Jueves relato: VOLVEMOS EN 6 MINUTOS.

Vuelvo en 6 m. que voy al WC aprovechando el corte de los anuncios.

De paso he dejado los platos de la cena en el fregadero y ahora me enciendo un purito y me preparo el chupito de ginebra.
Cantan campanas las 22,30 de la noche cuando me tumbo y me lanzo en plancha en el sufrido sofá y me dispongo al encefalograma plano. ¡Ojo! Y eso que solo admito para mis ojitos series histórico-histéricas o arte o la 2 o la 6 o ¿yo qué sé?
No es por presumir, pero dispongo de pantalla super ligera de tropecientas pulgadas y blue raid, o cómo se escriba, resultón, sonido fino filipino cuatro altavoces envolventes, ¡pasta gansa! A ese equipamiento dedico lo más recoleto de las series bajadas y las pelis subidas y los D.V.D adquiridos, lo que se dice la cosecha “exquisita”.

Mi relación con la pantallita viene de la carta de ajuste y a partir de ahí, ¡uf! lo que me han echado hasta el día de hoy, que tengo ojeras moraditas de tanto mirar. “¡Señor, Señor, las cosas que hemos visto”, según dice el lúbrico viejete en las “Campanadas a medianoche” del shakesperianoWelles.

A estas alturas, una, curtida miradora, se confirma crítica, dura, despiadada, abúlica. Agotados todos los mandos disponibles, lo menos cinco, he encontrado el canal ideal, el programa decente, culto, creativo, crítico, divertido…os lo recomiendo, es éste:

programaciones diversas donde la pantalla del apóstata o sea GUS, medio beso.

49 comentarios:

Fibonacci dijo...

Yo me levanto y me acuesto con ondas de radio, y así evito esos comedores de coco.

Creo que dejé de verla, exceptuando algún telediario que otro, al hombre del tiempo y, algún partido que otro de mi Madrid, desde que dejaron de emitir Estudio 1, La clave de Balbín y Heidi.

Mi televisión no tiene esos adelantos de pantalla plana y no se cuantas cosas más, la mía aún funciona con bombillas por dentro (una reliquia herencia de mis padres) y para verla, tengo que encenderla media hora antes para que se caliente.

Y para ver una peli, prefiero palomitas, una coca-cola de medio litro, cine y hamburguesa a la salida.

La carta de ajuste la pongo yo, si ese día he ligado.

Un besote preciosa y linda NATALIA.

Pd: Tienes muy buena memoria, repasando algunos anteriores me da hasta vergüenza leerlos, seguramente si sigo en lo mismo dentro de unos años, me pasará igual que ahora y volveré a rescribirlas.

Mar dijo...

Jajajajajaja! Tomo nota del programita. Mucho más instructivo que todos esos de "tertulianos" del tres al cuarto. ¡Donde va a parar!

Bss.

Tracy dijo...

Jajaja, estoy totalmente de acuerdo contigo en que el mejor programa que se puede ver es el que tú nos acabas de recomendar.

MORGANA dijo...

Debo ser un bicho raro ,porque no veo televisión ...
exceptuando las películas de Dvd y algún documental.
Tu relato me encantó.
Besotes.

Bertha dijo...

Vamos que estas adherida a la pantalla y aunque no veas nada te lo imaginas.

Suerte de tí porque a mí la TV me saca de quicio a escepción de algun minuto.

Tienes un blog muy interesante.

Saludos.

Juji dijo...

Mejor que mirar la tv es leer tu blog :) en pantalla enormeeeeee y con brurrowmmmmm. Natalí, diver historia televisiva que se lee sin pausas de seis minutos.
Besitos jujinis :)

Neogéminis dijo...

Hoy por hoy, a la hora de recomendar programación televisiva, evidentemente poco hay, más allá de la señal! jajaja
Muy bueno.
=)

casss dijo...

Menos mal que encontraste el programa adecuado (gracias por compartirlo!!) de lo contrario con tanto chupito de ginebra, la noche terminaría mal (o no? qui lo sa?, jajaj)

Me voy por una de esas series histéricas-históricas!

besos

Cecy dijo...

jeje.
Claro, la señal para pagarlo. La semana anterior a me se me rompió, o dejo de funcionar, por cierto no ha pasado nada en la vida. Si, si. La lectura tomo primer plano y la imaginación lleva un mejor descanso.

Abrazo Nati!

Leonor dijo...

Hace ya algún tiempo que la televisión para mi no tiene imágenes, solo sonido, porque tengo el ordenador en el salón y cuando tengo más tiempo es por la noche, después de la cena, él ve la tele y yo me meto en mis blog, así que la tengo de fondo. Se de los descansos porque lo veo levantarse camino de la cocina en busca de alguna chuchería, o se va a fumarse un liadillo al patio.
Como a ti, me gustan las series histéricas-históricas y los documentales.

Un beso.

Any dijo...

Ayyyy como??? Yo que te imaginaba instalada en tu sillón preferido, con un faso y un drink ... apasionada con el nuevo capítulo de La Reina del Sur, o Los ricos también lloran, o siquiera Amar en tiempos revueltos (creo que se llama asi, y no la sigo porque a esa hora estoy laburando, pero he visto un par de capítulos sueltos y me pareció interesante, además de que me encanta como hablan claro).
Hoy necesito que me hagas espacio en tu mar de sirena, necesito donde refrescarme un poco: el "primaverano" me está matando ...

besos muchos

Susana Peiro dijo...

Seis minutos para volver a conectarnos con todo lo que nos rodea, la pausa que alguien imaginó, probablemente en el punto de “suspense”.
Decís de la mirada curtida, crítica, dura, despiadada, abúlica…desdeñosa, forjada por los millones de cuadros en movimiento inútil ¿cuánto hemos de ver antes de encontrar? ¿cuántos cantos de sirenas, promesas inútiles, falsos profetas con títulos rimbombantes, rostros desabridos y mensajes desechables debemos sortear antes de encontrar esa isla confortable de ideas que nos albergará por un tiempo?
Como fuere y desde esta tórrida “primaverano”, como dice nuestra Any, que nos está friendo el cerebro, me refresco en tus letras adorable Sirena. Y te abrazo, con todo mi cariño!
PD: con el blog en obras y tiempo escasísisisisisimo, pero con Vos, siempre.

Lola Polo dijo...

Hubo un tiempo, cuando veía mas televisión, y mira que siempre he sido de ver poca, que esos 6 min y volvemos, se convertían en 15. Mas de una vez, me sentí tan manipulada, que me quedé sin el fin de la historia que fuese. Creo que a partir de entonces empecé a navegar por internet

Un abrazo

Lola

enletrasarte (omar) dijo...

es que no es la pantalla boba, nos emboba
saludos

Matices dijo...

Apenas veo televisión, variedad de canales, variedad de opiniones y al final el cansancio te lleva a la cabezadita de turno en el sofá... Muy buena esa nieve ruidosa a mi me trae recuerdos de infancia, es día la tele se clausuraba por problemas técnicos y normalmente, no era para seis minutos

Besos!!

Cristina Piñar dijo...

Jajajaja. La verdad es que ese programa tiene mejor pinta que muchos de los que pueblan hoy en día las parrillas de la televisión. Muy bueno. Un beso.

Spaghetti dijo...

A menudo se oyen pestes contra la TV y puede que tengan razón, pero también hace mucha compañía. ¿te imaginas sin TV una semanita?...
bsssoss.

Pepe dijo...

No quiero renegar de la televisión. Sin llegar a teleadicto, soy consumidor habitual, pero esa pantalla que nos muestras es la preferida en muchas, tal vez demasiadas, ocasiones.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta la televisión. No comparto la idea de que sea el mejor canal. Pero menciono algo parecido, como parte de un relato.

San dijo...

Una buena forma de ver televisión, nada mejor que tumbadita y con ese chupito en la mano. Antes consumia más ahora me cansa tanto programa igual.
Un besote viajera.

Valaf dijo...

Bien, bien, a decir verdad antes la miraba mucho más que ahora, no obstante, algún canal hay más diver que uno de nieve, ¿no?, jajajaja...

Un beso

Fabián Madrid dijo...

Me gusta ese programa que recomiendas, lo buscaré en las noches solitarias. Un beso

Natàlia Tàrraco dijo...

Nota aclaratoria: jejeje, lo que consta en el relato no tiene que reflejar, forzosamente,la opinión de la que lo escribe, aquello de la ficción...en ella me zambullo para cambiar de canales.

Encarni dijo...

Natali, este programa no conecta con el espacio exterior??? Porque si fuera asi me apunto, jjeje!!!


Un abrazo.

Tyrma dijo...

Interesate canal el que apuntas Natali, ¿es del plus o de la competencia?...jjaja
Increíble y divertido relato a tu medida, Natali,lo del encefalograma plano me ha gustado, lo recordaré si en lugar de dormirme me quedo embobada frente a la cajita.
Un beso desde la ventana.

PACO HIDALGO dijo...

No conocía ese canal, Natali, ¿en que plataforma o telecable está? tienes que decirmelo, lo necesito. Me apunto al purito y al chupito y a lo que nos eche la bendita pantalla. Buen fin de semana.

juliano el apostata dijo...

sabes, natalí, creo entender que en cierta manera haces tu propia tele...así ando yo en estos últimos meses: a base de pc, me hago mi propia tele, dependiendo del día y del momento...ah, creo, eso he oído alguna vez en algún sitio, la juventud, sobre todo la juventud, hace algo similar...basándose en la pc..
por otra parte, una curiosidad: ¿sabes qué canal es ese que ves y que muestras en la foto? ¡¡ni más ni menos que los residuos del big bang!! es la prueba de que el big bang se produjo...son las ondas residuales de aquel evento primigenio...
medio beso.

Susurros de Tinta dijo...

Joper mi Diosa gatuna, ahora entiendo porqué no te gusta la tele, pero si te vas al baño en lo mejor, no entiendo a los humanos, miran la pantalla con las mismas noticias, con la historias ya leídas o películas repetidas y se van en los anuncios!!!, pero si es lo más divertido!!!, que no?, venga ya! cortos, imaginativos, buena fotografía, frases geniales que todos repetimos, porque te vas en los anuncios?, joooo, yo no entiendo a los humanos, miles de besossssssssssssss

balamgo dijo...

Siempre en tus recomendaciones aciertas, esperemos que ahora también.
Simpático y divertido relato.
Un abrazo.

José Vte. dijo...

jeje, cuando uno pone el encefalograma plano es capaz de chuparse ese "programa" y cuanta basura echen por la tele.
Yo reconozco que veo poca televisión, alguna serie y alguna película, generalmente bajada de internet y las noticias y algunas tertulias de mediodía, poco más.
Me apunto a ese canal y un peta, jeje.

Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Lo que no me creo es lo del encefalograma plano, no te veo en esa disposición, jaja.
Besos, esperemos que algún día la TV vuelva a ser interesante.

Toni dijo...

Jajaja, que cantidad de buenas recomendaciones en tan breve espacio. Los platos en el fregadero, el programa de la tele, la película de Orson Welles...

Gracias!! Voy a ver si consigo echarle un ojo a la peli.
Saludos!

Alfredo dijo...

Que quieres que te diga, soy forofo de los telediarios, será porque me trae a maltraer lo de la prima Riesgo. Y también del Madri, que no me pierdo uno. Y las pelis de vaqueros con el Clin Easvood, todas ellas estrenos de primera...
Salu2.

ana dijo...

a veces el mejor programa es ninguno, porque la telebasura invade nuestras casas y nuestros sesos, mejor no dejarse avasallar.

BESICOS.

rodolfo dijo...

evidentemente los publicistas lo tienen crudo. Que un anuncio capte nuestra atención en los primeros segundos debe ser su gancho, independientemente del producto que pretenda vender. Pero ya no es cuestión de un anuncio, es un bombardeo ...en solitario, por que como dices, es el momento de moivilizarse todo el mundo y en los que hay el mayor consumo de agua de una ciudad en tan poco espacio de tiempo: cisternas y vasos

Natàlia Tàrraco dijo...

Digo, e insisto, esa o, eso, no soy yo del todo, ni en solitario ni en múltiple. No me declaro forofa de nada, me declaro vidente con ojos que seleccionan, y ven muchas, muchísimas cosas bellas y feas, e inquietantes, creativas (incluidos anuncios, que se las traen en 2 min. decir o emitir tanto mensaje comprimido y encima creativo o se te come la competición, la selva, !ave! publicistas, currantes como cualquiera, que puede en estos tiempos, que tengo título, ejem...de publicidad, conque, me va)
Vaya vaya, aquí hay tele y que dure y que la vea con estos ojos quemados y atentos. Besooooo y gracias por los comentarios, siempre únicos e intransferibles.

rosa_desastre dijo...

Niña, en mi casa solo hay un baño y nos vemos negros en los seis minutos para entrar todos jajajaja
En fin, que debo ser muy rarita, veo poquiiiiisima TV y me ha encantado ver tu recomendacion. Hare un sacrificio, mañana lo veo. Tiene buena pinta mmmm no se, podria ser una marabunta?
Besos

Marta C. dijo...

Hola, Natalí, veo que llego algo retrasadilla.
Antiguamente (uf! qué horrible palabro, sobre todo hablando de mi vida) si te quedabas dormido delante de la tele eso era exactamente lo que veías cuando conseguías reanimarte.
Mis hijos cuando eran aún lindas criaturitas (cómo estoy de melancólica) a esa imagen le llamaban las "carreres de formigues" (carreras de hormigas). ¡Qué imaginación la de los niños. Besitos.

Montserrat Sala dijo...

Hola Natalia Tàrrago. me ha gustado mucho tu blog, y tu texto sobre la tele. He echado un vistazo por tu perfil, y veo que por lo menos los fines de semana dormimos a muy poca distancia!!! (jajaja) el mundo es un pañuelo, bién es verdad. Saludos muy cordiales y amistosos.

Sindel dijo...

Jajaja Ay Natalia como me hiciste reir, cuánta razón tenés, para ver lo que hay mejor quedarse con eso o con la señal de ajuste.
No veo tele casi nunca, así que me adhiero a tu recomendación.
Un besote.

Sani Girona Roig dijo...

Saludos Natàlia,
Ya ves que yo sí pongo en acento, como es debido ;-9
Sí, buena idea esa de ponerse el refrito pardo con sonido y todo para quedarse dormido como un tronco o para dormirse en caso de insomnio persistente.

Eso tiene los días contados... En un año o dos todos los televisores llevará incorporados el acceso a Internet y será el mundo de las tableta contra el de ordenasores-televisores panorámicos...

Habrá que prepararse para esa nueva adicción a la que le van a salir novios de todo tipo...

Para que nadie se salte impunemente la publicidad van a aumentar las tarifas de conexión para que las marcas puedan hacer descuentos a cambio de firmar que estás dispuest@ a tragarte 6 minutos de anuncios antes de poder volver a escribir en tu blog :-9

Así que los 6 minutos de terror publicitario no nos los va a quitar nadie...















Ío dijo...

jejejejje, ay, Natàlia, que me he reído al leerte, me ha encantado de pe a pa¡ (no veo apenas la tele, pero echaré un vistazo a ese canal, tiene buena pinta, me gusta el azul, ;)
Otro beso para ti

Ío



(y me alegro un montón de que te animaras a participar, y todavía más de que te hayan seleccionado; no sé si lo subirás aquí, si no, pues lo mismo compro el libro cuando salga a la venta :))))))).
Muchas muchas felicidades, Natàlia¡¡¡¡)

Teresa Oteo dijo...

Durante la tarde en mi tele solo se ven dibujos y por la noche, en la de la habitación suelo dormir alguna serie que tengo que retomar al día siguiente porque no me he enterado de ná, esa es , resumiendo, mi relación con la tele.
Muchos besos!

Lupe dijo...

Hola, Natália.

Me ha encantado la forma que nos "enseñas" para ¿ver? la tv. Sobre todo eso de lanzarse en plancha en el sufrido sofá...

La verdad, es que más de un programa nos deja abulicos perdidos. Y no digamos de algunos tertulianos, comentaristas, colaboradores y demás títulos que se precien.

Como siempre, es un placer leerte.

Dos abrazotes.

Lupe

Alfredo dijo...

Todos esos dispositivos tienen un botón magnífico que es el del apagado, un gesto que a lo mejor, esto ya depende de cada uno, habría que emplear más a menudo para dedicar nuestra atención a otros menesteres.

Un abrazo!!

PEPE CAHIERS dijo...

Y pensar que en mis tiempos de infancia había un canal y no existía el mando a distancia...

ANTIQVA dijo...

Ver anuncios es algo muy inspirador... Lo que pasa es que no les prestamos atencion...

Uhm, la cantidad de cuentos que podriamos escribir inspirandonos en los anuncios...

Pero no, en lugar de eso, preferimos dormirnos o ir al cuarto de baño...

No tenemos arreglo, amiga

Un abrazo

censurasigloXXI dijo...

Como una amiga mía que se quedaba flipada viendo la carta de ajuste... daba hasta miedo verla. ¿Sería uno de los primeros experimentos americanos para hacer más lerdos a los españoles?

Besito, templà, t'estime.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, se parece a los vídeos conceptuales de un artista amigo mío. Sigue descansando en el sofá, querida mía, que la cultura no hace daño a nadie. Besotes.