1 de diciembre de 2011

El jueves relato: MASCOTAS

Te invoco Bastet diosa gatuna, te añoro Minos espíritu felino, amigo inolvidable, te increpo Muli, "misifusa" !despierta y actúa!

Vosotros felinos raudos, elásticos, silenciosos cazadores diurnos y nocturnos, libradme de esta plaga que nos ataca sin tregua, invicta, inmune a cualquier DDT de última generación.
!Moscas!, ahora y aquí a cientos, una mutación fuera de temporada que arrasa este país montañoso. ¿Plaga merecida? ¿Por qué, dioses injustos?

Mi añorado Minos y la melosa Muli.

Moscas ingratas, muchas veces os perdoné la vida abriendo ventanas y balcones, pero me he vuelto sanguinaria y cruel, ya no soporto vuestro ataque cojonero por pares por decenas, a mi pantalla, a mi libro abierto, a mi nariz, a mis ojos, a mi plato, a mi pan y a mi vino !Basta! NO OS QUIERO DE MASCOTAS.
!Muli! minina, te veo con la mosca en el rosado hocico ¿has de tolerarlo? Dale el zarpazo, gánate mis caricias, ronroneadora, comodona, que tengo rampa en la mano de tanto batir el aire con la pala del rancio matamoscas, y escapan burlonas; dos copas, una figurilla, llevo rotas en el empeño. Me mira la gatuna y accede porque es la hora de su aperitivo.
!Aleeeop! Así me gusta, equilibrista voladora, a ver si aprenden, !que te aproveche!, miauuuuuu.
Nota: Este cuento se basa en un hecho real !Cuidadito! el ataque de las moscas transmutadas, horror de horrores, os acecha. Se regalan gatitos.
__________________________
Mascotas sueltas en el zoo de GUS: http://callejamoran.blogspot.com/

21 comentarios:

Verónica Marsá dijo...

Prime, prime!
La paranoia anti-moscas la tenemos en casa. Corre, corre, cierra la puerta! Cierra la ventana!!! La puertaaaaaa!!! Esa ventanaaaaaaa!!! Veranos fatídicos en que todo tiene que estar abierto, amiga.

Gatitos hermosos que se orinan en la ventana del primer piso, que menean la cola satisfechos paseándose sobre las tejas y dejan el penetrante aroma deslizándose por mis cortinas...
¡Qué monos ellos! Jajajjajaa!

Un beso, compi!

Susurros de Tinta dijo...

Las odio, es un odio heredado, mi abuela nos pagaba un real (eso que ya no existían), por cada una que matábamos, asi que no me valen los gatos que se las zampa y no se pueden contar, eso si, tengo una habilidad cazándolas que ríete tu de cualquier gato mi Diosa Gatuna, además, que hago con mi cola de pez, seguro que los distrae y no cazan ni una!!!, aigggggggggg, mundo cruel!!!, jajajaja, miles de besosssssssssssss

CAS dijo...

"Vosotras las familiares,
inevitables, golosas,
vosotras moscas vulgares
me evocáis todas las cosas."

Un plaga.... muchas mascotas, pueden ser una plaga.

Ay! felinos.... son hermosos, míticos y nos ayudan en la limpieza de alimañas. Son adorables!

besos (que no te resulten pegajosos, jajaja)

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Si vieras lo divertido que nos resultaba ver a mi padre cazando moscas y ahogándolas en un cubo con agua. A veces cuando veo pasar alguna lo recuerdo y hoy me lo has traído tú a la memoria. La canción es de esas que te aprendiste de niña y nunca olvidas. Maravilloso Serrat, a cuántos poetas conocimos a través de su música. Un beso.

Myriam dijo...

Preciosas las fotos de tu añorado Minos y de tu melosa Muli, y sobre las moscas: las detesto. Hoy justo estuve en una cafetería en una terraza y no sabía ya como espantarlas.... ujjjjj

Besos

Anónimo dijo...

Te comprendo, las moscas son antipáticas y fastidiosas, y al menos, ya que se tiene una mascota que trabaje un poco. Desde luego no se puede comparar un gato con una mosca.
Un abrazo
Carmen Andújar

javier dijo...

jajajajajaja, hasta para elegir mascotas hay prioridades, me encantó tu entrada, petons

Juan Carlos dijo...

Jaja, pasé parte del relato pensando en un regalo-mascota: UN BUEN CAMALEÓN, UNA ENCANTARORA SALAMANDRA. Más de una vez lo he pensado, pero ya veo que Muli hace la faena.
Buen relato, divertido, sobre esa plaga cojonera.
Besos, compi.

Mari Carmen Polo dijo...

¿Tantas moscas tienes alrededor? Y yo que creí que estaban en peligro de extición pues cada vez las veo menos... Será que la vida de gran ciudad no va con ellas.

No me gustan las moscas. Les arreo cada mamporrazo cuando alguna osa entrar en mi cocina que ni te cuento.

Un abrazo, Natalí.

Juan Carlos dijo...

Muy bien traído el vídeo del tándem Machado-Serrat, jeje.

El Drac dijo...

Jajaja me has hecho reír mucho ¿cómo es eso de "vuestro ataque cojonero"? hay personas que cuando se enfadan, lo hacen diciendo la mar de cosas graciosas; creo que tú eres una de ellas

Un gran abrazo

Alfredo dijo...

Pocas cosas más insoportables que una mosca empeñada en dar la turra. Muy bueno el video.

Un beso!!

San dijo...

Moscas cojoneras jajaja, menuda estupida mascota. Esos gatitos son otra cosa, Minos me recuerda a nuestra Mina, una gatita preciosa un regalo para mi hermana que todos disfrutamos.
Besos, y ese serrat ummmm!

ANTIQVA PHOTO dijo...

Me hiciste recordar las crueldades inmensas que los niños, los amables niños, haciamos a las moscas que caian en nuestras manos en aquellos tiempos en que la tele era todavia en blanco y negro...

Horrible, amiga

Y que decir de las tropelias con los gatos...

Ay, la España cañi...

Un abrazo fuerte

Susana Peiró dijo...

Amazing, absolutely! Mi Natalí ¿creerías que en el otro lado del mundo, esta amiga tuya está batallando contra el mismo enemigo? Legiones de moscas han invadido mi tierra, ámbito laboral, familiar y anatómico. Acechan en todos los rincones, nada perdonan y me tienen looooca! Sí amor, he perdido la cordura y deambulo, con los ojos desorbitados, lanza y atrapamoscas en mano en una batalla sin cuartel y sin prisioneros, es a muerte! Llego a tu bella morada ¿y qué encuentro? ¡La foto del enemigo! Ahhhhhhh! Y encima de la nariz de la minina! ¡Valor mi Amiga! Nosotras escribiremos esta página de la historia, no ellas! Mi abrazo de lo más fuerte Natáli guapísima!

Pepe dijo...

¿Porqué será que reciben el sobrenombre de cojoneras?. Es que las moscas son pegajosas, pesadas, persistentes en su acoso, vamos un auténtico piñazo. Además cuando aparecen son multitud y no hay superficie ni comida que les sea adversa. Ellas atacan inmisericordes a todo y a todos.
Un abrazo.

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

No soporto las moscas, se posan en todas partes, todo lo tocan, son tan pesadas. No suelo tenerlas en casa, pero si hay alguna no tengo piedad con ella.

Un beso

Lola

Any dijo...

Odio las moscas, los mosquitos y en general todo bicho que vuele y joda la paciencia.
Me encantó ese gato volador, quiero uno! Me acordé de la canción del gato volador, me voy cantando.
Un beso

gustavo dijo...

provengo de las de una raza casi sacra, provengo de unos antepasados mininos, casi diríase que soy rey de los felinos , pero por raza y sngre, tan pura es la mía...provengo del campo y soy un especialista en cazar moscas...perdón, mis antecesores lo fueron...ahora, ya bien situado tras tanta generación que me precedió, soy un minino sibarita...así que cace mioscas mi abuelaaa¡¡¡¡jajaaaj
medio beso, natalí...

maria jose moreno dijo...

Dios mío, espero que esas Moscú transmutadas se queden el el Ortega, porque aquí en el sur tenemos unas pesadísima que con el calor de este año no se acaban de ir, con lo que si se juntan con las tuyas la mezcla puede ser una bomba...jajaja
Lindos gatitos
Besos diosa

Sindel dijo...

Me dan repulsión todos los insectos, me parecen pesadísimos, pero las moscas me provocan aún peor sensación, con ese aleteo y ese zumbido...