6 de septiembre de 2011

Gymnopedia No 1- Lenta música y el juego de siempre.



Aperitivo acorde con el tema del jueves, lento el ritmo musical de Erik Satie, delicado
como música de fondo para el juego eterno.
Hace juego con el mago Rene de: "no se puede hacer más lento",
que Gus nos regala para inspirarnos, léntamente.

12 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cada vez tengo más claro que nos han acelerado el ritmo para que no pensemos.

Matices dijo...

Tiene el ritmo justo para cambiar el ritmo. Siempre me gustó Satie, supongo por que soy inquieta y me da sosiego.

Besos

PACO HIDALGO dijo...

Con melodías así, uno se inspira y la imaginación trabaja sin frenos. Un placer, Natali, entrar en tu espacio y poder saludarte. Ya me reincorporé tras los dos meeses de vagancia total y descanso casi eterno. Así que, por una maldita maldición bíblica, como hemos de ganarnos el pan con nuestro sudor, hemos vuelto al trabajo, a la actividad bloguera y a la cotidianidad (Silvio decía que menos mal que aquí en Sevilla la vida tengo ganada, pues con tanto calor sudo anunque no haga nada). Seguimos en contacto. Abrazos.

San dijo...

En estos momentos a esta hora, !que paz! cierro llos ojos y disfruto.
Besos tranquilos.

Manuel dijo...

Lento pero intenso el tema musical que nos traes, las notas del piano son el perfecto intérprete de este tipo de ritmo.
Un beso

gustavo dijo...

no hace mucho, diría que incluso antesdeayer, en una conversación de estas sin pies ni cabeza, este que te escribe se puso a charlarse a una mina, dama, chatina, titi...la conversación avanzaba,se tartaba de ligar, ese término que atendiendo a este vídeo ni fu ni fa, pero de eso se tartaba...y por más que yo avanzaba en la conversación ficticia...ficticia en cuanto a lo lo que sucedía en el cuento que se estyaba formando de dicha conversación, que si quieres arroz , catalina...con la mina, titi, chatina..jajaj...pero si a la segunda palabra ya la quería levantar la falda¡¡¡ jajajaj me decía mi interlocutora y a la vez conversadora y avanzadora en la historia que así no podía ser...creo que esa chatina que uno pretendía, ligarse, adueñarse, eetc...incluso enamorar..se fue,salió despavoridaaa...es que uno es rápido, pretende ser lrápido y así ni fu ni fa...
medio beso..

Alfredo dijo...

Maravilloso tema, excelso en su lentitud, en su desgranar de matices, podría ser la banda sonora de una novela q se titula El descubrimiento de la lentitud.

Un abrazo!!

xixe dijo...

Una de las melodías más hermosas que he escuchado. No sabía el nombre del autor. Saludos.

Verónica dijo...

Llegó la discordia...

Siendo del gremio de los músicos, de los músicos de cuerda para más inri y de cuerda frotada lo que excluye guitarras, mandolinas, laudes y bandurrias... no soporto ni a los violines primeros, ni a los chelistas, ni a los guitarristas y MUCHO MENOS A LOS PIANISTAS. Los unos por lo que se lo creen y los otros porque gustan de tocar solos, tocan para ellos o, todo lo más, se acompañan de una orquesta sin perder ellos la exclusividad del sonido.

Yo, como buena viola que soy -aunque del montón tocando-, busco siempre un grupo para tocar, no me gusta tocar sola. Es más, el sonido de una cuerda frotada depende de la posición de los dedos, de la yema del dedo, de la sensibilidad y de la milésima de milímetro para afinar; los pianistas, ya digo que son una casta diferente de músicos, pulsan la tecla y ella de manera automática produce el sonido para la que ha sido programada.
Escuchar un piano, para mí, es como ver a alguien llenando una pizarra de números para resolver un problema. Fría como el témpano.

Espero no polemizar mucho...
Ah, me gustó más la palabra yimnopedia...

Besito, guapa de mis amores y entretelas!!!!!

Natàlia Tàrraco dijo...

Jajajaja, VEROOO, contra gustos, tímpanos, oídos, instrumentos, sones, tonos, músicas y solfas, no hay disputas.
Por el contrario, a mí me enamora y seduce ese tecleo delicado, sutil, lentísimoooooooooo, !qué le vamos a hacer! Tu tranqui, BEN TEMPLÁ, sanote eso de polemizar, nada de discordia, viva la sonata 14 para piano, jejeje,en Do, jejeje, de Beethoven.
O el adagio DE CUERDAS, de Samuel Barber, !pianissimo!
Viva tú, VERO, guapaaaa.

Xixe, bienvenido, me alegra haberte dado a conocer esta delicadísima pieza, nos vemos.

Alfredo, dices bien, descubriendo la lentitud. Por ahí enfocaré el relato juevero.

GUS, se te fue rápido la xati, te le largó a la carrera, a lo mejor convenía lentitud, no sé. !Levantar faldas a la segunda palabra!noooooooooooo, lentitud, amigo del alma.

Manu, felicitaciones por la nueva imagen, se te ve guapo y al perrito para comérselo, léntamente.

SAN, cierra ojitos y disfruta, sin prisas, calmadamente, besito a cámara lenta.

PACO, pues sí, ya estamos de nuevo al pie del cañon o del aula, es lo que hay. Veo que has disfrutado de las vacaciones, yo también. Aprovecha el calor de Sevilla, pero si sudais doble, por el "curro" y por el clima, mala cosa. Ánimos compañero, nos vemos, besito.

MATICES, es verdad, nunca viene mal esa serenidad calmosa, leeeetaaaa, relajante. Nos vemos, besitos cariñosos.

PEDRO, es cierto, también lo tengo bastante claro, pongamos el freno. Besito.

Nusa dijo...

Natalí, preciosa: Pongo de ejemplo a Satie cuando se trata de que "nunca es tarde si la dicha es buena". Entró tarde en el conservatorio, no tenía mucha formación musical. Pero creó con lo que tenía. Por eso sus obras son lentas y sencillas. Un ejemplo. Gracias, besitooo

SUSANA dijo...

El paraguas, las flores, la pérgola, el diez de corazones, el juego, la magia, un retrato del juego eterno. Le regalaste una pausa tierna a mi mañana de primavera! Besitos bella Natáli!!!!