20 de diciembre de 2012

Los Jueves relato: IMAGINAR


Nunca me hubiera IMAGINADO que esa espinita significaría el motivo para verme perpetuado !pobre de mí!

En la palestra, yo, Marcio, corría recién cumplidos los trece cuando me clavé el pincho en el pie izquierdo. Cojeando, fui bajo el atrio para sacármela, dolía y mucho !por Bacus y por Esculapio!

Al volver mí rizada cabeza la vi…esbelta, de canela, una niña de mi edad, oscuras y sedosas trenzas, tan desnuda como yo y a punto de ser vendida a un gordinflón con pinta de sirio. Ella me sonreía de lejos.  
En aquel instante, malvado Cupido, me heriste con tu flecha en el corazón, por vez primera !el primer amor! ¿Podéis comprenderme? 
No pensaba en la espinita, aquella en la planta de mi pie. La que me hacía temblar y sudar murmurando: suave que me estás matando, era la espinita de Eros, desconocida, maravillosa y muy adentro, uyyyy.

Adiós niña egipcia, el famoso escultor que siempre rondaba por el gimnasio al ojeo de posibles modelos, me echó el ojo.
Ninguna queja ni excusa valió, mi entrenador, cebado mediante suculento botín en dracmas, mandó que posara en la famosa pose ¿Qué podía hacer siendo esclavo? Días y semanas escuchaba el escoplo cincelando el mármol de Paros, el pie dormido, dormido el corazón, muerta la esperanza, agujetas en la espalda.
El tiempo corría lento mientras ella, mi niña de junco, de loto, estaría en Damasco ¡Injusto Destino el suyo y el mío!

Y ahora veo mi imagen en bronce, en mármol, multiplicada, incluso en humillante plástico o molde de resina, exhibida por doquier ¡hasta en un blog cualquiera! Siempre buscándome el maldito pincho, cuando lo cierto es que me mató la añoranza antes de ver cómo quedaba la obra que me convertiría en célebre. No os extrañéis gentes de hoy, pasados más de 2000 años mi espíritu os contempla ¿Qué creéis que opina la Venus, esa de Milos? Mejor me lo callo. 
¡Tantas cosas se han dicho de mí! Todas falsas.
Descompuesta la postura un amanecer cerré los ojos. Para ella fue mi último pensamiento.

Me miráis inclinado, sujetándome el pie siglos y siglos, pero sois incapaces de IMAGINAR mi verídica espina. Las estátuas no somos de piedra. 

Aquí soy el "espinario" de los Museos Capitolinos en Roma.
_______________________
Cada blog con su título y relato, los busco donde GUS 

38 comentarios:

ohma dijo...

Y mira que tienes imaginación eh!
Has hecho un relato inspirandote en una estatua, :)
Estupendo,me atrapó.
Besos.

dapazzi dijo...

Una bella historieta para una bella estatua.
Los museos Capitolinos con su magnifica sala de bronces, la primera vez que lo visite me pareció un bodrio, era la visión de un niño que el día anterior había visitado los museos Vaticanos, con el tiempo y numerosas visitas, lime aquella injusta visión.
Saludos.

RECOMENZAR dijo...

Hermosas tus entradas Llenas de la llama de un alma poeta

José Vte. dijo...

Magnífico cuento, incluso con su ligera ironía que lleva a esbozar una sonrisa.
IMAGINAR que el pobre joven lleva 2000 años soñando con conquistar a su amada, ahora convertido en piedra y tratando de sacarse esa espina infinita.
Natalia, brillante e imaginativo como el nombre que encabeza tu casa.

Un abrazo

Tracy dijo...

Imaginar no cuesta dinero y que poco practicamos este arte, porque es un arte que te eleva, que te hace soñar, que te transporta, como tus palabras, como tu blog...

PEPE CAHIERS dijo...

Eso está bien, cuántas esculturas, pinturas y obras de arte esconden un espíritu tan desconocido como fascinante.

Neogéminis dijo...

Maravillosa esta tu aventura de imaginar, Natalia, no sólo con alas,sino además con profunda raíz de huellas pasadas.
Un abrazo!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cierto. Yo he visto más piedra en algunas personas...

Juan Carlos dijo...

Buenísimo. Esa historia en base a la imagen de cabecera de tu blog muestra tu modo de imaginar en estado puro. Preciosa y triste historia.
Muchos besos, amiga. Ah, y estar en un blog en concreto es bien digno del chico.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El nombre de tu blog es propicio para un relato, para muchos relatos, como este, que es tan logrado.
No es el caso de mi blog. Sí, fui yo quien lo pensó. Pero nunca imaginé, que podia ser el tema de una convocatoria, que tampoco imaginé.

Leonor dijo...

Un muchacho, una espina y una imaginación maravillosa.
Has escrito un relato precioso, un cuento de amor bien situado en aquella época llena de injusticias.

Un beso.

rodolfo dijo...

ayer escribí sobre el síndrome de Stendhal , y tu texto digno para explicar esa obsesión pro la belleza para quién te lee, me trae a la memoria a a el gran escultor Pigmalión. Estoy completamente seguro que se enamoro de tan bella obra propia

censurasigloXXI dijo...

Sí, a mí no me engañan, yo sabía que tenían vida propia cuando el museo duerme. Incluso hay obras de arte que me guiñan un ojo o me sacan la lengua cuando me alejo y nadie más hay en la sala. Esas vivas caras y lo que representan para nosotros son la imaginación pura de quien las recreó...

Un beso, compi, amiga, y un cafenet amb polvorons....

Toni dijo...

Ay, las espinitas que se clavan el el corazón. :)
Fantástico. Se me ha hecho muy corto.

Besos.

Teresa Oteo dijo...

Y no tendría un papiloma el pobre muchacho o una fascitis plantar?
En serio, preciosa la historia y mucho más la forma en que tú nos la cuentas.
Muchso besos diosa andorrana!

Myriam dijo...

Genial como engranaste el tema, imagino que te has divertido escribiéndolo también.

Y ya que estamos en tema te cuento que cada vez que vengo a tu blog y veo esta estatua, recuerdo la vez que de chica cai sobre matas de cactus... ¡ay... qué dolor! por eso entiendo que a esta le duela, aunque no más sea una espinita.

Besos y muy felices Fiestas, Natali

Paco Aguilar Barranco dijo...

Precioso. Para qué más adjetivos. Envidiando no ser el que se clavó la espina. Aunque cada uno tiene sus espinas; de Cupido o del camino.

Spaghetti dijo...

Por más que miro la escultura nunca he visto la espina. Será, como dices que la lleva en el corazón.
Felices sean todos los días del año que viene, Natalia...
bsssosss

Encarni dijo...

Venía a decirte que Venus se ha quedado muda... me ha ordenado que os diga que conoce muy bien esas espinitas y que muchas veces no queremos sacarlas porque luego las echamos de menos. También ha dicho que le ha encantado la historia y se ha puesto a imaginar.

Un abrazo

Valaf dijo...

Pues has hecho honor al nombre de tu blog con el relato que te has marcado. Y bien, eso de que las estatuas son de piedra, como apuntas, no es del todo cierto: son de su autor, y en ellas se refleja una parte de su universo interior (llámale como quieras). Como un blog. Porque las palabras, para bien o para mal, nunca fueron vanas: reflejan, y lo hacen casi a la perfección.

Un beso

Juji dijo...

Imagino, que imaginar, con tu imaginación, nada deja a la imaginación desnuda y suma más imaginario a tu más que bello estilo... imaginado :)
Bellísimo escrito, mi querida amiga, rebosante de ese Don que es tan tuyo.
Muchos jujinis y molt bon Nadal!!

Matices dijo...

Y siempre que vengo a esta tú casa tengo en la entrada, ahí justito donde ese niño busca esa espinita, una invitación para imaginar... da igual que sea una imagen, o tus letras... todo viene envuelto de esa magia que llena e impregnas con tu imaginación.

Besos!!

Pepe dijo...

Sin ningún género de duda el nombre de Imaginar está muy, pero que muy bien puesto, dadas las enormes dosis de imaginación que pululan por tus escritos. Una espina en el pie, otra en el corazón por una niña de canela, un hartazgo de aguantar siglos en la misma incómoda posición. Lo dicho, Nátali: Una imaginación desbordante.
Un abrazo.

balamgo dijo...

!Felices Fiestas¡
Y el deseo de que pases en compañía de los tuyos una magnífica Navidad.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Esto es tu blog amiga mía, un reducto de cultura e imaginación, donde todos nos acercamos a aprender de ti y disfrutar de tu escritura. Estoy segura que estarás mucho tiempo ahí para que te podamos contemplar y leer por los siglos de los siglos(bueno, es un decir)
Un petó fort

casss dijo...

Cómo espina, te llevo clavada, pero no en el pie, elegí un lugar más digno para ti: mi corazón.

Tu original forma de relatarnos los jueves, no podía ser otra. Me encantó la última ironía: yo se que no eres de piedra....nada de eso, se te nota por todos los poros y todas las palabras que dejas por aquí plasmadas.

besos!!!

Alfredo dijo...

Efectivamente se nos olvida que detrás de muchas obras de arte, como es el caso de esta escultura, hay personas de carne y hueso con sus historias, sus vidas y sus relatos como este que acabas de imaginar.

Un abrazo!!

Alfredo Cot dijo...

Imagina un texto precioso, ilustrado, que te pasea entre nubes, que te baja y te sube por lomos y cubiertas. Un texto de antes con colores de ahora. Una espina que es aguja de coser el tiempo. Una historia de amor juvenil contado para niños que bobos detenemos la mirada, y ensimismados de nuevo volvemos a Imaginar.

De eso se trata, no?

Besos

Susana Peiro dijo...

Aplaudo. Una vez más, encantadora demiurga, has vuelto a dar voz a esos convidados al banquete de la vida. Demás decirte que después de leerte ¿quién camina tranquila por un museo, un jardín o dondequiera estén estas imágenes? ¿quién sabe qué murmuran a nuestras espaldas? O más terrible aún ¿qué historias quieren contarnos?
Te necesitamos guapa, a Vos, tus poderes y esa prodigiosa interpretación de los inanimados. Y a tus letras. Y a tu profunda humanidad.
¡GRACIAS! Desde el corazón, por este año preciado y precioso juntas y todos y cada uno de los momentos de ida y vuelta. Que este cierre de año y comienzo de la nueva etapa te encuentren ejerciendo la Felicidad, en todas sus formas.
Mi abrazo largo y apretado Amiga, hasta la vuelta.

Sindel dijo...

Es que tu blog no podría tener otro nombre, si de Imaginar hablamos creo que tu imaginación es tan frondosa y enorme que hace mérito a ese verbo.
La historia es maravillosa, una espina que se eterniza, que duele más allá de la planta del pie y del tiempo.
CHAPEU AMIGA!!!
Aprovecho para saludarte para estas fiestas Natalia, y desearte lo mejor, que te rodee el amor y la paz!!!
Un abrazo enorme y muchos besos!!!

Maria Liberona dijo...

jajajaja... vaya relato y mira que semejante imaginación como me has hecho reir y a la vez me has sorprendido la verdad me ha encantado

Luis Rodriguez dijo...

"Me miráis inclinado, sujetándome el pie siglos y siglos, pero sois incapaces de IMAGINAR mi verídica espina. Las estátuas no somos de piedra."
¡¡Brillante!! que más puedo agregar. Disfrutable, pero muy disfrutable. Saludos Natàlia un beso grande. Tus Lunes maravillosos y que buena foto para encabezar las entradas de tu propuesta.

maria jose Moreno dijo...

A largo de los años he imaginado contigo en este blog tus historias de los mas variopinto siempre matizadas por el buen hacer de una excelente escritora. Tu blog nos enseña a imaginar y el buen hacer de la cortesía, el compañerismo, la amistad...reforzado por los abrazos compartidos. Natali, te deseo lo mejor en estas fiestas y espero seguir imaginando contigo.
Un beso amiga

juliano el apostata dijo...

iba a comenzar a saco diciéndote que qué demonios es eso de "suave que me estás matando,"...pero conforme leía, me tuve que meter la lengua en el culo. ¿recuerdas que alguna vez en textos de la novela que me has mandado te dije aquello de que esa palabra o expresión era muy de hoy y que no cuadraba? pues eso era lo que pensaba cuando iniciaba esta lectura. y sin embargo, me he metido la lengua en el culo por que sí, tiene todo el sentido de una estatua viva...viva por tus palabras...¡cómo dominas esta vertiente HISTÓRICA de la escritura! claro, que esta vez te has permitido el lujo de jugar al ayer y al ahora..me gusta, simplemente me gusta esa mezcolanza...
medio beso, natalí.

Ceci dijo...

Quién diría? es cierto que somos incapaces de imaginar cual fue la verdadera espina de esa estatua a la que has hecho hablar y nos ha atrapado, como si de verdad fuera su espíritu, sin favores de tu imaginación y prodigio de tus palabras las que le insuflan vida
Te mando un gran beso querida Natalí y te deseo muy felices fiestas

Pepi dijo...

Desde luego el titulo de tu blog es el ideal, eso está de lo más claro, anda que no tienes imaginación, y encima siempre muy bien documentada. Me encantó tu historia. Besitos y Feliz Navidad.

Maribel G. M dijo...

**.°★。˛ °. *★* *˛. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo˛ °_██_* ˛. (´• ̮•)*˛°ƸӜƷ ¸.•°*”˜ ƸӜƷ ˜”*°•. ✫** .°( . • . ) ˛°.ƸӜƷ ¸.•°*”˜ ƸӜƷ ˜”*°•. ✫** *(...'•'.. ) *˛╬╬╬╬╬----♥Con todo mi amor ♥
Maribel

Realidad y Ficción dijo...

Muy ingeniosa querida Natalia!!!!,Estos niños púberes helenísticos son muy inspiradores. Me has sacado sonrisitas!!!! y claro ¿que puede significar una pequeña espina en el pie al lado de la punzante y aguda y profunda flecha de Eros?.
Mis besos y abrazos para ti!