21 de junio de 2012

Este jueves...MIS JUEVES

Idea oportuna y brillante de los reporteros del Daily. Me sumo, me apunto siempre a lo JUEVERO.

Esto era un teclado, una pantalla, y yo, novata, ante aquella ventana cuyo poder aún desconocía.
Esto era un lunes y aquello una convocatoria para escribir sobre un tema en sábado, hace...unos cuatro años.
Esto fue poner letras con dudas y entusiasmo, después colgarlas a secar en el tendedero virtual ¡sorpresa, intriga, novedad!
Esto era sábado y enseguida me llegaron respuestas insospechadas. Escribía mis cosillas, tímida y contenta, asomada a muchas ventanas. Vinieron otros sábados, eran una caja llena de intercambios, una planta diminuta que florecía poco a poco con las raíces tendidas a los puntos cardinales.

Nunca hubiera creído que fuera posible esta maravilla cuando, por vez primera, abrí un espacio a mi manera mientras descubría otros inventados a la suya. La curiosidad regada gota a gota, es tierra abonada que da y recibe cosechas, aunque caiga granizo en el campo de mi vida, escampa.

Esto es un jueves que vino tras el sábado. No quiero dar nombres, pero uno suena a Teseo el del laberinto, el que vuela con alas de letras, otro pedalea mesetas, suelta palabrotas y poemas, besos a medias, cuenta estrellas. Otros, otras, suenan a canciones de todos los acordes. Me arrullo, me inquieto, me asombro, me divierto, bailo tangos, muñeiras y canto bulerías, nado ríos y océanos como sirena gatuna. Caput, no nato estaría el Quinto sin los jueves, siempre me lo dice el chico romano, lleva razón, tanta palabrería mía cayendo en saco roto, sin ojos ni comentarios, no quiero ni pensarlo. Y que no me quiten lo leído ¡voto a los dioses!
Me decanto en las letras, me vierto, a veces me vacío del todo y recibo a manos llenas, a sonrisas, a cariños ciertos.
Esto son jueveras, jueveros, la sal de la tierra, el apoyo cuando me quiebro, la ironía que sacude, sana, la ternura, el chiste, la crítica, el debate, la ocurrencia, la paz y la música, los géneros, las palabras enhebradas en un collar que llevo siempre, el anillo que no aprieta de plata pura.

Esto y más, en un blog y muchos blogs que se ponen en solfa cada jueves, los necesito, los busco, me cobijo en sus abrazos y recibo los besos. No ceso de aprender, cada jueves es un estímulo pensar en el tema concreto, cuántas versiones del asunto !el arco iris! Y si le pongo voz, mirada, gesto, charla en un encuentro, es el colmo, el no va más prendido en la memoria.
Esto JUEVERO no hay quien lo tumbe, es un roble perenne con muchas hojas, da gozo sentarse a su sombra en compañía, en luna llena o menguante, a pleno sol o bajo la lluvia. Le nacen retoños, brota, se renueva y aguanta tempestades, columpiándose lleno de vida al amor de todas las brisas. Fenómeno para estudiar la calidad humana, sencillamente auténtica.
Nunca me arrepentiré de aquel, mi primer tecleo. Os quiero.

                En el DAILY todos los JUEVES: http://thedailyplanetbloggers.blogspot.com.es/

42 comentarios:

mar... dijo...

Recuerdo mi primer sábado Natalia, con mi blog recién abierto, un tanto asustada y sin saber muy bien de que iba el tema. Recuerdo mi sorpresa cuando me encontré con tantos comentarios, siempre amables. Me sentí incluida de inmediato en lo que yo creía un grupo ya formado y cerrado ¡que equivocada estaba!
Después llegaron los jueves, primero como complemento y finalmente como sustituto.
¡Cuanto he aprendido desde entonces!, y no sólo de letras, creo que sobre todo de calidad humana.
Besos Natalí

José Vte. dijo...

Yo no conocí los sábados, unicamente he vivido los jueves, primero regándome de sus letras y desde hace unos días conociendo a alqunos de los que estan detras. Creeme que para mi es una experiencia magnífica y extraordinariamente enriquecedora.
Todos aprendemos unos de otros, sobre todo en calidad humana.

Un abrazo fuerte Natalí

Fibonacci dijo...

Yo me alegro al haber conocido tu blog; aprender, (lo he hecho y mucho) divertirme, (he reído cantidad) he viajado en la historia y en la actualidad (Y gratis) y saber como se hacen comentarios con propiedad y simpatía como solo tú lo haces.

Muchas gracias Natalia por todo lo que das.
Un besote preciosa.

Juji dijo...

¡Oh, Natàlia! Un bello y sentido recorrido. Se nota en cada letra la emoción que aún te desborda...
Me sigue encantando tu manera de expresarte...
Un fuerte y emotivo abrazo.

Matices dijo...

El primer jueves... inquieta y sin saber mucho y la acogida espectacular, alienta a seguir. Ahora con el tiempo son muchas más cosas pero ante y sobre todo las personas, por eso me quedé y por eso seguiré...

Un beso,
(yo también os quiero...)

Mar dijo...

Hola Natali,
¡Qué bien escribes! Recuerdo mi primer y ¿único? sábado, mis consiguientes jueves, mis entradas y salidas... mis encuentros... Os recuerdo, os recordé el sábado pasado... ¿Volveré?

Petonets salats

Anónimo dijo...

Yo si recuerdo los sábados. Llegué de casualidad, por curiosidad, a través de Paco (que ya no recuerdo el apellido, un bloguero encantador). Nunca creí que me animaría, sin embargo ... hasta recuerdo el tema, se trataba de idear un aviso. Alli encontré a la mayoría, algunos se fueron, otros quedaron. Me costó incorporar la idea de jueves y me sigue costando, viste que a veces desaparezco (pero los leo eso si).
Me retiene la gente, vuestro entusiasmo contagia. Soy una de las que no tiene formación literaria ni recursos técnicos para escribir; no escribo, junto palabras para estar cerca de todos uds, encaro la hoja en blanco y le doy ...

Natali, la sirena de la pluma florida y diestra, vos si escribís, da gusto leer tus descripciones (es lo que mas me gusta, como describís).
Yo también te quiero.
un beso
Any

CAS dijo...

Querida Juevera Natalia: mujer de mirada honda, de abundantes y generosas palabras y de una timidez disimulada tras tanto conocimiento.
Hemos aprendido en este largo camino, y lo seguiremos haciendo.Que nunca falte al cariño que nos profesamos, como un culto, el único que nos libra de todo mal.

besos y abrazos mil

Teresa Oteo dijo...

Qué bonito Natalia, yo que me acabo de unir a esta magnífica "banda" recuerdo que lo que más me sorprendió fue el cálido acogimiento, el hacerme sentir como en mi casa, el cariño que desprendéis, eso es literatura de la buena...
Besitos

P.D. cualquier día va a salirme que soy un robot y a ver qué hago luego...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Un abrazo semanal. Bien cálido.
Besos.

Cristina Piñar dijo...

Y bendito sea ese tu primer tecleo, cómo tú dices. Así, tenemos la oportunidad de disfrutar de tus escritos cada jueves. Yo no llevo tanto tiempo como tu en el grupo, pero es cierto eso que me decían de que es una inciativa que engancha y que te llena de vida. No puedo decir más. ¡Me encanta ser juevera y sobre todo haber conocido a gente como tu! Besos.

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

emocionada entrada, todo un compromiso
saludos

ANTIQVA PHOTO dijo...

Fantastica "cosa" que permitió ademas encuentros como el de Cordoba, que se quedará marcada en la mente para siempre...

Un abrazo fuerte, amiga

San dijo...

Acuna tu jueves Natali, abraza y acuna, así con música de fondo. De sábado a jueves. Yo tambien recuerdo mi primer jueves, jueves navideño, cabalgata de reyes, todo un regalo el que me dejaste, el que me dejaron todos los jueveros. Hay que cuidar lo mucho que tenemos.
Besos admirados.

Juan Carlos dijo...

Que preciosidad de texto. Voy leyendo, em entusiasmo, paladeo el texto y vuelvo, a releer tratando de evitar que me fascine el factor sorpresa, pero sigo fascinado.
Roble perenne en el que nos integramos.
Los inicios, pues digo algo similar, pero recuerdo que uno de esos primeros y sorpresivos comentarios venía desde Andorra, redirigido desde Tésalo.
Muchos besos, muchos jueves.

Pepe dijo...

Nátali, me ha gustado mucho la comparación con un roble que extiende sus raices hacia los cuatro puntos cardinales de este espacio común que a todos nos acoge. La rama que yo habito en ese roble se alimenta y mucho de raices que llegan hasta Andorra.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Lo has expresado excelentemente, primero poniendo una sus cosillas y después viendo que la gente te comenta, así es exactamente, y lo del sábado fue la semilla que hizo brotar el jueves y así hemos seguido; y es verdad, ¿qué haría tu Quinto sin el jueves? seguro que no habría dado tanto de si.
Como dices tú este grupo es un roble que no se romperá.
Un petó molt fort amiga

Sindel dijo...

Natalia que hermoso lo que escribiste, cada palabra es una caricia, un halago, una esperanza.
Me emocioné muchísimo leyendo esto, desde la primera letra, hasta ese final maravilloso.
Un placer haber llegado un jueves (me perdí los sábados pero espero recuperar ese tiempo).
Un abrazo enorme

Leonor dijo...

Ya es casi una droga, nos hemos enganchado unos a otros y estamos deseando saber el tema del día siguiente para ponernos a pensar, a indagar, a elaborarlo. Luego esperamos con curiosidad qué les habrá parecido a mis amigos, cómo habrán enfrentado ellos el asunto, y todo eso nos une, más aún si como vosotros habéis podido conoceros en persona.
Un beso.

Ardilla Roja dijo...

"La curiosidad regada gota a gota, es tierra abonada que da y recibe cosechas, aunque caiga granizo en el campo de mi vida, escampa."

Hola Natalí: Recuerdo los sábados literarios, que después fueron de Mercedes, luego quedaron en tierra de nadie y como los ejidos se abandonaron a su suerte. Nacieron los jueves y a mi me pillaron en mala época; mi operación, la larga recuperación, la enfermedad y muerte de mi padre... y dias que prefiero no recordar; pero como dices en las palabras que recojo al inicio de este comentario, las tormentas escampan.

Un abrazo fuerte.

Myriam dijo...

¿Y los del resto de la semana?
jajaja

También me alegra haberte conocido por este medio, Natalí.

Un fuerte abrazo

Marta C. dijo...

Natalia, creo que ayer te dejé un mensaje, pero no sé si no lo acabé colgando. Te comentaba que qué bonita manera de escribir tu historia en este mágico grupo de jueveros. Siempre tu sensibilidad a flor de piel, siempre tus textos llenos exquisitez y de cariño del que llega de verdad. Eres un piedra preciosa entre todas estas que formáis los jueveros.
He querido pasar por aquí para comentarte a ti y a los demás jueveros que a partir de ahora, y debido al giro que le he querido dar a mi blog, quizás no pueda participar con vosotros todos los jueves, como este por ejemplo. Pero siempre que pueda seguiré escribiendo a vuestro lado, seguiré leyendoos y visitando vuestros blogs. Os espero también por el mío siempre que queráis, seréis bienvenidos. Y tú muy especialmente por la admiración que tengo por ti y todo lo que escribes.
Muchos besos.

Tyrma dijo...

"OS QUIERO"...Mayísculas y preciosas palabras, que en esta ocasión lejos de "imaginar" fluyen desde el fondo, con la fuerza de un sentimiento grande y sincero.
Mucho y bueno podría expresar de tu decir, pero en esta ocasión me quedo con la fuerza de un "OS QUIERO".

Un placer leerte, amiga.

jackie dijo...

Que bonitos jueves tienes! Un placer inmenso conocer tu blog, Por aqui por primera vez y me ha encantado leerte,, Si me lo permites me quedo para seguir conociendo mas de ti. Muchas bendiciones Saludos desde Puerto Rico! Gracias por compartir,

AMALIA dijo...

Dibujas con maestría ese escenario.
Mis felicitaciones, poetisa.
UN VERDADERO COMPENDIO DE POESIA, SABIDURIA Y ESPIRITUALIDAD, ENTRAR EN TU VENTANA ES ENCONTRAR EL AMOR Y LA VIDA EN ESENCIA.......EnHORABUENA.BESOS

AMALIA

G a b y* dijo...

Qué bien lo has escrito amiga, y representado con toda la fortaleza de un roble. Hay letras para todos los gustos, con ganas, con tesón, con entusiasmo... bueno! qué más agregar? lo has dispuesto muy bien en este paisaje por el que gustamos recorrer jueves tras jueves. Los principios de cada una son un tesoro a guardar en cofre con memoria imborrable.
Un beso al vuelo con la alegría compartida de formar parte de este "fénomeno" tan fenomenal!
Gaby*

Ceci dijo...

Agradezco a esos dedos tuyos Natalí que te impulsaron al primer tecleo, de otro modo nunca hubiera dado con tus excelsas letras, tu calidez y el cariño inmenso que nos devuelves. Tu presencia en el éter contraría lo inmaterial, es tan contundente como ese roble de raíces largas que se extienden hacia todos los puntos cardinales.
Te mando un beso grande, sincero, agradecida de tu cariño

Gastón Avale dijo...

menos mal que no te arrepentís... menos mal! que lindo habernos encontrado por aquí y seguir repitiendo las visitas, los comentarios, la lectura... me llevo una frase que dejaste por ahí... muy linda por cierto..." La curiosidad regada gota a gota, es tierra abonada que da y recibe cosechas, aunque caiga granizo en el campo de mi vida, escampa."

un beso!

Medea dijo...

Natalí DEMIALMAAAAA, dulce sirena gatuna, casi desconozco el teclado o el me desconoce a mi, no he podido faltar a ese encuentro juevero ni a este jueves juevero. Tu has destacado en tus letras lo que significa ese espíritu ¡¡Salve amiga!! Y el espíritu juevero está ahí aunque últimamente en su letargo, lo regaremos y mimaremos que no le falte alimento. No conocí los sábados, leí alguno y el mismo sábado cuando iba a subirme a aquel autobús…desapareció. Dije ¡¡ostis!!¡¡que gafe!! ¿¿Seria una señal?? Y llegaron los jueves, no tuve el gusto de conocer a Quinto pero me hablaron de él y venia de tu mano de la mano de quien en primer lugar me acogió y respondió a mi primera palabra en este mundo también desconocido para mi entonces,¡¡habías leído mi tímido “Hola”!! no sabia desde donde, ni quien, ni como pero al menos eso no tarde en aprenderlo. Te quiero amiga, a ti, a tus letras, a tus comentarios, a tus cruzados y por supuesto a ese hombretón consorte que esta a tu lado. Un beso, o medio, o tres cuartos en el blog pero otro achuchón que te cagas cuando volvamos a encontrarnos.

Encarni dijo...

Natali, Natali, que bonita entrada la tuya, porque entre otras cosas me has puesto al día de la historia juevera, que antes fue 'sabadera' jeje. Para mí será mi jueves cordobés que se hizo piel en sábado.
Me encantó conocerte junto al Cristo de los Faroles :)

Un abrazo.

PD. : Yo también te quiero.

Alfredo Cot dijo...

De pronto he olvidado los Sábados, los Jueves y creo que todos los días de la semana. Quedo inmerso en lo amable de tu cadencia, en el ritmo de tu fraseo, en la esencia de tu mensaje.

Por lo demás, tranquila, Quinto algún día te lo agradecerá.

Besos

emejota dijo...

Huyyyy qué bonito..... a ver si también puedo. Bsss.

Manuel dijo...

He rememorado con tu relato el camino recorrido, desde los sabados a los jueves, a veces leyendo y otras publicando. Es adictivo, si no existiera hbria que inventrlos.
Un beso

Isabel Barceló Chico dijo...

Maravillos relato juevero, natalí, repaso de una experiencia que has vivido con el corazón tanto o más que con la tecla, aunque creo que en tí tecla y corazón son la misma cosa, van a una. ¡Y aún hay quien critica los blogs o pone en solfa el valor de internet y de la sinceridad de lo que por esa vía circula! Doy fe de la emoción que supone trazar lazos de amistad con seres humanos a quienes no conocemos en persona e incluso creemos que no llegaremos nunca a darles un abrazo. Y sin embargo, ese amor existe, crece y, espero, persiste a lo largo del tiempo.
Gracias por recomendar el secuestro de la luna. Un abrazo muy fuerte.

José Ramón dijo...

Natàlia tu relato es fabuloso.
Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

Boris Estebitan dijo...

Hola, que tengas un excelente fin de semana, ha sido un placer leer tu blog, es excelente. Te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un poema mío titulado “Muy tarde como para tomar acción”, es un poema sobre un amor que no pudo hacerse realidad.

maria jose moreno dijo...

Por fin llegué a mis jueves tras recorrer casi media España en esta semana en la que aun tenia el cansancio en mi piel después de tanta emoción. Recuerdo perfectamente la primera vez que te leí y como me enamoré de tus palabras. Luego mucho compartido y espero que aún mas y mas mi dice amiga.
Espero que nos veamos pronto.
Besos

Luis Rodriguez dijo...

Disculpa Natalia por este mensaje pero no tenía otra forma para contactarme. Te envié un mail a la dirección @andorra.ad
En el que te comento sobre la nominación al Premio B de mi blog.
En fin vista mi sitio si no tienes idea de lo que te comento y espero que te sumes a esta iniciativa. un abrazo

Marta C. dijo...

Hola, Natàlia. No sé por qué siento la necesidad de explicarte esto: mi vida dio un vuelco de 360º cuando hace cuatro años tuve que dejar mi trabajo por una enfermedad muy cruel llamada Fibromialgia. Hace 14 años que la padezco pero pude continuar trabajando a duras penas hasta hace 4.Desgraciadamente no es mortal ni degenerativa pero te destroza poco a poco emocionalmente. He sido profesora de francés y catalán durante 27 años, estudié Filología Francesa y he estado toda mi vida en contacto con los libros y la literatura. Cuando tuve que dejar el trabajo, mi vida se quedó muy vacía. Mis hijos ya mayores, mis compañeros y amigos con sus preocupaciones, ya te imaginas. Me quedé muy sola. Entonces fue cuando descubrí que la escritura podía ser mi salvación. Empecé por pura diversión, pero poco a poco he ido teniendo cada vez más inquietudes ligadas a mi profesión y a mi formación. Empecé a escribir relatos y poco a poco me fui sumergiendo y profundizando en ese género de una manera más seria, más ligada con la literatura que con la diversión. He hecho tres cursos de Relato por internet, uno de ellos dura tres años y he hecho solo el primero. He leído y estudiado mucho sobre el relato y sobre los grandes autores que lo han escrito a lo largo de los siglos.
Estudiar es para mí una pasión, como lo es leer y escribir. Aprender es ya lo único que me queda a lo que agarrarme en la vida. Por eso yo me planteo escribir, de una manera diferente. No pretendo ni publicar, ni llegar a ser nada, solo hacer lo que me gusta. Por eso yo veo la escritura con una perspectiva diferente, la veo más ligada al aprendizaje que al ocio. Sin embargo, cuando José Vte. me habló de vuestro grupo me pareció interesante compartir con vosotros esa manera diferente con la que vosotros escribís, más lúdica más, incluso, social. Como una manera de relacionaros. Y me encantó la experiencia. Luego metí la pata y me sentí muy mal. Son para mí dos maneras muy diferentes de escribir, que no tienen por qué ser incompatibles. Solo quiero que entiendas que no pretendo dármelas de lista ni me creo mejor, ni pretendo dar lecciones a nadie. Simplemete intento escribir y aprender al mismo tiempo. Para mí, es vital. Bueno, paro ya el rollo. Te respeto mucho como persona y como escritora y sentía la necesidad de explicarte todo esto.
Supongo que me entenderás.
Un beso muy fuerte.

Natàlia Tàrraco dijo...

Marta, te respondo via mail.
Besito cariñoso.

Marta C. dijo...

OK, te espero.

Teresa Oteo dijo...

Hola Natali, supongo que habrás estado muy liada y no has tenido tiempo todavía o no te apetecía, pero no has venido a visitarme esta semana y te he echado de menos...
Besitos y te pongo falta jajaja