31 de mayo de 2012

Los jueves relato: EN LA QUIETUD DE LA NOCHE

1- En la quietud de la noche, para no variar, reina la luna con sus esclavas las estrellas que la adulan echando chispas galácticas. Ella, oronda, redonda, salpicada de cráteres como una adolescente eterna, se acicala con polvos azul metálicos mal difuminados a brocha gorda. Tiene un satélite incrustado en el ojo derecho desde el año 1902, por eso frunce el ceño y saca la lengua al astrónomo que la enfoca desde el planeta atestado.
En la quietud de la noche croan los sapos y cantan los grillos un concierto afinado. Todo es quietud en la noche, silencio y sueño para la abuelita sorda que duerme en la cabaña del bosque, aulla el lobo hambriento, !socorro! grita caperucita.

En la ciudad, la noche de los neones, de las escasas luces de los coches, ceñida de cristales, abarrotada de balcones, despoblada menos un gato flaco y las ratas, acaso, aquel destello azul de la ambulancia, no se ve ni un taxi libre.
En los campos, espaldas onduladas, ríos despiertos, árboles derechos y el rebaño con sus cencerros, bajo la noche sana.

En la quietud de la noche una esquina afilada, un farol torcido, una mujer con medias de rombos recostada en el muro, los pechos al relente, constipada, aguantando la mala noche y la vida mala, la citan tangos, rumbas, boleros y novelistas urbanos.
Suena una bronca, estalla una litrona y a aquel hombre no le salen las cuentas bajo el flexo, y a aquella chica le ha salido un novio, en la falsa quietud de la noche.

En la quietud de todas las noches las parejas repiten a su estilo un juego antiguo y sus cuerpos cantan una canción, no por repetida, menos deseada.

Escapan sueños y pesadillas a puñados, las mariposas nocturnas se los tropiezan en su danza donde la luz ha de quemarlas. Por poco se quema el pan en las tahonas. Se roban cajeros sin fondos, se rompen escaparates a mazazos, y el chico acaba de perder el último bus nocturno, aquel que para cerca de los cartones de cinco deshauciados. 
En la quietud de la noche se detiene una vida y otra suelta el primer llanto. El padre marinero, inventa a su niña recién parida desde la mar alta, acunado por las olas. Esta noche no está para sirenas.

En la noche quieta, tras los visillos corridos, un hombre insomne espía a la luna acompañado de su pareja, soledad.
Soledad de los astros y las constelaciones estampados cerca de agujeros negros, en la perpetua noche cósmica. 
______________________________________________________

2- Tus omóplatos azules saludan a la luna entre la jungla que apartas. Se amortigua la rama bajo tus garras, en tus ojos el eclipse de sol lleva un puñal clavado. Tu cabeza aguda y suave avanza con intención felina y femenina.

Supongo tu aliento cálido en mis párpados, tu resuello en mi vientre desnudo, tu lengua en mi garganta. Te he soñado tanto que me duele el sueño por tu tozuda ausencia, colmillo blanco, negro rugido.

Avanzas superlativamente elegante, hasta el árbol donde te espero tendido, indefenso, sin raíces sin pesares sin memorias. ¿Tardas o es el silencio en la quieta noche?
Pintura H. Rousseau, 1915- Foto archivo Internet
 Citas noctámbulas en la noche de Mónica: http://neogeminis.blogspot.com/   

46 comentarios:

San dijo...

El primer relato que leo y me pierdo, perdida en esta quietud de la noche donde todo es posible, donde hay otras vida o es la misma, no se,me quedare tambien esperando en este arbol a que de nuevo regrese esta quietud que me dejo enganchada a las letras de Natalia.
Un gran abrazo.

MAR SOLANA dijo...

Hola, Romanita :)

Cuando he leído la sugerencia de este jueves: "en la quietud de la noche", no sé, yo he imaginado una historia de terror, quizás porque mi vida, últimamente, es más funesta que poética ;) Pero a-no-na-da-da
me has dejado, galleguiña, cuando te he leído; esas relaciones noche-luna-estrellas que tú has conjugado con una hermosa prosa lírica... ¡bien!

Da gusto leer cosas bellas de vez en cuando ;)

Besotes desde una mar muuuu calmadaaaa ;)

censurasigloXXI dijo...

Que nos llegue a todos la calma pero no demasiada, que se "descalme" de tanto en tanto para que no se nos atrofien las neuronas. Aunque en este país, a los que pensamos un poco, la calma nos es escasa...

Muy bonita esa noche en espacios diferentes, cada cual a lo suyo, a amar, a robar o a esperar.... aunque tarde.

Besito, templá.

Maat dijo...

Fascinante recorrido nocturno el que nos haces en tu genial relato. Cada vez estoy más agradecida a la oportunidad que se me ha dado de leeros cada jueves, aunque me falta tiempo para entrar en todos los blogs. "Poquet a poquet..."

Haces descripciones que son para tomar apuntes. Y los tomo.

Un abrazo.

Maat

emejota dijo...

Cierto bellísima prosa lírica, en la quietud de la noche sueños hermosos. Bssss.

El Alma de Venus dijo...

Hola Natalia, nos muestras toda la actividad que guarda la noche, aunque parezca quieta,el mundo no para y nuestro planeta tampoco, por muy dormid@s que estem@s, la vida continua...Me gusta saber que hay dos almas que por fin podran olvidar su soledad, aunque sea unos minutos.
Me quedo con la luna que aguanta tantos años un satelite en su ojo .
preciosa expresión, que da para más de un poema.
Besos guapa.

Matices dijo...

Así es la quietud de la noche llena de diferentes estampas y protegidas por el halo de la siempre presente luna... Esa foto de la luna que nos describes me encanta.

Besos

Cecy dijo...

La noche en su quietud que también es movimiento, podemos ver el mayor de los encantamientos y bajar al mas sublime infierno.
En tu relato se vive entre el cuento y la realidad, la ficción y el sentimiento que se cuela.
Una noche que advierte.

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Precioso todo, Natalia. qué bien nos has paseado pro todos los rostros posibles de la noche y su silencio, su magia, sus miedos, sus secretos, su encanto, sus deseos...
Un lujo leerte!
Un abrazo juevero.

gustavo dijo...

lo primero que me sale es decir COJOOONESSSS..AHORA VIENE LA EXPLICACIÓN A TAL EXCLAMACIÓN, TAN TÍPICA DE MÍ... y la explicación no es otra que demonios y más demonios, cuando te pones, natalí, te pones a escribir y describir, a plantar vida en la noche y a hacer ruido en la noche y a dar vida a la supuesta muerta noche...a brochazo limpio y bello, a pincelada seguida y en unión con la anterior pincelada dada, despejas la noche de su oscuridad y de su mutismo...claro, que al hacerlo dejas colorines, colorines de palabras en imágenes...oléeeee...
y ahora espera que lea el segundo...
prefiero serte sincero...el primer textooo me ha cegado este segundo...tanto me gustó...aquel...
medio beso, dulce natalí, la felina en la noche estival...

gustavo dijo...

LECHESS EN VINAGRE,, QUE SE ME OLVIDABABABABA¡¡¡
que el texto que me ha gustado, el primero , que ese texto es muy muy muy de...veamos, voy a jugar contigo: ¿si tuvieras que decirme un músico en relación a ese texto, me dirías...?
otro medio beso...

Teresa Oteo dijo...

Impresionante, bellísimo, increible, todo lo que te diga segurito que se queda corto, me quedo con "los colorines de palabras" que ha dicho Gustavo que me ha encantado la expresión.
Es un verdadero lujo leerte.
Un besito.

javier dijo...

ella son las estrellas que brillan, y marcan el norte de los solitarios. Ellas son la vida que pulsa en la calma, el puerto de los marinos sin rumbo, solitarios, de los sedientos de un poco de cariño
Has convertido en pura poesia tu escrito Nataly

Juan Carlos dijo...

1 Me encanta, veo u relato en que partes de la sensación de la quietud de la noche para ir repasando el universo de la imaginación, con bellas ideas, evocaciones, imágenes. ¿Me quedo con una? Solo una por no citar más:
"... las mariposas nocturnas se los tropiezan en su danza donde la luz ha de quemarlas."
2 Poética expresión de un deseo.
Besos y muchas gracias por los relatos.

José Vte. dijo...

La noche desde luego inspira Natalia, ambos textos son soberbios, el segundo es breve e intenso, muy erótico (me encanta la imagen de la pantera).
El segundo es un buen recorrido por varios de esos personajes que van pululando por la noche, vidas diferentes en muchas ocasiones a las que vemos durante el día, aunque quizás sea el trascurrir, mas lento, el que le de esa magia a los noctámbulos que la habitan.

Un abrazo

Myriam dijo...

Noches que son pura actividad, pura tensión, pura promesa...

Fibonacci dijo...

Me has sorprendido otra vez y ya se está haciendo costumbre...al saber el tema de esta semana, me imaginaba de que podrias escribir, y por supuesto no he acertado...al leer el primer parrafo me ha venido a la mente esa peli muda francesa que ya es un clasico en la que te has inspirado, esos catorce minutos de duración, se me hicieron largo en comparación a tu texto.
Es facil para tí, desde ese balcon llamado "Luna" observar los trajines, desventuras, amores sufrimientos de esa humanidad que orgullosa está en esa bola azul, a la cual para la desgracia de esa luna, lunita luna se está destruyendo y sin embargo, esos mismo cuanto han escrito y hablado de tí, con miles de historias, romances,miedos, y esas olas que gracias a tí se disfrutan...Me he enrollado como una persiana, para decirte que me ha encantado y que admiro tu destreza, la que te curras un monton...felicidades y un besote preciosa.

G a b y* dijo...

Me quito el sombrero ante el azul variado de cada una de tus noches. Realmente Natalia, poco puedo decir, más que intentar transcribir, la admiración que tu inspiración dejó en mi. Es el modo en que lo has escrito (descripto), en el primer relato, repasando seres, situaciones que cobran vida o simplemente la viven con la naturaleza de la vida misma. El segundo relato, acompaña, abraza la imagen, capta el movimiento, el sigilo... uffff! qué maravilla! por si no se nota: ME ENCANTÓ!
Un beso al vuelo:
Gaby*

mariajesusparadela dijo...

he dejado un comentario por la mañana.
¿serías tan amable de mirar en spam?

Carmen Andújar dijo...

Bella estampa de la quietud de la noche, sobre todo de la luna, preciosa luna de George Melier. Se nota que te va lo del cine.
Preciosa escena también la de la mujer de mala vida con sus pechos al relente.
Gran escena erótica la del final, felino y de una sutil elegancia.
Un petó

Any dijo...

Quiero medias con rombos! y una luna presumida y juguetona como la de tu texto.
Capa total, diosa de las descripciones, pasame un poco de la sabiduría de tu pluma para describir! dale, un poco solamente ...
Y el hombre de la ventana no está solo, "contigo soledad, ya somos dos" como decía el poema.
Chapeau Sirena
Y besos

Juji dijo...

Pura poesía, Natàlia. Dejas un sabor de boca que deseas que no desaparezca. Es tan gratificante leer tus letras... Un placer, señora de imaginación desbordante :)
Muaks! y requetemuaks!

Ío dijo...

Ha sido muy hermoso leerte, Natalia, en algún momento me ha parecido poesía.
Gracias, y gracias por tus palabras y visitas, siempre un placer.
Abrazos

Ío

Pepe dijo...

En la quietud de la noche, hay de todo menos quietud. Todo bulle como tu te has encargado de mostrarnos de una forma magistral.
Hermosos relatos, Natali.
Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

Esa noche y sus enigmas nos trae a una descripción minuciosa de cada secuencia invitándonos a imaginas encuentros furtivos, retratos de sombras entre la jungla, miedo y sueño, memoria...

Precioso texto lírico con muchas imágenes visuales que nos transportan hacia esos senderos.

Me quedo por acá con gusto.

Un beso

lujanfraix.blogspot.com

Te dejo esta dirección porque tengo varios sitios pero en éste escribo todos los días.

Es por si quieres visitarme.

Cariños

Marta C. dijo...

Hola, Natàlia. Estaba deseando leerte y, como siempre, no me has decepcionado. He leído muchos de tus comentarios a otros relatos en los que has ido dejando retazós de tu maravillosa prosa. El tuyo es, poesía en su estado más puro, esas imágenes que todos tenemos en la memoria de la luna con su telescopio y todas esas otras noches que has imaginado, con sus sonidos y sus silencios, sus vidas arrastradas y sus vidas hermosas. Un auténtico poema a la noche.Besos.

Alfredo Cot dijo...

Son cosas de la noche... y del día, pero tal cual pertenecen a las sombras, porque sólo entre sombras adquieren tal grado de poesía. La noche ayuda, su esencia contornea las siluetas y las escenas se vuelven sublimes, y te recreas en cada una de ellas, repitiéndote: "Sí, es así como lo cuenta, que belleza"

Besos

dapazzi dijo...

Avanzas superlativamente elegante, hasta el árbol donde te espero tendido, indefenso, sin raíces sin pesares sin memorias. ¿Tardas o es el silencio en la quieta noche?
HAY¡¡¡ SI JO PUDIERA HACER ESO, QUE LIBRE SERIA.
ES LA ANTESALA DE LA LIBERTAD.

Manuel dijo...

Cuanta actividad, cuanta vida en una noche quieta, ¿realemnte existe la quietud de la noche? leido tus dos relatos tiendo a pensar que solamente es una ilusion y la noche es mas viva de lo que parece.
un beso

Cristina Piñar dijo...

Cuantas vidas y experiencias distintas se suceden en la quietud de la noche que bien nos las has contado aquí. Un beso.

Sindel dijo...

El primer texto me encantó, un recorrido real sobre los movimientos de la noche, cada persona y sus universos.
El segundo es un poema a mi entender, intenso, y lleno de metáforas maravillosas.
Un placer leerte por dos!!!
besitos

Encarni dijo...

Dos textos hermosos Natalia, el primero quizá sea más objetivo con la noche y el segundo al tratarse de prosa poética, sea más subjetivo. De todos modos, ambos se complementan, ene se cómo es la noche y cómo se siente.

Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

El primer relato realmente espectacular me encanto, me hiso pensar e imaginar todo lo que sucede o puede sucedes en medio del silencio de la noche, donde hay muerte, sueños y también vida...

ANTIQVA PHOTO dijo...

Uhm, que maravilla... La quietud de la noche... Buena compañia... Un gato que ronda...

Maravilloso, amiga

CAS dijo...

Estampas nocturas, leídas un domingo por la mañana entre nubes y rayos tenues de sol. Con tus palabras añoro la noche, tan variada, tan agazapada tan como la cuentas de uno y otro lado.

(Pobre Luna, cómo le dolera esa basurita incrustrada...)

besos y abrazos mil

elena clásica dijo...

Querida Natalí:

Nos has causado honda impresión a todos los lectores, que sentimos una primera parte del relato bien construida, detallada, sentida, honda, muy en tu estilo, el perspectivismo de la noche vivida por muy diferentes almas. Infinitos son los caminos y los sentimientos, las posibilidades, las casualidades y las decisiones y el arte que los han narrado todos.

Una segunda parte que nos toma de sorpresa o no, pues la voz que escuchamos bajo la luna espera expectante una visita, la de los instintos, no necesariamente destructiva, pero ¿real? Y así es este misterioso mundo nuestro, pues más allá de la visión penentrante, profunda y exhaustiva, existe, el subconsciente, los símbolos y la magia.

Claro me ha encantado un toque tan sugerente. Ay, Natalí, así eres tú.

Besazos, querida amiga.

maria jose moreno dijo...

Diosa, de tu magnifico relato resalto esta frase que me ha prendado:
Escapan sueños y pesadillas a puñados, las mariposas nocturnas se los tropiezan en su danza donde la luz ha de quemarlas.
Me dejas sin palabras...
Besos y hablaremos muy pronto

Mari Carmen Polo dijo...

Un ramillete de frases fantásticas, mágicas, bellísimas. Así son estos dos textos que nos regalas: un puro goce. Muchas gracias.

Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

Una noche poblada de realidades y de sueños, de anhelos, de satisfacciones, de contrariedades, de vida, en suma. Tienes un don especial para retratar la vida y regalarla... Un abrazo enorme, querida y admirada natali.

Gloria dijo...

Inclusión magnética en la nocturnidad. Sin imaginar recalé en el blog y seguiré tus imaginaciones, un saludo desde Tenerife y te djo enlace de mi blog por si quieres conocerlo, sera un placer.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

AMALIA dijo...

Me he quedado atónita de tu prosa. Buenísima!!! Te mereces muchos premios.
Besitos
Amalia

AMALIA dijo...

Me gustaría que vengas a escribir gratis en
http://letrasyversos.foroargentina.net/
Te espero.
Amalia

V.Nas dijo...

El primer relato es un colage como la vida misma. En el segundo la ensoñación puede llevarte hacia donde prefieras. Preciosa narrativa como siempre. Un abrazo Natali

V.Nas

Susana Peiró dijo...

Buena noche, esta noche.
La escritora salió con su linterna a iluminar rincones y personajes. Nada escapa a su mirada, ni siquiera la luna…a la que nunca volveré a ver igual (sólo imaginarla con el ceño fruncido y sacando la lengua al astrónomo, ya me provoca la risa!)
Como fantasmas, aparecen todos los que creyeron estar a salvo en la quietud y oscuridad. Sapos, grillos, el lobo hambriento, un gato flaco, las ratas, esa infaltable de cada noche, con sus medias de rombos; aquel hombre, esa chica, las parejas, el padre marinero, el insomne… hasta las mariposas posan para esta instantánea!
Buena noche, esta noche... que veo gracias a Vos Natalí. Excelente trabajo Querida Amiga! Mi abrazo, noctámbulo, tanguero y febril.

Realidad y Ficción dijo...

Hola Natàlia!... sentí a la humanidad con sus variados ribetes en este relato noctámbulo cuya quietud se agita con el pulso de la naturaleza y el pulso de lo humano. Me gustó mucho el inicio: Doña Luna, Gran Señora de la Noche.

PD: efectivamente es una cita a la Carta a Meneceo como se indica en el post. Siempre gracias por tus cultivados aportes a mi Ensayo. Los considero y valoro.

Mi abrazo!

Balamgo dijo...

Vaya Natalí, no le temes a nada, hasta te atreves con los relatos encadenados...:)
Eso es estupendo lo que están haciendo.
Gracias por la visita.
Un abrazo.