13 de noviembre de 2013

Este jueves: PROTAGONIZA UN RELATO

Este jueves a la amiga  DOROTEA se le ha ocurrido mandarnos deberes muy divertidos, escribir con el pseudónimo de otra u otro juevero, un relato colocando las cinco palabritas clave que impone el o la del nombre clave.
Cada cual con sus relatos donde la convocante. 
                                                                
                                                           MIRIAM 


_! Mírame Miriam y apaga el cigarro!-retumbó la voz en el vacío.
Ella aplastó la ceniza en la mesa metálica del locutorio. Antes eran de madera, ahora de acero galvanizado más resistente, pero quedó la marca oscura del puro abano.

_ ¿Cómo soportas esta prisión?-las rejas del fondo daban repelús, a Miriam le faltaba el aire.

_Debo purgar mis culpas y encontrar la paz, todo ha sido elección mía, lo sabes.

_No voy a aguantar otro mensaje cifrado de los tuyos. Lola, fuimos compis del oficio, no teníamos secretos, tú y yo de ronda por las calles, soportando la noche perra o buena-puso los ojos en blanco y encendió otro Romeo y Julieta, echándole el humo a la otra, con descaro.

_Desde que estoy aquí he cambiado, también de nombre- tosió y apretó los puños hasta que le palidecieron los nudillos. Sentía un dolor interno e intenso, añadió:- Miriam, haz el favor de llamarme Angustias.

_! Sor! Angustias-exclamó Miriam chupando del puro- Lola, a lo mejor nos vemos en el Purgatorio, digo yo que el Infierno debe ser para los más malos y malas, si existe-en su voz se precibía cierta tristeza.

Se fue dando taconazos cuyo sonido quedaba amortizado por el suelo de linóleo. Aquel nuevo convento de clausura parecía un hospital, de no ser por la enorme maceta del aloe pulposo y los retratos de santa Clara y del Papa Francisco, al pasar, les guiñó un ojo.

Lola Angustias inclinó la cabeza cubierta por una toca negra, se decía: “Que tengas suerte Miriam, si todo va bien, amiga, espero verte en el Cielo”    

29 comentarios:

Valaf dijo...

La conversación es magistral.

Y, ciertamente y tal como discurre ese encuentro, no sé yo quién de las dos está entre rejas, si la que se queda entre ellas o la que, a taconazo limpio, se dispone a regresar a ellas. Quizá las dos, pero la imagen que me ha venido tras la lectura es esa.

Un beso

censurasigloXXI dijo...

Yo solamnte espero que, para no acabar como ellas, como una regadera, nunca jamás me guiñe el ojo un papa... pordió, qué susto.

Beset i carajillet, companya.

Fibo Fibo dijo...


Genéricamente es una conversación que es más habitual de lo que creemos, donde entra el respeto que debemos tener a quienes toman una decisión, y entender las razones que le ha llevado a las mismas.

Si ella o él es feliz, nosotros también lo seremos, aunque no lo entendamos, porque ese respeto es la primera condición para dejar y aprender a vivir.

El guiño a la imagen del santo Padre es muy significativo.

Un besote preciosa y linda Natàlia.

Tracy dijo...

Me ha reído mucho. Tiene unos puntos estupendos.

Cristina Piñar dijo...

Nunca es tarde para cambiar de vida. Seguro que a sor Angustias le va bien mientras que Miriam continúa su camino por otros derroteros. Cada una tomó una decisión, ambas respetables. Así que, solo queda esperar que tengan suerte. Eso si, no sé yo si se encontrarán en el cielo o en el purgatorio, eso ya no lo tengo muy claro... Un beso.

Omar enletrasarte dijo...

me resultó entretenido y risueño
saludos

Carmen Andújar dijo...

Has enebrado un buen relato, lleno de reproches; pero que al final hay un alo de esperanza.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Amigas que compartieron trabajo y ahora, esa vida de retiro, que no parece justamente en un convento, jeje.
Divertido relato, amiga.
Besos.

LAO Paunero dijo...

¡Muy bueno y divertido Natalía!!!

ANTIQVA dijo...

Muy bueno y divertido dialogo, amiga

Un abrazo

G a b y* dijo...

A veces sucede, que en determinado momento del camino, se hace necesario cambiar de rumbo y no precisamente coincide con el elegido por quien ha sido compañera de hazañas. Un interesante diálogo, que deja vagando enmiendas y culpas... esperas y esperanzas. Cada cual a lo suyo, y la vida sigue.
Muy bueno Natalia!
Besos:
Gaby*
-ahora entiendo lo de las Julietas y Romeos de tu comentario :D

Charo dijo...

Me ha encantado Natalia! Son mis palabras y se me hace raro verlas en otro contexto. El relato me ha gusrado porque no imaginaba ese tipo de prisión escogida para expiar unas culpas que tal vez no hayan sido tantas...es divertido el diálogo entre las dos excompañeras que seguro que se encontraran en el cielo pues como dice Miriam, "el infierno debe ser para los más malos y malas,si existe"
Qué bien has aprovechado las palabras!
Besos

Loquita Diplomada dijo...

Miriam y Lola, dos caminos distintos, que alguna vez se mantuvieron unidos y finalmente se separan. Una para expiar sus culpas y la otra vaya a saber hacia donde se dirigirá. Un diálogo interesante y un final que solo el destino dispondrá.
Un beso, Jime

Alicia Gonzàlez dijo...

Que divertido compañera, me lo pasé genial leyendo. Un besote

miquel zueras dijo...

Me ha encantado el relato, como todos los tuyos. Espero muchos más desafíos de palabras y guiños a figuras enmarcadas.
Besos. Borgo.

Mar dijo...

Hay que aceptar las decisiones de otros aunque no las compartamos. Aunque personalmente, me parece una decisión muy radical, pero...

Bss.

Matices dijo...

Decisiones de vida ¿purgatorio o cielo?... A ser feliz!!, ¿no?... Bueno, que me despisto, como evoluciona todo, amiga. Excelente tu aportación, me he divertido un montón con estas amigas.
Muy bien hilvanadas tus palabras.
Besos

Dorotea dijo...

Voy de sorpresa en sorpresa y ahora he recalado 'entre rejas' de un tipo muy especial. ¡Qué buen relato y qué manejo de las palabras, Natalia!
Un abrazo sureño.

RECOMENZAR dijo...

Disfruto tus letras y escritos ya que me gusta el giro de tus temas un abrazo

rosa_desastre dijo...

Fantástica conversacion carcelaria, recluidas en otra vida y en otro garito mas divino, la amistad no cambia.
Un besazo

Auxi González dijo...

Qué genialidad. Dos visiones diferentes para una misma decisión, acompañadas del paradójico paralelismo entre convento y cárcel, el cual conduce a un final sorprendente. Me ha encantado.

Toni dijo...

Parece que el cambio de nombre no mejoró la suerte de Dolores-Angustias.

Besos Natàlia (en la frente si la nieve ya os llega a las mejillas :)

Alfredo dijo...

Texto, con contenido controvertido, convicciones venidas a menos y renuncias previsoras. Todo el mundo en la antesala de Cielo (o del Infierno) Difícil diálogo, bien resuelto.
Besos

Fabián Madrid dijo...

Me ha gustado mucho, no conocía este registro tuyo.
Un beso.

Mar dijo...

Hola Natàlia! Original, creativo y con chispa... Me gustó leerte.
Me encanta el comentario que te deja Alfredo. Yo también lo firmo.
Petonets

San dijo...

Un poco rarita si que nos salio esta Mirian ¿no? con el puro, las claves secretas, las puertas del purgatorio, y encima le guiña el ojo la fotografía de la sala, digo como Vero !madre mía que yuyu!.
Ingenioso Nátali.
Un abrazo.

casss dijo...

Por màs unidos que andemos a alguien, siempre puede haber un punto de inflexiòn, en que los caminos se bifurcan... (Me acordè de Momento de Decisiòn).
Me gustò mucho leerte en ese acomodo de palabras que no resulta fàcil y habilmente has ubicado al servicio de un relato que da para pensar.
(ahora, yo veo que Lola le guiña un ojo a los retratos...O es al revès por lo que leo en algunos comentarios? ;)

Muchos besos querida Natalia

dapazzi dijo...

Ja,ja,ja, muy bueno , y muy real como la vida misma....
Me acuerdo de la mujer de Bárcenas.

Saludos.

Gaston D. Avale dijo...

así es la vida no? me sacaste una sonrisa... un beso!