12 de mayo de 2010

!Los JUEVES un relato! : NOMBRES

en el nombre del padre y del hijo y del espíritu,
en el nombre de la rosa te cito 
innombrable anónimo, amén,

te nombré un día y ya no me acuerdo de tu nombre,
sombra de espectros en el tiempo
tu aliento cae en mi nuca, me quedo con tu mirada sin nombre,

sin nombre nacimos desnudos, llorando,
éramos un número inscrito en una tira de plástico,
luego nos otorgan el nombre para siempre y ahí queda, 
se puede cambiar, aviso,

cámbiate de nombre como de bragas o de calzoncillos,
cada día según el antojo: lunes Pereza o Gandul, martes Ánimos,
miércoles Ir Tirando (éste compuesto) jueves Pájaro,
viernes Sirena o Tritón, sábado Sol o Luna y domingo...Bostezo,
depende del pie con que nos levantemos,

nombrar nombres del revés: Lebasi, Oderfla, Sug, Airam, Anele,
Epep, Rasec...Acinorev, Ailatan...no suenan mal,
o reinventarlos: Albricias, Quimera, Musgo, Raíz, Cosa, Armonía,
Paz, Libertad, Fulano, República, Anar-Quia para mellizos,
Caín-Abel otros que tal, Babel, Leviatán, Miel, Tarzán o Chita,

¡cuanta carga emocional, fantasías, adjudicamos a terceros!
y que se aguanten, es una forma de definirnos a través de ellos,

efectivamente, llevan carga los nombres de mártires, heroínas,
líderes, poemas, leyendas, al son de la moda,
celtas, míticos helénicos, mayas, africanos, naturales...
en un fogonazo se nos ilumina el nombre y ¡zas!, concedido,

antes era simple y cruel, al albur del santo del día sin metafísicas:
Procopio, Baldomero, Eustaquia, Eufrasia,
Expósito (huérfano, del latín expuesto, abandonado)

ayer, sala de partos;
 cinco parturientas alucinaban nombres entre contracciones:
               1- “Peñón” serás indomable, altivo, invencible
               2- “Espuma” serás volátil y caprichosa, deseada
               3- “Sofia” serás profunda, diversa y complicada
               4- “Orgasmo” serás apetecido, rápido o lento, sublime
               5- “Pronombre” serás un hombre de pro,
tras el parto se les borraron aquellos nombres,
llamándoles...pierdo la memoria:
Marco, Evelyn (con Y), Samantha (con th),
Joel y José como el abuelo paterno.

¿cómo te llamas? tanto da, sorpréndeme.
_______________
Foto archivo Internet- Nombrarse donde GUS: http://callejamoran.blogspot.com/

24 comentarios:

CAS dijo...

Es imposible que te sorprenda a tí el nombre "Casandra", jajaj aunque podría sorprenderte con el verdadero''?? o con el que elegiría si pudiera cambiarmelo (Marilyn, quizás. Eugenia siempre me gustó, habla del buen nacer, y quizá marque un buen vivir. Hoy me pondría un nombre que comience con FE.) En fin, que te has pasado como siempre mujer, aunque estés de vacaciones...Un enorme abrazo.

Elena dijo...

Excelente Natàlia, magnífico juego de nombres y...sus circunstancias.
Me ha gustado muchísimo, felicidades.

Un beso Ailatan.

Gastón Daniel Avale dijo...

Gastón Daniel Avale alias "Nótsag Leinad Elava"...
En verdad cuanto nos marcan los nombres...en casos como Einstein...hoy en día ponerle Einstein a alguien, o Leonardo por Da vinci, Gabriel por García Marquez...Diego Armando por Maradona...el mío no viene al caso...capaz que hubo un gastón famoso...pero no tengo idea...
El nombre es una marca, que sí, puede cambiarse...pero sería raro ir caminando por la calle, que griten Gastón y yo no me dé vuelta porque ese día cambié mi nombre...igual sería cómico.... por lo menos para mí. Me encantó el escrito.
UN beso

tag dijo...

Natalia

Eres genial.
Me has sorprendido, porque pensaba que nos ibas a deleitar con esos nombres romanos de la epoca de Quinto, y no, has hecho casi un tratado etimologico de los nombres.

Me llamo Tere porque cuando nací era costumbre poner a la primera hija el nombre de la madre y al primogenito el del padre.
Pero tengo un nombre privado, cariñoso, con el que me llaman mis intimos, que no puedo revelar.

Un besito

Mari Carmen dijo...

Qué gozada de relato el tuyo, Natalí :) A mi iban a ponerme Pura, por mi abuela, pero ella, con buen criterio declinó el honor, y menos mal que no lo hicieron porque no me gusta nada. Si pudiera cambiarme el nombre, me llamaría Lea. Quizá porque durante la adolescencia los nombres hebreos me fascinaban. Pero, en fin, seguiremos con este Carmen, o María del Carmen, que tampoco está tan mal, después de todo.

Un abrazo. Me ha encantado tu escrito :)

Susurros de Tinta dijo...

Mi nombre muta según el corazón que me nombre, mi nombre me gusta según el tono que le de la persona que me llame, mi nombre en tu voz siempre me gusta me nombre como y cuando me nombre, tu nombre, es vivo y sonoro, es despierto a pesar de cargarse de sueño, tu nombre amiga mía lo tiñe tu alma grande y suena a agua de mar que roza con un beso las costas de tu Galicia amada... Nombres, que estupendo tema que no propuso Gus este jueves, parece qeu no pudiste irte, te veo enganchada a esto, ¡¡¡Busca ayuda profesional!!!, eres una adicta, no ibas a descansar?, jajaja, no, mejor no la busques que quiero seguir viendo tu nombre por estos lares, miles de besossssssssssss.

Neogeminis dijo...

Ayyyyyyyyy Natalia!...qué lujo!
Un estupendo juego entre nombres y delirios sugeridos el que nos has dado...entremezclado todo con sutiles detalles filosóficos que no pasan desapercibidos:
"sin nombre nacimos desnudos, llorando"...me encantó!

Le decía a Yonki que soy Mónica Noemi, ajustado dúo para mi personalidad geminiana! jejejee


un besito...

maruja dijo...

Los primeros nombres, el de pila que decimos,los apellidos, todo impuesto, no podemos elegirlos.
Pero luego, si tenemos suerte y nos quieren, multitud de formas: Nena, Fina, Finita, pajarito sin cola,como nos decía mi padre.
Y los que nosotros ponemos tambien cariñosamente, gusanito, gorrioncito. Sofía en griego es sabiduría, si no recuerdo mal mis primeros estudios: "filo=amor, sofia=sabiduría"
Creo que es maravilloso tener hijos.... y nietos. Un beso y enhorabuena por tu hija artista.

Sinuhe dijo...

jajaja, como he disfrutado con tu relato. :)
Ya lo dice el dicho, nombre somos y en número nos convertiremos.

Un placer leerte.
Abrazos, de Sinuhé

Ardilla Roja dijo...

Genial, Natalia.

Sorprendente, divertido, original...

Mi abuela quiso que me llamasen Leonor como su madre; aunque mi padre insistió en colocarme el de ella (mi abuela) y ese me impusieron. Siempre me ha parecido horrendo; pero peor hubiera sido llamarse Jennyfer de los Dolores, por ejemplo.

Un placer leerte.
Un abrazo

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Pues yo me elijo siete para esta semana que viene, luego vuelvo al mío, no sea que, como dice Gastón, haya algo que repartir y por no responder a mi nombre me quede sin premio...

LUNES: tendría un nombre largo y antipático "Jolínes tú, otra vez lunes y qué pocas ganas" AFASIA.
MARTES: un nombre despierto como "Qué buen día hace hoy para tomar un café frente al mar" MARINA.
MIÉRCOLES: un nombre impulsivo "Venga que tú puedes" POTENCIA.
JUEVES: un nombre generoso "Ponte las pilas y haz unas galletas" BISCOTA.
VIERNES: nombre sonriente y compuesto "Ya viene el finde, ya viene el finde" MARÍA ALEGRÍA.
SÁBADO: nombre simple "Joé, la compra de la semana" TAREA.
DOMINGO: nombre onomatopéyico "GRRRRR, ZZZZZZ, GRRRRR, ZZZZZZ, GRRRRRR, ZZZZZZ, GGRRRRR"......

Besitos.

alfredo dijo...

Tantos años soportando resignado el mio y ahora me descubres que podría haberlo cambiado.

No se como llevaré en lo sucesivo esta opción, son tantos años con él, que me preocupa no acostumbrame a los nuevos... Queme llamen "Pereza" y no volverm, "Orgamo" y agachar la cabeza o "Pájaro" y salir volando.

No se, creo que seguiré con mi "Cruz".

Muy bueno y lleno de referencias divertidas.

Besos

César dijo...

Se me ha quedado la cara clavadita a la del niño que ilustra tu relato.
Un texto ingenioso repleto de diferentes registros.
Al final la cara de asombro se transformó en abierta sonrisa.

Annick dijo...

Un relato sorprendente, no hay nombres romanos !

En Francia es costumbre poner tres nombres que puedes usar independientemente.Los mios son : Annick , Claude y Ginette ( Ana en breton , Claudia y el ultimo no se como se traduce en castellano ).

Besos desde Málaga.

Teresa Cameselle. dijo...

Nombres que dicen mucho y otros que no dicen nada, como Evelyn (con y).
Me quedo con José, aunque sea aburrido y bíblico, por lo menos tiene personalidad.
Curioso relato-poema-reflexión?
Un beso.

Pepe dijo...

Muchas son las cosas que me han gustado de esta extensa disertación sobre los nombres, nacemos desprovistos de ellos y son nuestros progenitores, sin pedirnos consejo, los que nos adjudican uno obedeciendo a mil y una razones distintas, o sea, caprichosamente. Me encanta esa posibilidad de cambiarnos de nombre como de pantalones.
Un abrazo.

elena clásica dijo...

Ah, qué bonita revisión, tantos sueños, tantos ideales en esos nombres que se les van adjudicando a los hijos, inocentes de todo es mundo, y sin embargo... Serás el nombre que te define, según la Cábala, ¡menuda responsabilidad¡ Así si conoces el nombre de alguien, conoces su esencia, esta idea es mística, bella, poética.

Tanto se encierra en nuestros nombres y en la de áquellos que nos soñaron, sigamos soñando y jugando con nosotros mismos y nuestras letras.

Mi nombre está cargado de resonancias, bueno, menuda monté allá por Troya, eso sí "sin h", me he hecho más moderna, más contemporánea, pero asustada por esta misma idesa, aportó el complemento del nombre en un adjetivo "Clásica", ah, por si acaso, ¿Cómo deshacerme de diez años de guerra y otros tantos de regreso? Y cuántas historias que entretejen mi nombre.
Griega soy, moderna y clásica.
Y cuando quiero jugar más y ser anónima me llamo Anele.

Qué bonito estudio, tan hermoso y sugerente.

Te envío un fuerte abrazo, mi querida Ialatan, también así del revés eres bella, parece que te empuja el viento a las civilizaciones del ayer, para conocerlas y amarlas.

Besazos.

Misk dijo...

Oño!!! Ayer mismo cuando iba a escribir, el relato, empezaba casi igualito al tuyo, jajaja, xd!!!

al grano...

Muchos nombres para un mismo rostro... lo del revés te ha quedado molón, jaja

un abrazo
Misk

Tèsalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tèsalo dijo...

Mi nombre lo elegí ya no hace tanto tiempo. Pero a veces, he pensado, que me cansa.
Ahora mismo, sin embargo, yo ya lo cambiaría.

Algún nombre, de esos que les han puesto a los toros bravos.
Algo que con mi físico, tenga algo que ver.

"lentejuelo"
"Paliblanco"
"Orejano"


Tésalo

rosa_desastre dijo...

Ayyyy, ya tengo hecha una lista de nombres para usar en la proxima semana jajajaja. Magnifico libro abierto eres, amiga!! asor-ertsased, o Kanela (con k) nombre de viernes por ejemplo.
Un beso enorme

Nieves dijo...

¡¡Pero bueno!!
Natàlia, hija, es que me dejas pasmada, de verdad.
Menudo estudio detallado de lo que pueden significar los nombres.
Yo tengo problemas para elegir los nombres, así que te pediré consejo.
Francamente interesante.

Besotes

gustavo dijo...

si tuviera que dar n0mbre a una masc0ta, e n0mbre que mas me ha gustad0 siempre ha sid0 de este estil0:
para el perr0 PERR0
para el gat0 GAT0
y asi hasta el infinit0...
natali, el n0mbre que n0s p0nen es simplemente una f0rma de atraparn0s entre s0nid0s...
en castilla, buen0, al men0s en mi puebl0, hay un termin0 que eng0ba a t0lll mund0
cuand0 ves a una pers0na c0n decirla, es0 sí, a grit0 pelad0 para que se de p0r aludida CHACH000000¡¡ , ya queda mas que n0mbrada...0...y es que existen termin0s que engl0ban a ese pr0c0pi0, a esa ver0nica 0 esutaquia...
¿acas0 sera que en mi z0na s0m0s un0s vag0s 0 quiza un0s sabi0s?
miles de bes0s sin n0mbre, natali...

Ŧirєηzє ♥ dijo...

Ay..
tu lo has querido....
Ahora tendré que soltarte la historia de que me llamo Florencia por tradicion...la primogenita se llamaba como la abuela paterna....
y asi me llamo yo...florencia como mi abuela...

Creci odiando mi nombre autentico...fruto de burlas en el cole...
siempre me llamaron Flor...y si alguien decia Florencia me ponia roja como una amapola....

Pero un dia....quiso la suerte del destino que visitara Florencia.....Firenze para los italianos...
Y si algun trauma tenia de mi nombre...alli lo perdi completamente...

Vine aclipsada por la ciudad...por sus maravillas...igual que le pasara al pobre Stendhal... que como todo el mundo sabe....en florencia dió origen al sindrome que lleva su nombre....

Desde entonces firenze es mi nombre de guerra...
firmo mis cuadros.... me identifica en el mundo virtual... etc, etc...

....y cuando firmo pongo Florencia.... con todas las letras...
y si la gente pone cara rara....repito:

- Si... FLO-REN-CIA...asi me llamo...

Pues esta es la historia (feliz y orgullosa) de mi nombre....

un abrazo natalia
:-)