24 de noviembre de 2011

El jueves relatos: Extranjero, inmigrante

Soy emigrante, canto como Juanito Valderrama al estilo de Celtas Cortos o Brassens. Escribí algo el jueves pasado sobre ello, ya no tengo palabras, esta vez prefiero una canción, o mejor dos, porque hay muchas formas de sentirse extraño, distinto, incluso emigrante en tu casa, al dar la vuelta a la esquina. Por el contrario, en el lugar más lejano, es posible encontrarse cómplice, confortable, amada.


Emigrantes, raros, extranjeros, nunca os sentiréis en casa de GUS: http://callejamoran.blogspot.com/

30 comentarios:

Verónica Marsá dijo...

Bueno, pues con las canciones no polemizaré...
Ir y venir por unas razones u otras, Y CON UN OBJETIVO U OTRO.... Mucho he escuchado sobre los objetivos de los emigrantes, muchos centros sociales he visitado, muchos argumentos he oído.

Vamos a escuchar las canciones...

Besito, guapa i templà. Gracias por tu afecto.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia,

Bien por este recuerdo que nos haces de que hay que mirar con buenos ojos a los inmigrantes, y mucho más ahora que se extiende la xenofobia por diferentes países de esta Europa, incluida Catalunya, que siempre ha estado a la cabeza del Progresismo. Es como si una ola de pútridos vientos nos estuviese invadiendo. Antes, cuando los necesitábamos, los inmigrantes eran bienvenidos; ahora, que lo que más abunda es el desempleo, a muchos les parece que son un estorbo. A eso se le llama falta de Solidaridad y Retroceso a épocas oscuras.

Te envío un gran abrazo,

Antonio

Celia dijo...

Amiga Natalí. Escuché las dos canciones. Personalmente pienso que debemos saber mirar que detrás de cada persona está ese ser humano. Como mi pensamiento se centra en que todos llevamos la misma Esencia, todos somos uno, teñidos de vivencias diferentes. Somos como ese ramillete de flores que salen del mismo bulbo. Bueno... yo me entiendo, jejejje.
Besinos, amiguina

Neogeminis dijo...

Es difícil ponerse dentro de la piel de otro, ese que busca amparo en tierras lejanas. Desde la propia comodidad uno suele caer en la simpleza de juzgar según nuestra propia óptica y reclamar lo que pretendemos exclusivamente propio. Pero muchos se olvidan que casi todos llevamos dentro sangre de inmigrantes que arribaron en su momento buscando otros horizontes. En general somos egoístas y tenemos miedo, miedo a todo lo que vemos como diferente.

Un abrazo

Manuel dijo...

Bueno, he visto los dos vídeos, el segundo es una perfecta demostración de como sentirse extranjero en la propia casa, ¿no te parece?. En el tipo de inmigración actual echo de menos el compromiso de integración en la sociedad de acogida, algo que creo fundamental para evitar discriminaciones y formaciones de guetos. No se, la experiencia de cada uno imprime muy distintos puntos de vista.
Un beso

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Ambas nos hemos apoyado en los cantantes para ilustrar la entrada.Cada uno con un mensaje distinto pero igualmente interesante. Un beso.

Juan Carlos dijo...

Buena selección de temas para ilustrar el tema y, dejando a los Celtas, que tocan el tema que nos interesan, me centro en la maravillosa canción de Brassens, en ese ser extraño en la propia casa, el pecado de no seguir al abanderado. Pero es más divertido, aunque sea por el desconcierto que se crea, jeje.Me recordaste el cuento de la oveja negra, de Monterroso.
Muchos besos, querida amiga.

Gastón D. Avale dijo...

Un hermosa selección de música...yo no comenté tu jueves pasado amiga...y en combinación ambos son increibles...se mimetizaron de forma armónica,el grito de los excluidos con los extranjeros de este jueves... una belleza! besos!

Anónimo dijo...

No sé si a alguien mas le pasa pero a mi Blogger me está sacando de quicio!

Decía básicamente que es verdad que uno puede ser extranjero en su propio país o que puede adoptar el país donde se instala como propio. Decía que a los 20 pensé muchas veces en emigrar, pero hoy ya no haría (salvo extrema necesidad). Este es mi lugar en el mundo, aqui me quedo.

Como anda de salud la sirena? A cuidarse mucho por favor!
un beso grande

soy Any de Remando

Matices dijo...

La primera la conocía mas, pero la segunda me ha dado lecturas muy reales. Sentirse fuera de lugar, no encontrarte bien en tú propia tierra debe ser más duro, nos debemos siempre respeto cada uno debe vivir su vida, sus creencias en libertad y en el respeto a las libertades del resto, pero a veces parece que no se saben respetar esas máximas de convivencia...
Besos!!!!

Carmen Andújar dijo...

Está muy bien la canción, es todo un himno contra la injusticia social del pobre emigrante, con todas las penurias que a lo largo de su vida les toca pasar.
Un beso

Myriam dijo...

Natalí, gracias por el magnífico, inolvidable y sensacional Georges Brassens.

Debo ser un bicho extraño porque me siento en casa, hasta en países en los que no soy inmigrante, como España.

Besos

San dijo...

¿Sabes Nátali? Lo que no quiero para mí, no lo quiero para nadie. Eso de sentirte extraño, distinto, incluso emigrante en tu casa es demasiado duro.
Escucho la canción.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Como tú dices, Nátali, hay muchas formas de sentirse extranjero, emigrante, extraño entre los tuyos, en el que se supone es tu hábitat natural. Y por el contrario, es posible encontrar la empatía, el feeling, el calor y la humanidad lejos, muy lejos.
Un abrazo también añorado :).

Maria Liberona dijo...

al fin de todo todos somos extrangeros de alguna forma, si de algun modo,aún estando en tu propio pais ...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay canciones que expresan un sentimiento como si te agarraran las tripas con las manos.

Alfredo dijo...

Estupenda la ironía de Brassens. Grandes verdades en todo caso.

Buen finde!!

Neogeminis dijo...

Natalia...no quería dejar de recordarte que espero tu foto para la tarjeta navideña de este año1...no me dejes con las ganas!

un abrazote

PACO HIDALGO dijo...

Ufff, me quedo con el tema de Georges Brassens. En este mundo cada vez más zascandil y monetarizado, uno se siente extranjero por momentos, en cualquier esquina, y cada vez con más frecuencia. Abrazos.

CAS dijo...

..cómplice, confortable, amada.
Tres palabras que definen mi sentimiento de extranjera en ese lugar del que recién llego.
Tengo suerte, soy afortunada, mi paso me acercó al cariño amable. Y por suerte, como dice la canción, al volver, un beso y una flor...
Agradecida estoy de leerte hoy y reflexionar contigo.
muchos besos

Atalanta dijo...

La segunda canción la conozco de los tiempos de lucha, pero en español cantada por Paco Ibañez y me identifico mucho con ella.

Me gusta la idea de CIUDADANOS/AS DEL MUNDO. Pero todos/as con la barriga llena, en el cole, con casa y con un puesto de trabajo.

Besos cooperativos

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por tu cariño y afecto de siempre!

BESOTES Y BUEN FINDE!!

David C. dijo...

Muy cierto, muchas veces en Lima me siento como un extranjero (siendo limeño). Y cuando estoy en provincia me siento que perteneciera ahi. Como es la vida....

Sindel dijo...

Excelente los videos que seleccionaste para este jueves.
Ya había leído tu relato anterior y me parecen una combinación perfecta para cerrar el tema.
Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Aqui, en las ciudades pequeñas, es mas facil que uno se encuentre a si mismo... Es mas facil...

Un abrazo, amiga

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

¿Como no imaginé que habría canciones sobre emigrantes? y como no, la de Juanito Valderrama, que tantas veces oí en casa de mis abuelos, siendo niña.

No conocía ninguno de los dos vídeos, el segundo me sonaba.

Un beso, Natalia

Lola

Maga de Lioncourt dijo...

Muy acertada tu elección de los vídeos! Con el primero sobran las palabras, y el segundo sólo refuerza al anterior.

Cuánta miseria, cuánto dolor... no, no había cómo ponerlo en palabras.

Saludos!

Susana Peiró dijo...

“Según donde tú naces, así será pues tu suerte” dice el Emigrante Ètnica (qué letra mi Amiga!) Hay un dicho muy popular en América Latina: “los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los argentinos…de los barcos” o mejor aún lo dijo mi amado Borges: “los argentinos son europeos que nacieron en el exilio”.
La mirada perdida en el horizonte, esa nostalgia que acompañó de por vida a nuestros abuelos que escaparon de la guerra y el hambre, está en nuestra sangre ¿Cómo no conmovernos hasta las entrañas con este tema? También y como Vos, prefiero la música.
Mil besos mi Natalí queridísima, algo retrasada y como siempre, a los tumbos con el tiempo, pero llego, todo momento con Vos es imperdible. Te abrazo y me voy al siguiente post!

Susurros de Tinta dijo...

¡Que razón tienes! como siempre mi Diosa Gatuna, se puede uno sentir extraño en su propia casa y en casa a miles de kilómetros donde uno ha nacido, el otro día escuché una frase, "no es de donde se nace, si no de donde uno elige morir", puede ser, debe ser, emigrantes, inmigrantes... a mi me gusta la ya manida frase, "ciudadano del mundo", miles de besossssssssssssss

Teresa Cameselle dijo...

En el lugar más lejano... ¿Cómo en la otra punta de la Península? Encontrarse en casa, tomar un café con amigos y charlar, a veces es fácil, increíblemente fácil.
Esperando ya con ansia la próxima ocasión, te dejo un biquiño cheo de agarimo.