12 de enero de 2012

Jueves relato: Profecías del fin del mundo.

Empezaba a hacer calor en el porche, a inicios de abril la primavera se parecía al verano, los almendros mostraban las hojas tiernas y las verdes espigas se balanceaban palmo y medio por encima del suelo, chillaban las golondrinas nacidas antes de tiempo.
__¿Por dónde vas Arnau?-al hacer la pregunta la chica se rascaba la rubia melena con la punta del lapicero conectado a la tableta gráfica, tenía acné, padecía aburrimiento y necesitaba repintarse las uñas de los pies con urgencia.
__Hace 65 millones de años, el the-end de los dinosaurios- el muchacho miraba al portátil fíjamente, como obnubilado.
Se reía el otro chico, Jonatán, morenito, de piel oscura, era la estrella del waterpolo en el equipo del IES Ítaca de Sanaüja.
__Arnau, no hace falta ir tan atrás para lo del fin del mundo, a este paso nos crecen dientes de Tiranosaurio !Es para mañana el coñazo de trabajito!
Incómodo por la intervención del odiado guaperas, Arnau pulsó más teclas y se hizo la luz sobrenatural de la Wiki.
__Tenemos Sodoma y Gomorra, azufre y fuego para los cachondos lujuriosos. Antes el Diluvio Universal, lo tocan los sumerios, hasta los sudacas (miró de reojo a Jonatán) antiguos. Todos los bichos a topes en el Arca y el barquito columpiándose sobre la cima del Ararat, luego Noé borracho perdido, en pelotas...
__Déjate de fines del mundo bíblicos. Ni hablar de mesopotámicos ni de hindús visionarios del año de la picor como diría mi madre. Avanza el reloj del apocalíptico Armagedón-apostilló la niña mirando al atlético piscinero.
__Vale. Oyes tía sabionda, eso del Armagedón me suena al juego "Assasin’s" de las Cruzadas, mola un ciento. También me suena al "Señor de los Anillos"-a Arnau se le iban las manos hacia el móvil, porque dejó pendiente el último nivel del "Prince of Persia" y estaba ansioso por rematarlo.
__Nos queda Nostradamus, muy resultón, o los Mayas del 21 de diciembre próximo, unos cenizos aquellos tíos-añadía el nadador y la rubia le sonrió dibujando hoyuelos en sus mejillas.
__No te lo tomes...literal, se dice, o sea, a rajatabla, porque los Mayas en su calendario profetizaron un cambio de etapa para la humanidad, no el fin del cotarro a lo bestia-la chica se colocó las gafas de sol montura blanca con un gesto de fingido enojo.
__Hay profecías para todos los gustos. Me huelo que nos queda muy lejos el  fin del mundo, lo menos doscientos millones de años o más, cuando se enfríe el sol o explote y nos bombardeen cometas, asteroides, puede suceder por un cambio de los polos magnéticos, o por méritos propios al cargarnos el puto planeta, lo explicó el profe de Ciencias de la Tierra, para entonces estaremos más muertos que mi abuela, me importa un...-Jonatán iba a decir cojón, pero dijo:-huevo- Los tres se echaron a reír.

Las voces juveniles llegaban con un deje chillón al padre de Arnau, entre tanto regaba el césped. Otros eran sus pesares; meditaba que el gasto en agua para saciar aquella tierra no merecía la factura desorbitada que costaba. Miró al jardín del vecino por encima de la valla hecha con cipreses podados. No veía hierba, por todas partes gravilla y una alfombra verde artificial rodeando la piscina. Esa era la solución, una bonita piscina para refrescarse, agua en circuito cerrado y motor para depurar. Los reflejos del sol en el líquido turquesa lo atraían sin remisión. Si Capdevila, tan estirado, consultor de bolsa, chapoteaba en la pileta propia, él no sería menos, la suya con trampolín. !Resuelto! mañana sin falta le harían el presupuesto, ajustado al mínimo por la crisis.

Primero un bramido aterrador, luego una sacudida. Inmediatamente todo se desplazó, sepultando, exterminado, era el fin, el cataclismo absoluto, reinaron las tinieblas, el llanto y el crujir de dientes.
La piscina quedó perfecta en forma de riñón. Aquel agujero en medio del jardín supuso el fin del mundo para los topos, el hormiguero, el olivo, los dientes de león, el romero, la albahaca, las lagartijas, los gusanos, los caracoles, los escarabajos...sin embargo cuando falló la depuradora y no la repararon por el coste, el agua estancada fue el paraíso de las algas, de los mosquitos y sus depredadores, los pájaros.
______________________
Profecías, augurios y demás, en casa de la dulce San: http://galisan33.blogspot.com/2012/01/comienzan-los-relatos.html

29 comentarios:

Leonor Montañés Beltrán dijo...

¡Qué sana envidia me da leerte! Has narrado una escena de lo más cotidiana y actual perfectamente relacionada con el tema. Te admiro. Un beso.

PACO HIDALGO dijo...

Prosa exquisita sobre las profecias que nos anuncian el fin de la existencia en el lenguaje coloquial y muy actual de los adolescentes de la ESO. No has dejado ninguna fuera del saco, y es que todas las culturas y civilizaciones profetizan lo mismo. Buena, muy buena la metáfora de la piscina, que bueno para algas, mosquitos y demás bichitos que no pongan la depuradora. Un abrazo, Natali.

gustavo dijo...

creo que me conoces haciendo comentarios, dulce natalí...podría muy bien haber dejado como comentario aquello de y chapeauuu¡¡ encerrando en esa palabra afrancesada todo lo que no te digo y que en ella estaría contenido...pero, no. y así puedo decirte que el dominio del diálogo..olé. y también puedo decirte quela partición en dos del texto, olé. ¿por qué? pues porque el diálogo está vivo, da viveza, se lo cree uno, es de la calle..y para aderezarlo como dios manda, sus correspondientes descripciones que nos ponen más el el lugar espacial y anímico y nos permiten conocer más d elos personajes...
también por que, y ya me refiero a la división del texto, al hacer esa partición del texto,claramente se contraponen dos mundos, el de los jóvenes que juegan al virtualismo y el del mayor o mayores que juegan, por que también juegan, a ver quién más tiene y mejor...
ah, por supuesto que el giro final se puede clasificar de la hostia...pues al fin y al acbo, y "obedeciendo" las directrices del tema de esta semana, hay por fin una catásrofe como dios manda. claro está, que esa catástrofe acaece sobre los más débiles...ah, muy bien por haberse tomado esos débiles, bueno, en este caso otros...la venganza...
formalmente de puta madre construido y de fondo...ni te digo..
medio beos, dulce natalí.

Verónica Marsá dijo...

¿Y el topo había consultado el calendario lagartijo?
Mira que la gusana se lo había advertido, vamos a hacernos un bunker que se acerca el día, pero claro, la guapa mariposona revoloteando le tenía encandilado y haragán...

Luego que no se queje, se lo dije.

Besito.

Balamgo dijo...

Excelente relato.Me alegra mucho que el año nuevo-que aunque no promete muchas alegrías-te haya dejado intacta la imaginación intacta y desbordante. :)
Abrazos y un buen año Natalí.

Neogeminis dijo...

jejjeej hasta los fines de mundos son relativos en esta realidad nuestra tan voluble, variada y caprichosa. También yo apuesto a que de ser cierto, el fin no será total, sino más bien, un nuevo principio.

Un abrazo!

Cecy dijo...

Comparto la idea de que todo fin lleva oculto a develar un nuevo principio, como este brillante texto, tan actual y que camina por la realidad.
Desde los datos a revisar, pasaremos si nos permiten verlo a un nuevo estadio.

Un abrazo!

Jose Vte. dijo...

Muy bueno, es verdad que siempre nos planteamos nuestro fin del mundo, pero hay otros fines del mundo a los que contribuimos con nuestras propias burradas y caprichos.
Me ha encantado la cotidianiedad.
Gracias por tu visita a mi blog. Nos seguimos leyendo.

Saludos

Myriam dijo...

Tantos mundos tantos fines. me gusta que nos hagas pensas en las hormigas, en los dinosaurios y en la barcarola de Noe.


Un beso y que este 2012, a pesar de tantos fines y crisiste traiga mucha alegría, salud y afecto-

Carmen Andújar dijo...

Desde luego a esos chavales poco les importaba el fin del mundo, como dicen ellos, estarán todos en el hoyo. Y la verdad es que para esos pobres animalitos que vivían donde se colocó la piscina fue un verdadero fin del mundo,
Una conversación muy instructiva de esos adolescentes, que normalmente si te digo la verdad, no suele darse.
Un beso

San dijo...

Me recordaste conversación del de catorce años con su grupo de compañeros intentando hacer un trabajo, aquí en el piso de arriba que más de una vez hubo de recordar que venian a hacer una maqueta con un volcan jejeje, el ordenador a todo gas, el movil.. en fin un contrapunto a ese final del mundo pero final ¿solo para algunos?. Genial.
Abrazos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cada día es un fin del mundo...

Medea dijo...

¡¡¡¡Natali de mi alma!!!¡¡Mi diosa amiga!!! las Meigas confabulan contra mi para no dejarme comentarte, lo he intentado tres veces desde las tres de la tarde, después de comentar el relato de Vero con normalidad, y tu blog o no me corre, o me da fallo del sistema, o me dice que la pagina no se encuentra ¡¡¡¡Ahhhhhh!!¡¡Esto si es el final!! ¿¿Permanecerán vivos nuestros blog después del final??¿¿será el final de la era de la informática y volveremos a escribir con tinta??
(Mi Manolo se esmera en arreglar mis problemas informáticos y me presta generosamente su portátil para comentarte)
En tu relato de este jueves en el cual no pensabas participar,(que bien que nunca te tomo en serio) llego el final, el final de la vegetación y los animalillos que se nutren de ella, y vuelve a surgir de las aguas la vida de ese jardín, de esos bichitos que flotan y nadan en el agua verde de la piscina, un final para dar lugar a un comienzo, cada cual y su fin del mundo particular. “a cada cerdo le llega su san Martin” las comparaciones son odiosas, espero que no sea próximo el nuestro .Siempre desbordada de imaginación (como te envidio)
Por lo demás…yo con calma, que el PC me va a pedales. Un beso grande preciosa

Medea dijo...

¡¡¡¡Natali de mi alma!!!¡¡Mi diosa amiga!!! las Meigas confabulan contra mi para no dejarme comentarte, lo he intentado tres veces desde las tres de la tarde, después de comentar el relato de Vero con normalidad, y tu blog o no me corre, o me da fallo del sistema, o me dice que la pagina no se encuentra ¡¡¡¡Ahhhhhh!!¡¡Esto si es el final!! ¿¿Permanecerán vivos nuestros blog después del final??¿¿será el final de la era de la informática y volveremos a escribir con tinta??
(Mi Manolo se esmera en arreglar mis problemas informáticos y me presta generosamente su portátil para comentarte)
En tu relato de este jueves en el cual no pensabas participar,(que bien que nunca te tomo en serio) llego el final, el final de la vegetación y los animalillos que se nutren de ella, y vuelve a surgir de las aguas la vida de ese jardín, de esos bichitos que flotan y nadan en el agua verde de la piscina, un final para dar lugar a un comienzo, cada cual y su fin del mundo particular. “a cada cerdo le llega su san Martin” las comparaciones son odiosas, espero que no sea próximo el nuestro .Siempre desbordada de imaginación (como te envidio)
Por lo demás…yo con calma, que el PC me va a pedales. Un beso grande preciosa

Pepe dijo...

Creo que por fín te podré comentar con normalidad.
Te decía que tal vez nuestro planeta sea tan sólo un monticulo de tierra en el jardín de algún cíclope planetario y que ojalá no le dé por hacerse una piscina, pues tendremos el mismo fin que el de tu relato.
Confío en que pueda subir mi comentario y en que tú puedas leerlo. La culpa es de blogspot que nos quiere llevar al fin del mundo bloguero.
Un abrazo.

Atalanta dijo...

Cuantos finales de mundos suceden a diario. Bueno si señora y sobre todo educativo; lo siento por los pobre gusanitos, me alegro por las algas, pero lo que de verdad me gustaría ver, es la cara del vecino, si del Señor Capdevila, me imagino su socarrona sonrisita jajajaajaj!!!!

Un placer para mis ojos, son tus palabritas en fila.

Besos motorizados

Sindel dijo...

Cuántos mundos diferentes existen y cuántos se terminan de repente sin profecias Mayas.
Excelente!!!
Un abrazo

Primavera dijo...

Pues claro hay un final pero de ese final surge otra forma de vida..espero que las personas que queden sean mas respetuosas con el entorno que exista..
Besos

alfredo dijo...

Siempre, sea como sea, y por lo que conocemos el final de algo, suele coincidir con el principio de otro algo. Incluso a veces una cosa es consecuencia de la otra.

Sin embargo, no la había visto tan claro hasta leer tu relato.

Excelente redacción, próxima, de andar por casa diría yo.
Paseo brillante por las almas que dialogan a varios carrillos.

Besos

Alfredo dijo...

Para mí que todos esos agoreros del fin del mundo, de tanto anunciarlo un día van a acertar y van a sufrir la tragedia de no poder presumir de ello porque no habrá nadie, ni siquiera ellos, para escucharlos. Y los mayas ¿si en vez del mundo lo que en realidad anunciaron fue esta crisis de caballo? ¿Será que no sabemos leer e interpretar?

Como quiera que sea, me vuelvo a aquello de buscar la belleza que es la única rebeldía que merece ya la pena.

Buen finde!!!

Medea dijo...

Jajaja veo que ha llegado la normalidad a tu blog,asi que como mi comentario se repitió solo paso a darte un beso mi Diosa romana.Que cuando termine de comentar los jueves me pondré con unos capítulos que tengo pendientes.Que tengo cena esta noche y no llego a tó.Besito pero grande mi dulce y querida amiga. JAJAJA

Manuel dijo...

Pues al final los mayas tuvieron razon, Fin de un Ciclo, la hierba dejando paso al agua tratada y esta abriendo el paso a las algas, para todos hay un final mas o menos catastrófico. original viraje desde la discusion escolar al pensamiento de superacion social.
Un beso

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Esta claro que hay muchas formas de sacudir al mundo. Finales, los hay a montón. Y casi siempre no son infinitamente mortales, sino que más bien cierran el camino de unos para abrírselos a otros.

Me alegro encontrarte entre los jueveros, a ver si yo me animo algunos más.

Un beso,

CAS dijo...

Será según el tamaño, la oportunidad, o lo importante que somos, que el fin del mundo será el fin del mundo, entonces.

Clásica maestría, donaire y razones, siempre te asisten para nuestro deleite.

BESOS Y ABRAZOS MIL

Pepi dijo...

Me encanta la variedad de historias de fin del mundo que hay en los distintos blog que he podido leer, cada uno tiene su propia chispa. Me encantó tu relato. Vamos a ver si concienciamos a todos los habitantes de nuestro mundo, para que cuiden más el planeta, de hacerlo, seguro que nos dura millones de años. Besitos.

Matices dijo...

Si pienso que hay un final y tras el un principio, aunque creo que eso puede ser a la larga querer alimentar la posibilidad de que nunca se acaba, que el mundo siempre respirará...
El relato me ha gustado creo que es ingenioso y me da que los jóvenes si hablan de Armagedon, es la visión que tienen de las cosas, las "pelis" alimentan su imaginación.

Perdona el retraso, ya te había leído pero vuelvo a comentarte, llevo un retraso horrible... por una buena causa, el viernes nos reunimos las jueveras sevillanas.
Besos!!!!

Celia dijo...

Querida Natalí. No me has sorprendido porque desde el principio sabía que ibas a contar algo sorprendente.
No ha posido visitarte hasta ahora. Pero ha merecido la pena hacerlo.
Por cierto... ¿ya no pasas por Gijón para ir a Cariños?
Espero poder tomar un café con vosotros.
Un abrazo, amiguina,

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia,

Con esta descripción del barullo adolescente, de las urgencias de los temas a estudiar –Pero, ¿todavía estudian algo los de la ESO?-, con ese revoltijo de ideas de unos y otros, con tu gran capacidad para reflejar situaciones que seguramente vives a diario, nos estabas preparando para darnos una clase magistral sobre Nostradamus, o el Apocalipsis.

Estaba yo ya deseando llegar al final para comprobar cómo te imaginas el fin del mundo… y luego resulta -¡Sorpresa mayúscula!- que todo consistía en construir una piscina, y proceder con ello a la renovación de la vida, muriendo unos seres y reviviendo otros.

Me da la impresión de que tienes razón en todo: quizá somos nosotros los que nos obstinamos en que nuestro mundo sea eterno, sin darnos cuenta de que tenemos que dejar el paso a otros.

Preciosa descripción que, bajo una apariencia de cotidianeidad, refleje quizá un gran problema filosófico, apropiado para que lo haya estudiado y meditado cualquier Presocrático de Mileto.

Mi felicitación y un gran abrazo.

Y que los dioses y diosas del Olimpo nos concedan, por lo menos a nosotros, la Inmortalidad.

Antonio

Susurros de Tinta dijo...

¿Así que hay miles de fines y comienzos de mundo? y es tan arbitrario como el capricho de poner una piscina movido por la envidia... y la juventud se lo toma a guasa y los viejos no ven más allá de sus propias convicciones, aisssss mi Diosa gatuna, estamos perdidos, el fin del mundo es todos los días!, menos mal que los dioses siempre nos brindan nuevos comienzos, cuando aprenderemos que no somos el centro del universo?, miles de besossssssssssssssssssss