2 de octubre de 2013

El JUEVES: CAMINO

Nos propone JUAN CARLOS andar caminos que nos conducirán a senderos nacidos de nuestra imaginación juevera. Viajar estos caminos será un placer compartido, un viajar en todos los sentidos. !Salve!, nos encontramos en ese caminar o soñar, escribir. Buena idea la tuya, amigo, como no podía ser de otra manera. 
Otros caminos:
La duna cambia el perfil de su afilada cresta, mañana se habrá desplazado. El polvillo que levanta, me queda en las babuchas y en el índigo turbante. Es de noche cuando se enciende el camino Vía Láctea. De día duermo pegado al vientre de mi camello, a la sombra de la duna, paciencia y té con piñones.

No hay otro camino en la mar que no sea la estela de mi barco y luego, azul, o gris, olas, nada. Del cuento de Odiseo, otro marinero, aprendí el viaje a muchos puertos. El canto de las sirenas que grita !Ítaca! no lo escucho, navego.

La luz taladra las hojas y me ciega. Abro tajos en lianas, en líquenes, en raíces como mi brazo, en el verde que gotea, impenetrable. Sigo el camino que rumorea el caudal y el canto de los tucanes, el de las carnívoras hormigas comestibles.

Me engañó, en aquel laberinto no estaba el Ogro. Siguiendo el hilo que ella me dio, rehíce el camino y le dije: -¿Por qué mientes, Ariadna? He conocido a un hombre de nombre Mino, nacido tauro, melancólico y solitario, desesperado, yo mismo, pues no me llamo Teseo.

Encrucijada:
Hay que escoger llegando a la encrucijada, en ella existe un camino de obra, opus, capaz de ofuscarte, mezquino, poderoso, no lo tomo. Otro de losas amarillas, ya lo he visitado cuando era Dory, recuerdo la ciudad esmeralda. El tercero francés de Santiago, lo llevo en la mirada. Queda el último entre cipreses con mensaje, no podré evitarlo, mientras...
Tenía razón el poeta, sobre las huellas de antaño no andaré, no hay camino, se hace al andar.  

"Caminito que el tiempo ha borrado, que juntos un día nos viste pasar, he venido por última vez, he venido a contarte…"

30 comentarios:

emejota dijo...

Un camino vital magníficamente narrado, muy en tu estilo ingenioso y personal. Besos.

rodolfo dijo...

eterna viajera que como Eurídice siembras de flores tus entradas

LAO Paunero dijo...

Vos si que nos has hecho viajar caminando por tu imaginación con una gran canción como culminación y muy oportuna como Gardel siempre lo es. ¡Saludos Natália!

Spaghetti dijo...

Son muchos los caminos y ninguno tiene un final, se mezclan en el dédalo de la vida, se cruzan y se trazan paralelos... por eso el viajar por los caminos es tan apasionante como vivir.
un bsazo.

Sindel dijo...

Maravilloso encuadre del camino, nos invitas a leer y releer tu texto para no dejar ni una palabra sin degustar.
Gracias por compartir ese tangazo maravilloso en el cierre.
Un beso enorme.

Montserrat Sala dijo...

Caminar entre las dunas del desierto,debe de ser muy difícil y penoso. Mejor andar por un sedero junto con los demás caminantes acompañados y juntos les serà mas ligera la travesia de la vida tan laga y dura, a veces.

que disfrutes del fin de semana que ya mañana asoma la cabecita.

Tracy dijo...

Un bello mosaico de caminos anye cada uno de nosotros y todos desembocan en el camino final.

Pepe dijo...

Diversos caminos a recorrer, con referencias como la via lactea que nos marcan la senda a seguir. Ya sabes, Natalia, que Itaca como dice Kavafis, poco o nada nos ofrece y que lo importante es que el camino sea largo y cargado de experiencias, pues esa es toda la riqueza que al final tendremos.
Genial, como siempre.
Un fuerte abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El camino es eso: sendero abierto.

Valaf dijo...

Y bueno, me acercas a la mitología, tan querida para mi, siempre que te leo. Y me quedo con el hilo de Ariadna, quizá porque somos memoria y, como decía Aristocles, el de las anchas espaldas, conocer es recordar...

Un beso

Lucia M.Escribano dijo...

En cada trozo de texto cargado de historia, nos has regalado un camino para disfrutar.
Al final acabamos donde a cada quien le toca...Eso no es lo importante. Lo importante es llegar en calma y sonriendo, y si podemos con el hermoso tango de Gardel de fondo....¡ Pura magia!
Besos guapa amiga.

Juan Carlos dijo...

Encuentro, en síntesis, un espíritu de seguir un camino propio, no uno de los marcados y menos el trazado por el hilo.
Me gusta mucho ese mensaje.
Besos.

Clara dijo...

Hoy me has puesto deberes muy dífíciles. Declaro abiertamente mi incultura en caminos mitológicos. Pero lo que si sé es que el mejor camino es aquel por el que uno se decide en cada momento, a veces abriéndose paso con el machete y otras caminando a sus anchas.
Algún día aprenderé
Besitos Nat

Sarah- Writter dijo...

Precioso Nathalia, he olido el mar, he visto el oleaje y el amor latiendo en cada palabra. Se siente tantas cosas...

Escribes deliciosamente bien. Sigue así. Un placer descubrirte.

Maria Jose Moreno dijo...

Me encantó volver a leerte, perderme por las curvas de tus palabras, en ese maravillosos acontecer por el que transitamos de tu mano. felicidades querida amiga. Un beso

G a b y* dijo...

Tantos caminos para andar y recrearnos, caminos que son prestados pero que se vivencian de todos modos. Pero adelante... está el propio, el que solo corresponde a nuestros pies.
Como siempre Natalia, nos deleitas con la excelencia de tus letras, y ese conocimiento que tienes, de tantos lugares, tantas historias y caminos por los que bien sabes conducirnos.
Besos! Lindo jueves!
Gaby*

miquel zueras dijo...

Has expresado muy bien las metáforas que conlleva el camino. Allí en La Boca escuché esa canción en una tanguería (asado amenizado con música de tangos) Ahora estoy ocupado con la portada de otro camino: el "In the Road" de Kerouac, a ver que tal me sale.
Me encanta ese dibujo de la cabecera. John Tenniel fue el mejor dibujante que tuvo Alicia.
Saludos. Borgo.

Matices dijo...

El camino de la vida siempre con un principio y un fin... hay que vivirlo siempre y a poder ser disfrutándolo en su entorno y sus aconteceres, como nos muestras en tus letras.

Besos!!

Matices dijo...

El camino de la vida siempre con un principio y un fin... hay que vivirlo siempre y a poder ser disfrutándolo en su entorno y sus aconteceres, como nos muestras en tus letras.

Besos!!

rosa_desastre dijo...

Hoy estoy contemplando un lienzo, tus letras de primarios colores nos derivan a tonos nuevos, a trazos seguros y sin querer, abrochando las sandalias de la imaginación me pongo en marcha...
Un abrazo

Mar dijo...

Me han gustado tus caminos, el que más, el del desierto. Me recordó aquel libro de Vazquez Figueroa, Tuareg que leí hace ya unos años.

Bss.

Alfredo dijo...

Caminos sobre nubes de algodón y entre bosques de areniscas. Uno al lado del los otros... se hace camino al andar.
Texto para disfrutar, me paro, bebo en la fuente y sigo leyendo.
Besos

Charo dijo...

Natalia, me pasa con alguno de vosotros que escribís tan bien que me cuesta mucho comentaros. Te leí en la primera vuelta pero no comenté, ahora he vuelto a leer tu relato otro par de veces y cada vez le encuentro algún detalle que me fascina, pero también sé que hay muchos que se me escapan. Me ha encantado.
Un beso

Leonor dijo...

Hay tantos caminos como caminantes, cada cual va marcando el suyo.

Tus letras son siempre admirables.

Besos.

Toni dijo...

Una viajera como tú no podía conformarse con un solo caminito. Estoy agotado :p Jajajaj
Noooo, ha sido un placer andar contigo.

Besos!

Isabel Barceló Chico dijo...

De todos esos viajeros y caminos, me quedo con el del hombre que no se llamaba Teseo. Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

casss dijo...

Hasta las arenas viajan...
Caminante de letras, como siempre magistrales y "enredadoras" que nos atrapan y nos mecen.

Caminito.... qué tango!!! Este fin de semana, como siempre en setiembre se conmemora por aquí, el día del patrimonio, el tema de este es el tango, así que estando en tema... un corte una quebrada y ya nos volvemos a ver!!!

besos

Alfredo dijo...

Las huellas que va dejando nuestro caminar por la vida sólo pueden volver a transitarse con el equipaje del recuerdo.

Buena semana!

Susana Peiro dijo...

¡Qué precioso ha quedado el header, Natàli! ¡Adorable ilustración!
Me voy con Vos por este camino que has elegido y no, tampoco escucho el canto de las sirenas, he tapado mis orejas y estoy bien atada al mástil.
¡Caminito! La Boca, otro Buenos Aires y el mismo. ¿Será que alguna vez pasearemos juntas por allí, Querida Amiga? ¿Me permitirás ser tu guía? Ojalá que sí, tenemos tanto para charlar, tanta diosa para invocar!
Hoy me voy con la ilusión, enorme, de juntar nuestros caminos y hacer un alto en nombre de la buena amistad y la letra compartida. Que así sea. Mi abrazo largo y con todo cariño!

censurasigloXXI dijo...

Así decía Gardel, amiga. Se borraban los caminos pasados y se andaba hacia los nuevos, decía el poeta...

Muy chulo. Gràcies, templà.