14 de septiembre de 2011

Encuentros blogueros estivales, camino de Galicia

Ria de Pontedeume al atardecer

No todo ha sido calma “chicha” este verano, antes de llegarme a ella y en dirección Galicia, pasamos por Gijón donde tuvo lugar el primer encuentro bloguero de los tres acordados.

1-Celia, Mariví y Alfredo: cena, charla en pleno Gijón a dos pasos de la playa de San Lorenzo. Luego hasta las tantas con el amigo Alfredo, Ferran y yo, ayyy, por poco no nos pilla la amanecida ¡sin palabras! y gastamos muchas sobre muchos temas.
Al día siguiente Celia nos recibió en su casa, un paraíso entre prados, entre colinas verdes. Allí nos zampamos la mejor fabada de la historia, ¡indescriptible! Para rematar, Mariví, siempre marchosa, nos obsequió con un refinadísimo surtido de pastelería de su propio establecimiento ¡la gloria! La hospitalidad de Celia, su simpatía, su delicadeza extrema, sumadas a otra tanda de parloteo entre cuatro, es de no olvidar y repetir. ¿Para cuando la próxima, asturiana gente? Aquí tenéis una foto (la hizo Ferran) en casa de Celia, lamentablemente no hicimos ninguna con Alfredo, ainnns, !mecachis! otra vez será, amigo, lo sabes.
2-Pontedeume; la irrepetible Teresiña Cameselle, Raúl, su amable esposo, el encantador Xosé Antonio, María, su deliciosa esposa, y nosotros dos. Galicia, para nosotros, es como estar en casa.
Era la tercera vez que nos reuníamos los seis y siempre ha resultado inolvidable, sumando momentos cálidos, enriquecedores, y mucha alegría. Nos encontramos en Pontedeume con planes muy concretos; visitar la torre medieval de los Andrade (hoy posesión de los Alba, cedida, de momento), aperitivo en la zona del bello casco antiguo y luego a la mesa con los suculentos manjares galegos, vino reserva Albariño a discreción…(sobran adjetivos) Dándole goce al paladar, dale que te pego a la charla. Nos conocemos y entre los seis existe complicidad y mucho cariño (¡Cariño!) Luego visita cultural al Monasterio de Monfero, s. XI al XV. Una joya que merece la pena visitar sin excusa, imprescindible.
En la foto tomada en lo alto de la torre Andrade se nos ve felices, pues es verdad, cual perdices o percebes.
Quedamos en vernos muy pronto, seguro, no lo impiden ni as meigas.

3- Maragato tierra adentro junto a la mar brava, en Cariño.
Por último, como epílogo, la guinda…Gus estuvo tres días en nuestra casa, se remojó los tobillos en gélida playa cariñosa, mientras, Ferran y yo nadábamos cual delfines. Nos dio para ver algunas maravillas: Cabo Ortegal, donde nos hicimos la foto, Estaca de Bares (menuda comilona, como las demás por aquella zona), Serra da Capelada, con los acantilados más altos de Europa, 750 m. en picado sobre la mar, Espasante, Ortigueira, San Andrés de Teixido, mágico lugar… Tampoco tengo palabras para definir el encanto del célebre maragatoooo, ese ogro tierno, ese amigo del alma, lo dejo que me emociono.

Hasta aquí el resumen de estos encuentros que me revitalizan como la sal de la vida. Nunca me han defraudado las citas blogueras, gente maja, gente que merece la pena conocer más allá del éter.
LA PRÓXIMA, 11,11, VALENCIA, no nos la perdemos ¡voto a los dioses!

16 comentarios:

Manuel dijo...

No es mala mezcla, vacaciones + amigos + lugares interesantes, que penita de lotería :-)
Un beso grande

Anabel Botella dijo...

El encuentro entre blogueros siempre es gratificante. Poder hablar de libros, en este caso, es una de las cosas que más me gusta.

ANTIQVA dijo...

Ay, amiga, que contentisima se te ve... Y que alegria tan grande transmites...

Me alegro muchisimo, de verdad...

Un abrazo fuerte, amiga

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Desde luego que esto sí es aprovechar bien un viaje. He de decir que todos mis encuentros blogueros han sido afortunados.

Juan Carlos dijo...

Que estupendo. Sabía de los encuentros, así que me he dedicado a las fotos. Encantado de poner cara a Mariví (vuelve a los jueves, anda) y recordar la de Celia.Encantado de poner cara a Teresa, Xose Antón, Raúl y María.
Y me encanta la última, los tres ante ese mar con carácter.
Lo que más me gusta, ver la felicidad en los semblantes.
Besos, Natalia y resto de protagonistas de los encuentros. Ya coincidiremos!

MARU dijo...

Esto es un lujo!!!!!
Querida Nàtalia, eres una persona muy especial, igual que tu esposo. Esa actitud tan abierta para provocar encuentros con todas las personas que conoces por la red, habla de tu carácter extrovertido, cariñoso y generoso.
Ya estoy contando los dias para el encuentro aqui en Valencia.
Besitos a todos.

San dijo...

Que dias tan aprovechados Nátali, esos encuentros dan mucho de sí, y esas sonrisas en los rostros lo dicen todo. Yo hoy he conocido a dos blogueras de mi ciudad, de las visitas y comentarios hemos pasado a los rostros, a los abrazos, enriquecimiento total.
Esperando eses 11.11
.
Un cariñoso abrazo.

Alfredo dijo...

Lamentablemente me tuve que perder la comida, así que nos queda una pendiente jejeje. La conversación como siempre, larga, tendida y llena de interés.

La zona que describes de Pontedeume la conozco, tanto la torre como el monasterio. Son dos sitios de esos que hay que ir a ver sin duda ninguna.

Un abrazo!!

gustavo dijo...

tirunni tirunná...me queda por tomar el café...y i me vuelvo p´al paso no llego...qué bien te lo montas, natalí de mis entretelas...¡¡anda que el barbas,ni te digo...!
fue a partir de las galicias y de esa pareja polaca que este salió de uno de sus episidios breves de apagamiento, por ello , graciasss...
buenas tardes...
+buen tejado que me espera y...
y...
ferránnnnn, hala madrid, que yallevais dos empates...jajajajaj
repetiré esa visita un día...

PACO HIDALGO dijo...

Veo que has tenido un verano agitado con tanto encuentro bloguero. Es una buena idea esa de organizar viajes y conocer a los seguidores y amigos de la red. Un abrazo, Natali.

Anónimo dijo...

Te comprendo, y me alegro enormemente, querida Natalia. Todos mis encuentros bloggers han sido muy satisfactorios tambien.

Un abrazo.

(CORNELIVS. Oye, no me deja el sistema publicar con mi cuenta)

Eduardo dijo...

Eso sí son vaciones perfectas. Me alegro que lo hayan pasado tan de rechupete.
Un abrazo.

elena clásica dijo...

Me da una inyección de vida tu talante, me insuflan alas tus ganas, tu entusiamo, tu dedicación, tu ansía de conocimiento y de compartir.
Ay, Natalí, antes de leerte, ya sabía yo que el verano tenía que haber sido fructífero en viajes y encuentros, ¡qué maravilla!
Un abrazo enorme.

Any dijo...

Que bueno darse el tiempo de disfrutar con los amigos. Que colores intensos tienen las fotos, tanto como esos encuentros con toda esa gente linda. Me parece que Shrek te hará varias visitas más, a juzgar por lo encantado que volvió del lugar y los anfitriones.
;)

Un beso

Anónimo dijo...

Hola, amiguina.
Nos ha encantado vuestra visita. Gracias por ser tan majos.
Besinos
celia

Isabel Romana dijo...

¡Espero estar en el de Valencia, por dios! Sería un drama para mí perderme tu abrazo. Besotes, guapa.