22 de marzo de 2012

Los jueves relato- DEJÀ VU

Me parece que este paso lo conozco, me suena esta huella. Coloco el pie descalzo encima  y concuerda, dejà vu.

Este sueño lo soñé el otro día o el mes pasado,
mismo vuelo rasante y las puntas de las alas rozan la espuma,
una espuma y un verde marino exactos, dejà vu.

Conozco la columna corintia recortada en lo alto y solitaria. Columna estriada en esta acrópolis nunca vista, pero yo la vi y la viajaré de nuevo, dejà vu.

La hoja roja que se desgaja y danza a la brisa antes de morir,
la muerte amarilla que baila delgada, dejà vu.
Gusto y regusto a perejil fresco llovido en una ensalada, paladar picante y en mi paladar la memoria del restaurante donde jamás entré, ni lo caté, ni bebí, dejà vu.
Letra sobre blanco, más letras y una palabra, un intento de
de expresar con idéntico abecedario, tecleo; D E J À  V U.

Algo huele a podrido en las dinamarcas, algo me acuchilla el oído, algo es grito en el tacto y tengo la vista cansada de tanto dejà vu.
Y a la sombra atada a mis talones, otra sombra se funde, siendo dos y distintas son una única sombra que se abraza, traza gestos, besos, enamorada sombra compañera, amado dejà vu.

Foto que tomé en Barcelona a una obra de Igor Mitoraj.
Dejà vu, ¿dónde? en la casa de Carme mezcladora de arte: http://carmenandujarzorrilla.blogspot.com/

41 comentarios:

Susurros de Tinta dijo...

Poético relato nos traes mi Diosa gatuna, como amo los versos, he ido separando las frases, hazlo y verás que precioso poema sale, creo que nuestra amiga primavera te ha inspirado, entrar en tu casa y encontrarte es un dejà vu de cariño, pero nunca en el contenido, que siempre me sorprende esa capacidad tuya de adaptarte y reinventarte, eso sí, el halo de mi Diosa simrpe lo impregna todo en este luegar, dejá vu!, miles de besosssssss

MAR SOLANA dijo...

Hola, romanita :)

Hacía mucho que no me tomaba un cafelito contigo, ha sido un verdadero placer paladearlo a la sombra de estos 'dejà vu tan poéticos y cercanos... Oye... ¿no nos habíamos imaginado ya café?? :D

Un abra-besa-zo muy, muy fuerte.

MAR SOLANA dijo...

Upsss, falta un "este" entre ya y café, galleguiña... las prisas

Any dijo...

Algo huele a podrido en Dinamarca (o en Catamarca para hacerlo mas autóctono jajaja) que déjà vu conocido! se repite y se repite y se repite ... es como una letanía.
Por aqui las hojas están a punto de danzar justamente, repitiendo el ritual de bienvenida al otoño, déjà vu.
Besos dejavucescos
=D

enletrasarte(Omar) dijo...

me resultó interesante
saludos

Myriam dijo...

No sé que me gusta más, si el texto o las fotos que escogiste para ilustrarlo.

¿Nieva hoy en Andorra?

jajaja, pues vente para aquí si quieres primavera, y de paso nos vemos.

Besos y mucho ánimo, ya llegará

Carmen Andújar dijo...

Tienes razón, amiga, hay muchas cosas que nos traen recuerdos de momentos vividos o que nos recuerdan a algo o que se yo, que hemos vivido, o sea, un dejà vu. Aquí y allá estamos rodeadas de esos dejà vu, que quizás sólo quizás nos recuerden a vidas que nos quedan por vivir.
Muy bonito tu Dejà vu

Juan Carlos dijo...

Déjà vu en clave poético, muchos de los que citas con base en la imaginación me parece. Me han gustado, son déjà vu, slvo el penúltimo, muy agradables.
Besos con mascarilla, que esta primavera infernal me ha dado de lleno y no quiero contagiar.

Neogeminis dijo...

Lo "grave" de tener semejante desfile de dèjá vues no es la intensidad con la que se paladean, sino el hecho de no encontrar huellas que acrediten nuestros anteriores acercamientos. Sería bueno que al recorrer la playa por la que sentimos haber caminado -aunque nos aseguren que nunca estuvimos allí- encontráramos esas huellas que cuentas "concuerdan" con tus propios pies. Serían pruebas irrefutables de que no estamos locos!


un abrazo.

p.d
muy poético lo tuyo =)

San dijo...

Un recuerdo tras otro, unas sensaciones vividas o soñadas, dibujadas o esperadas ¿quien sabe? desde luego poético y hermosísimo si que es.
Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

Delicioso recuento de todos los dejà vu que incluso no han sido vistos nunca. ¿Se hacen vacías las palabras o las expresiones como ésta? ¿O es que soñar y ver son la misma cosa y lo visto en sueños es tan intenso que, al verlo en la realidad, lo reconocemos? Ese es un mundo raro, casi onírico. Como que me suena haber escrito ya estas palabras.
Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

Verónica Marsá dijo...

Pues sí, buenas historias habéis vivido tu sombra y tú... deja vu que se vive cuando una de las dos siente la experiencia antes?
Imagina que tu sombra se pasea anteriormente por otros lugares y sientes en tu cerebro las impresiones después!!!! UF!!!

Besito, templà!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

en el fondo, más que vivir, revivimos...
Excelente.

Atalanta dijo...

Pero en que momento vivimos en la realidad? y cuando es el déjà vu?

Yo tengo un dèjá vu en mi vida, hace ya bastantes años que me paso, entonces no sabia que se llamaba así, ni que eso esta estudiado. Algún día te lo contare.

Tu relato lo he sentido y la foto me ha impresionado.

Pá un 10 amiga.



Besos...besos...besos?

rosa_desastre dijo...

Hoy te has derramado (sin querer, queriendo) con poesía pura, amiga. Me encanta esa parte: "La hoja roja que se desgaja y danza a la brisa antes de morir,
la muerte amarilla que baila delgada, dejà vu."
Mil besos. ¿te los habia dado antes? uffffff

gustavo dijo...

lo sabía y lo requetesabía...al final sabía que los compañeros resolvrían este jueves con gracilidad y con...pero yo, erre que erre, era y he sido incapaz...y con, decía, poeticidad...no me borres esta palabra, natalí...así que me temo, dulce natalí, que quizá sólo me resta que decirte aquello de chapeauu y las dos orejas y medio rabo pa la niña...
estoy, en cierta manera, envidioso de ti y de los compañeros leidos hasta ahora...joderse, elevo mi protesta a las cumbres nevadas de andorra...
medio beso, natalí la dulce.

Maat dijo...

Siempre es un placer leerte, Natalí.
Me ahn encantado todos esos Dejà Vu que casi recitas...

Creo que hoy lloverá perejil fresco en mi ensalada.Jejeje

Un abrazo.

Maat

Alfredo dijo...

Sensación extraña esa de lo ya vivido, de recuerdo evanescente que se nos escapa, que creíamos olvidado pero que estaba ahí, esperando la primavera que lo volviera a traer a la vida.

De momento sin noticias nuevas.

Besos!!

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

Me ha encantado, Natali, desde ese vuelo rasante, ese roce de las alas en esa espuma, ese verde marino, esa columna corintia, y esa hoja que baila...

Muy bonita

Un abrazo

Juji dijo...

Carai, cuando te pones, te pones. Que delicia, Natàlia. Te ha quedado intenso, ¿con gusto de perejil fresco llovido en una ensalada?
Un fuerte abrazote.

Manuel dijo...

Entrada llena deimagenes evocadoras. Dejá Vu continuos que pueden conformar un estilo de vida. Al final la sombra es la que verdaderamente vive el deja vu continuo.
un beso

Medea dijo...

No sé con que dejá vu quedarme, quizás con la sombra atada a los talones para formar una sola enamorada y compañera. Me quedo con el de esos almendros floridos que nos traen las primaveras y con tus versos de otoño y dejá vu de hojas muertas. Me quedo con el hechizo en el dejá vu del buen sabor que me dejan siempre tus escritos. Un beso grande, entero, sincero y amigo.

Pepe dijo...

Creo que este poético escrito sobre el dèjá vu ya lo he leido antes. ¿Dèjá vu?, no Pepe, no, es que lo has leido antes. Hasta tres veces lo he leido de tanto como me ha gustado. Pleno de sensaciones de esas que se quedan en el alma y que nos apetece recrear una y otra vez para vivirlas, aunque sólo sea en nuestro pensamiento.
Un abrazo.

Natalia - juegos de Barbie dijo...

Hermoso texto, hermosas fotografías...muy buen blog.

El Alma de Venus dijo...

Natalia,la foto es bella de veras, tus déjá vu,bellas palabras hechas poemas,mientras los leia, hasta senti una imaginaria musica de fondo, que ayudo a tu sombra a bailar feliz , mientras vivia pegada a ti.
Me gusto mucho,perdona mi tardanza, pero no he podido entrar hasta hoy, besos guapa...Lucia.

javier dijo...

has hecho un bello poema, con un tema espinoso y difícil, solo en un alma tan grande cabe tanta sensibilidad.
PD yo tengo una foto dentro de ese mismo gigantesco bronce. En una exposición que se hizo al aire libre en mi ciudad

G a b y* dijo...

Qué bonito escrito! Me ha encantado, un reencuentro con tantas instancias vividas. A cada paso, a cada sorbo, tras una mirada, "algo" parece retrotraernos en el tiempo para brindarnos esa extraña sensación...de déja vu. Expresado der manera muy poética por otra parte.
Un gusto leerte, conocerte y gracias por el recibimiento a esta iniciativa! Cada jueves los leo, ahora, trataré de participar.
Un beso al vuelo:
Gaby*

Carol dijo...

Precioso relato que deja un sabor delicioso al leerlo detenidamente, un deleite.

Hacer un poema con todos esos dèjá vu, puro arte.

Un abrazo Natalia.

Maria Liberona dijo...

y es que a veces nos quedamos atrapado en nuestros propios sentidos que ... aveces han sido tan intensos que... los volvemos una y otra ves a vivir y recrear

CAS dijo...

Si algún día visito "tus" lugares, seguro viviré un dejá vu, porque contigo y tus excelentes descripciones (hoy más poéticas que nunca) los he conocido por primera vez.

Salve, tú y tu sombra.
Besos!!!

El Desván de la Memoria dijo...

Hola, Natalia:
Muchas gracias por enlazar en tu blog los libros de María José Moreno.
Un abrazo,
Ramón Alcaraz

Encarni dijo...

Una excelente prosa poética para este jueves, me han gustado mucho las metáforas sobre todos esos dèjá vu. Genial.

Un abrazo.

Sindel dijo...

Un relato pleno de sensaciones maravillosas, un deja vu que trae otro y otro... Y así se va viviendo ese momento.
Cual será la realidad de todos esos despliegues de imágenes repetidas? No importa porque todas son bellas.
Un abrazo enorme.

Loquita Diplomada dijo...

Hola Natalia, gracias por tus palabras en mi blog. Me gustó mucho tu escrito, es como si la vida a cada paso nos estuviera trayendo a la mente momentos pasados. Un eterno deja vú.
Te dejo un beso y espero reencontrarnos en otro jueves de relatos.
Jime

alfredo dijo...

Vi esa imagen de Mitoraj, en Torre del Lago... o quizás no, tal vez lo soñé.

Deliciosos platillos de autor con nombres de Ensueño. Sombras de sombras que salen brillando de tu excelsa pluma.

Ahora que recuerdo... la imagen la vi.

Besos

Gastón Avale dijo...

un relato solmene y poético amiga... sin dudas tu ofrenda es muy buena para este jueves en mi domingo... me disculpo por no poder llegar antes a leer... pero mejor tarde que nunca. un beso :D

maria jose moreno dijo...

Creo que he tenido algún deja vu parecido, sobre todo por la belleza de lo que representa, a mis sentidos. Adoro esta frase de: gusto y registo a perejil florido llovido en la ensalada. Eres mi idola.
Me encanta, diosa
Besos

Primavera dijo...

Poetico deja vu no se podia imaginar de otra forma tu relato y tu forma tan especial de contarlo
como siempre me dejes sorprendida..
Feliz domingo

José Vte. dijo...

Una forma bonita y poética de recordar cuantas veces parece que tenemos la misma visión de hechos parecidos en momentos diferentes.
Te ha quedado genial.

Un abrazo

David C. dijo...

Ayer soñe que había lluvia y llegaba a un lugar aparentemente nuevo pero dentro habían personas de mis ex-trabajos. Que extraño.
Saludos
David
Pd: He escrito un cuento en el blog, cuando puedas me visitas.

Anónimo dijo...

Molt interessant, Natàlia.
Quantes i quantes vegades m'ha passat a mi, passar per algún lloc que conec perfectament i no hi he estat mai, inclús m'he trobat de dir: tal cosa està allà!
Dejà vu, si senyora!
Quines fotos més maques.
Una abraçada
Mariaisabel