3 de abril de 2011

EL REGRESO

Cuando vuelvo del viaje enciendo la chimenea, no importa la estación, quiero ver el fuego. He cruzado mares escuchando a las sirenas, he sido instigada por los dioses, como Ulises...y he volado en globos, sobre el Tiber, el Ródano, un lago del Pirineo, planeando la esquina de mi calle.
Ahora sueño los sueños que arden en las brasas. Al calor que me proporcionó la fatiga y la excitación del viaje tuesto pan y le añado aceite y tomate. De vuelta acaricié a mi gato por última vez, a mi gata ahora la acaricio y aquel que siempre está a mi lado.
Los viajes siempre ayudan aunque una no se mueva de casa, y si lo hace, mejor, porque nunca sobran paisajes, conocidos o inventados.
Aletean mariposas en mi estomago.
                                    
Amigas y amigos, estoy digiriendo un cúmulo de palabras que quieren asaltar mil teclado desde adentro. Silencio, calma con alguna musiquilla, para reflejar esa idea que me pide paso.
Estaré leyendo y comentando, participaré en algún Jueves, no lo dudeís, os necesito porque me animaís y aprendo de cada letra vuestra, sin cesar. Pero no os extrañe mi ausencia puntual, sin serlo del todo. Me largo, sin irme del todo, a una época loca y fascinante (como todas) de la humanidad, os di una pista: "las Cruzadas", pero vistas a mi modo; espero lograrlo. Os quiero, besitos, natalí

28 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Pues, que salga bien la aventura, aunque las cruces hay que sobrellevarlas...
Me gusta más camino que cruzada, pero cada uno tiene sus propias interpretaciones.
Ojalá siempre encuentres, para cruzar, un paso de cebra.

Balamgo dijo...

Siempre un paréntesis en nuestras vidas, para la consecución de cualquier meta, es muy importante.
Fervientemente te deseo que puedas encontrar todo lo que te propongas, se que con tu fuerza lo vas a encontrar.
Abrazos.

IRLANDA dijo...

Natali, primero de todo siento que estes triste por la ausencia de tú gata. Es asi la vida, la pena duele, pero tambien hay alegrias y tú estas creando una.
Segundo, tú no estas en Madrid?
Tercero, no veo el video.
Cuarto, estas mejor de tus dolores?
Y quinto y último, ha tú patetica amiga las mariposas que tenía en el estomago se le han muerto.
Petonets, yo te esperaré siempre, si internet me lo permite, que esto ya parece cosa de guasa.

maruja dijo...

Muy bien, eso es ser valiente, viaje intelectual me supongo, por eso más provechoso. Aunque no sea con frecuencia, no nos olvides.Nosotros no te olvidamos, hasta yo vuelvo.
Petonets bonita

Javier dijo...

Haz lo que te apetezca, sin dar explicaciones.
Lo que hagas que te sienta bien, y que te dé paz.


Saludos.

Carmen Andújar dijo...

Natalia, he estado unos cuantos días sin mirar los blogs, ocupada en el relato del jueves, y no se que ha pasado. Espero que este viaje te enriquezca muchísimo, si por lo que se ve es para escribir más, pues adelante, yo seguiré aquí echándote de menos; pero se que estarás haciendo lo que te gusta. Espero también que el viaje a Madrid haya ido fenomenal.
Un petonet

Fibonacci dijo...

-En primer lugar, me gusta el nuevo look de tu página primaveral.
-En segundo lugar, me alegra que uno de tus gatos siga aún contigo y que esa persona que quieres tanto siga siempre a tu lado y dándote su apoyo incondicional, como así mismo yo me sumo.
-En tercer lugar, sueña, viaja y recorre los lugares que te llenen y que te hagan gozar.
-En cuarto lugar, nos alegra que siempre estés ahí y aunque no entres tan a menudo, sepamos que estás.
-En quinto lugar, te animo, y aunque sé que no te hace falta, espero y deseo que eso que tanto anhelas se vea cumplido y por supuesto publicado.
Espero y deseo tener la dicha de disfrutar tu obra que de seguro la acabás con esa gran calidad que tu atesoras.
Sexto lugar "ave y Salve Nataliá siempre"

Un beso de este humilde admirador.

pd. A ese pan con tomate y aceite, se te olvidó añadir jamón, aunque no sea de Jabugo.

Myriam dijo...

Buen viaje en tu cruzada personal. Ya nos mostrarás lo que va saliendo.

Un beso y hasta cuando quieras puntual o no.

Myriam dijo...

PD: Con tanto huevo de fondo, esto segura de que la tortilla será esquisita. jejejeje.

Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...

Qué sería de Ulises después de su periplo.
Su vida habría transcurrido ocupado en la buena marcha de su hacienda. Disfrutaría la presencia de sus nietos junto a su fidelisima mujer...
Alguna diosa habrá seguido haciéndose presente en su existencia, disfrazada de mendigo o de otra cosa.
Mucho después, un cruzado de occidente habría mirado alguna pieza. Alguien le apuntaba aslgunos datos.
- Aquí estas cosas ya existieron en una época muy anterior....
Ese ingenio hidraulico tan diferente, la forma de esa vela.
Cruzada tiene de novedad rebiosa.
Muchos viajarían y después lo habrían contado. Otros vestidos, distintos protocolos en la mesa. Escucha... aquellas gentes oraban echándose en el suelo. Se icnlinan hacia un solo punto en todo el este.
Argumentaban sobre esa esencia de las cosas, hablaban de otros modos, sin embargo de las apariencias, al margen de sus contenidos de otros modos.

Tésalo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Aquí estaremos, para cuando vuelvas.

Manuel dijo...

Querida Natali, entiendo que dirigir la Santa Cruzada lleve y ocupe mucho tiempo, pero no te hagas muy de rogar que se te echara de menos. Pero si acambio nos ofreces esa nueva aventura de los cruzados....... asumiremos como irremediables tus ausencias puntuales sean cuantas sean, con chimenea, pan, aceite y tomate seguro que la inspiración se queda junto a tí.
Besossss

San dijo...

Querida Natalia leerte es un auténtico placer y haber sentido tu dulce abrazo aún lo ha sido más. Deseo de todo corazón que esta aventura termine llegando a ese puerto que anuncia final del camino . Todo saldrá como tu deseas y esperas, pero acercate un poquito de vez en cuando a delaitarnos con tus historias.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Buena singladura y que los cantos de las sirenas no te aparten de esa orilla intranquila y recuerda que llega un momento en el viaje en el que lo mejor es la vuelta a casa.

Un abrazo!!

Medea dijo...

No nos dejes,¡¡ni se te ocurra!! Sigue tu periplo, tu Santa Cruzada, pero quédate a ratitos escríbenos algo, aunque sea poquito, tu puedes con todo...que yo lo sé, que ya sé como late tu corazón y no me conformo y sigo buscando si "imaginar..." ha hecho alguna entrada. Un beso grande amiga un beso grande a ti y a quien te acompaña.

ANTIQVA dijo...

Amiga, tomatelo con calma... Con calma y siempre disfrutando... Un abrazo muy fuerte

Juan Carlos dijo...

Bueno, que si es para escribir la novela, vale, pero que aquí estaremos. Algo huérfanos si nos faltas. La verdad es que no concibo los jueves sin ti.
Bien si el título del artículo es "el regreso" supongo (espero, quiero) que la ausencia sea limitada, vale?
Y recuerdo tu compromiso con el proyecto aquatremans, jeje.
En todo caso, muchos besos, entrañable amiga.

V.Nas dijo...

Al final de la contienda no me entero de por qué te vas ni a dónde, pero si pasas por donde estoy ven a verme.
Es extraño pensar que no estarás.

Hasta el regreso
Un saco de besos, para que te duren

Mariví

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Como dijo Ovidio, en el final absoluto de Las Metamorfosis:

Ore legar populi, perque omnia saecula Fama,
siquid habent ueri uatum praesagia, uiuam.

Seré leído por la boca del pueblo y, si algo de verdad tienen los presagios de los poetas, viviré por todos los siglos en la Fama.

Un abrazo, Querida Natàlia, y que triunfes en tu tarea.

Antonio

Ceci dijo...

Mucha suerte, y que tengas un fantastico viaje Natalí! Y experiencias mejores todavia!
Estuve viendo las fotos que colgaste, son maravillosas. ya había visto las primeras. Se las voy a mostrar a mi querido que es arquitecto y disfruta mucho de estas fotos.
Besos y hasta la vuelta!

Pepi dijo...

Te dejamos tranquila para que puedas ver "Las cruzadas" como tu quieras. Seguro que será un gusto leer lo que escribas sobre lo que has visto. Besitos.

Isabel Romana dijo...

Es decir, que te retiras mentalmente a un cenobio medieval a rumiar aquella historia tan maravillosa que nos empezaste a contar, ese joven que por orden paterna ha de ir a la cruzada...Te deseo la mayor inspiración, aunque huelgue ese deseo, porque tú la tienes en cantidades industriales. Sé que tu obra será maravillosa, explosiva y vital. Un abrazo muy fuerte, querida amiga.
(Veo que has reconocido tus propias fotos... Ja, ja, gracias por dejármelas poner sin quejarte)

Nieves dijo...

No se te ocurra abandonarnos del todo, que no te está permitido. Pero la época es fascinante, así que te animo, seguro que haces maravillas.
Un beso muy fuerte

elena clásica dijo...

Querida Natalí:

No sé, encuentro un tono de dolor en la reflexión, ¿una caricia gatuna que falta? Es muy triste, pero continúa otra felinita que necesita de amores y los amores a ti tampoco te son escatimados por quien tan bien te acompaña.
Los viajes iniciáticos, desde las letras, la mente y el corazón a veces comienzan con un símbolo doloroso, algo que se deja atrás, pero la vida se sigue abriendo paso, la obra sobre las cruzadas necesita gestarse y nace rasgando las entrañas de la que le da la vida, es un epopeya siempre dura la del nacimiento, pero no parece haber alternativa.

A por esa obra con todas tus fuerzas, no desfallezcas en un camino tan intenso al que perteneces por derecho propio. Te lo dijo nuestra Isabel Romana: la obra estará pletórica de vida.

Así será. Te envío un gran abrazo de apoyo en tu tarea creativa, viaja, viaja, Natalí, no tengas miedo: los personajes están escritos, sus actos y los parajes que los contemplan, solo falta que tú nos lo cuentes. Lo esperamos.

Besos, narradora.

Atalanta dijo...

Natalí ve donde el corazón te lleve, pero vuelve. Como estamos en vísperas de la Feria de Abril, te lo diré por sevillanas:

“No te vayas todavía
no te vayas por favor
no te vayas todavía
Que hasta la guitarra mía
llora cuando dices adiós”

Besos sevillaneros