14 de octubre de 2010

Este Jueves un relato- ACIERTOS Y EQUIVOCACIONES : 11


1-En medio de la encrucijada, descalza, somnolienta, miraba al horizonte y bajo la lluvia...silbaba.

2-Al dar aquel paso, y luego el otro, anduvo un camino del cual desconocía origen o final. Terminó caminando mar adentro.

3-La dirección de su mirada en la penumbra y la intención de sus dedos a ciegas, nunca se equivocan, encuentran las tibias nalgas de él, su vientre, su pecho poderoso, la nuca, en invierno, en otoño también, y en verano primavera, dedos, miradas.

4-Borraba y rectificaba, dudaba, aquí una mancha muy sutil, allí un pájaro o un pulpo a plumilla. La niña se mece en el columpio dibujado, a su espalda el joven la impulsa, ella sonríe, parecen espumas nuevas y no temen acantilados.

5-Farfullaban palabras sin rumbo fijo y charlaban ideas a borbotones, disputaban y, desorientados, callaban de golpe. En el silencio solían recuperar el habla interna, la calma sin voz.

6-Dio el portazo. A su espalda los infinitos objetos, los ruidos torpes, los minutos uno por uno absurdos y los gestos crispados. Ni cepillo de dientes llevaba, se había vaciado del todo, dispuesta a llenarse aunque fuera de dudas.

7-Sin oficio ni beneficio estaba sentado en el banco, el sombrero en el suelo boca arriba, esperando la moneda de los paseantes que iban simulando sus certezas.

8-Tenía la certeza, estaba seguro, no dudaba, bajo la luz mortecina se extendía la barra del bar infinita, reluciente autopista y la copa de neones en el horizonte.

9-Bajó al azar en la octava parada. Entró en la tienda y se probó una blusa, una cualquiera, por capricho se la dejó puesta. Luego esperaba el bus inquieta, despistada__ Le sienta muy bien esta blusa al tono castaño de tus ojos__ dijo el desconocido. Se sentaron juntos hasta el final del trayecto.

10- Su cámara captaba tan bien las imágenes que se le olvidaba vivirlas.

11- Todos los caminos llevan a Roma, pero nunca he estado en Roma.

"No me hagáis mucho caso, se me pasarán estas equivocaciones y después de las toses, volveré a mis dudosas certezas"
Ilustración: Ona Peña- Técnica mixta
EQUIVOCACIONES Y ACIERTOS DONDE GUS; culpa de ALFREDO:

http://callejamoran.blogspot.com/

24 comentarios:

Primavera dijo...

Ohhh Natali pero si eres una escritora sentimental, si ya sabia que detras de esa coraza habia una mujer con un hermoso corazon para escribir relatos asi....
Cuantas mujeres les pasa los que nos dices...pasan por la vida viendo imagenes pero no las viven, hasta que un dia toman la decision mas importante y acertada ...vivir su propia vida.
Primavera

Inma Brujis dijo...

Me quedo con la 6. ¿Por qué? yo una vez hize eso, di un portazo y me fuí. Lo dejé todo a mis espaldas, pero me llevaba lo más importante, mis hijos y las ganas de vivir que no habian conseguido quitarme.
Besosssssssss

yonky dijo...

uff,un colorido calidoscopio de situaciones con lo que nos embarcas hoy querida Natali.Hoy no aturdo,solo los sustraigo lentamente uno a uno hacia mi cueva,para paladerlos a mi manera.Del uno al once lo valen.

cariñitos

Celia dijo...

Dependiendo del momento y la circunstancia, creo que todos los puntos tienen su miga.
Muy bueno... buenísimo tu texto.
Un beso

andal13 dijo...

Uy, creo que me reconozco en casi todos los aciertos y las equivocaciones.
Casi.

mariajesusparadela dijo...

No tiene desperdicio.
¡Qué suerte tuve de que me encontraras!

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

Amiga, has retratado a medio mundo... Al medio mundo mas interesante, por cierto...

Todos tenemos alguna de esas enfermedades...

Un abrazo, amiga

rosa_desastre dijo...

Has abierto un abanico de situaciones, un espejo, un acierto o equivocacion donde reflejarnos, lo dificil va a ser elegir porque cada historia se alarga en la imaginacion paralela a las experiencias.
Un besito sevillano que cura la tos mas rebelde.

Verónica Marsá dijo...

Y Garbancito fue cocinado por la Cenicienta y el Lobo feroz, que era manso, pidió la mano de Blancanieves porque le gustaba jugar con los enanos...

Y bajé del coche porque me apetecía un café y pensé que hacía demasiado calor. Tomé un refresco y me miró. Lo siento, no puedo porque soy libre. Si pudiera, me equivocaría.

Tomé una decisión y erré, tomé la misma y acerté. Me condenaron y la pagó otro por mí.

Me equivocé, no te quería y no te querré. Acerté, me casé contigo.

Ay, qué duro es ponerte a decidir desde que sales de la cama: qué me pongo, qué desayuno, qué cocinaré, qué, cuál, dónde, cómo, cuándo, sí? no? NO SÉ, YA VEREMOS????

Cómo dicen los helenos: Α, στο διάολο!!!!

Φιλάκια.

Carmen Andújar dijo...

Un escrito muy poético y con equivocaciones pequeñitas.
Un abrazo

maria jose moreno dijo...

Pues ya te digo, diosa para estar griposa bien que te lo has currado. Es que donde hay, hay, como debes ser. No pngo ni un punto ni una coma. A mejorarse y a seguir siendo genail como siempre.
besitos curativos

alfredo dijo...

Creía que los mandamientos eran 10.

Besos

Any dijo...

Hemos pasado alguna vez por cada una de las situaciones, bué ... parecidas, ponele.
Me hizo gracia el comentario de Alfredo ahjajajjaj!, los mandamientos ya tienen vida propia, son muchos mas que 10 ...
Como que estás pachucha? Ayyyyy! noooooooooo!!! espero que la gripe te deje viajar, tomate una leche con cognac y unas aspirinas y ya está! yo te veo bárbara!
;)

CAS dijo...

Elegir al azar cualquiera de estas opciones, es un acierto total. No dejes de ir por este camino de dudas y aciertos expresados tan poéticamente: agregalos a tus aciertos anteriores.
Eres todo un encanto.
Besotes

Javier dijo...

Curiosa entrada, me quedo leyendo tu blog. Con tu permiso.

Saludos y armonía.

Ardilla Roja dijo...

Pues chica, te han salido unos micros de lujo. Y como soy una romántica irredenta me ha encantado el número nueve.

Que te mejores, Natalí. Tus letras son como la sal de las comidas.

Un abrazo

gustavo dijo...

dicen que existen los universos paralelos...
yo, aun intentando creer en ellos, afirmo mas esto:
las situaciones sí que son paralelas en el tiempo...asi leo tu jueves...como situacines paralelas...mas con distintas personas...
asi las cosas, como pretender acertar, equivcarse, si tdas esas situaciones nos pueden incidir?
besos, mi escritora medio enfermita...
si es que no valemos pa naaa
jajaja

Myriam dijo...

Situaciones todas de la vida misma con las que puee armarse un collage.

Buen Fin de semana, Natalí.

Nusa dijo...

Natalí, que te mejores ¡muaksss!

Mar dijo...

Hola Natàlia. ¿Dónde andarás? ¿Ya en Andorra? ¿Griposa aún? Espero que bien y con buenas fotos jejeje Oye, qué diferente a muchas cosas que te he leído antes, esto que aquí nos dejas hoy. Estos retazos de vida, que a lo mejor son punto y final a aciertos... o a equivocaciones... O son parrafo inicial, punto de partida y lo dejamos en puntos suspensivos...
Sugerentes algunas líneas, apenas una pincelada...
¡Cómo me gusta número tres! Mmmmmmmmm
Besos, Mar

Medea dijo...

Se ve Natàlia que tu parte creativa de cerebro está echando humo jajaja ¿Hay que pensar mucho o te sale solo? madre mía que cantidad de aciertos y equivocaciones como dice Alfredo, ni las tablas de la ley, también es cierto que todos los aciertos y equivocaciones son tornasolados y cambiantes lo que hoy me puede parecer que fue un acierto, el tiempo me lo puede devolver como desacierto y al contrario, es una historia sin final hasta el final de la historia. Un Beso grandoteeeeee

Teresa Cameselle. dijo...

¿MIcrorrelatos? ¿Casi twiters? ¿Te nos quieres cambiar al microblogging? Todos se te dan bien. Los largos y eruditos, bien hilados con una mezcla de humor personal y retranca gallega, que ya se te va pegando, y estos cortos, algunos cortísimos, pero igualmente brillantes.
Bicos.

Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...

Ese apatado quinto, me interesa, por lo que ha recreado de esa tensión, en la que me deslizo, cuando escojo o cambio alguna frase... o algún giro... o alguna palabra...o algún signo..
En aquel primero de tus apartados, esa interacción entre lo natural, la niebla y un silbido,a mí me produce alivio.
Por lo demás, luego, no ha solido haberpasado nada...

Tésalo