2 de junio de 2010

Rosa de sharon y lirio de los valles

Te he soñado muchas veces y te he escrito, creyéndote posible.
Hace...cinco años, tecleé la palabra JAI y la palabra VITA.

¡Oh! aunque suene a culebrón melodramático, te he amado, vaga idea de mis raíces, y te he rastreado con hambre por resolver dilemas, sin malicia, únicamente cargada con la incognita a modo de mochila que me pertenece en exclusiva, la mía, mí duda. Esa duda no la explica únicamente el lobby los bombardeos la ocupación, viene de muy lejos ese poder.
La duda es un océano abierto en abanico, el Mar Rojo que un día atravesó, indemne, un faraón para servir de aviso, a la inversa, del mismo mito. ¿Quien nos manipula? Nos mata el mito, hay que joderse.

Lamento no poder llevarme a los labios el dátil, la sandia y el cordero espitado, desangrado igualmente. Y eso que me gusta leer fragmentos del Libro que es el Libro de Libros, los Dos o los Tres, pero noto un cosquilleo, que estoy estigmatizada ¡mis ojos impúdicos con gafas de sol! una broma plúmbea y vieja, nadie es inocente, cierto. 
Sucede que me doy de cabeza contra un muro de lado a lado, alto más que el de Berlín. He visto los graffitis y digo que no puedo, no, comer esos alimentos en el oasis de Jericó o en Galilea, panes y peces, todos hartos, comiendo y mirándonos a los ojos sin ira; no es, no sucede. Deseaba andar estos caminos, entonces era una “girl scout” ¿quince años?


De ningún modo, Israel, Sion, Judá, Jacob, puedo admitir tu prepotencia...así, por las buenas, simplemente, porque en el albor de la estirpe a una estrella se le ocurrió  iluminar al “elegido” y se quedó sin luz el resto entero, y el orbe entero en contra y tú para siempre ¡víctima! todos contra Uno y Uno contra todos, la Verdad no acepta razones, es argumento.
¿Elegido? Tengo una suspicacia o ensoñación; hace mucho ese fogonazo, fugaz, iluminó un campamento en noche cerrada y los líderes, todos pastores trashumantes, supieron que eran pueblo y raza, tienda, fuerza y excusas, áloe, espada en las tierras donde otros comían y eran. Es antiguo el cuento.


Creo que yo estaba en una hamaca en un kibutz, escuchando canciones juveniles, volviendo a ver el film Éxodo, comía comida kosher, muy buena, y al cabo de tres días estaba en un hotel del Jerusalén palestino, era sábado; ¡funcionaban los ascensores! Alá es grande, me dije. Con el rabillo del ojo veía la Roca y debajo el Muro, todos eran lamentaciones, de arriba abajo de abajo arriba.
Medité atontada, hasta que la chispa del cigarrillo en plena noche, con miedo a quemar sábana y piel, me despertó, sentí frío a 40º:


Agar la egipcia en medio del yermo, Abraham padre señalando al desierto, y Sara esposa, sonriendo con su hijo en brazos, y el muchacho de Agar, Ismael, alimentándose con la amargura del destierro. Lirio de los valles Ismael, simiente arrancada del surco donde naciste. Rosa de Sharon, tienes más pinchos que pétalos. Del mismo tronco nacisteis, lirios y rosas, de idéntica tierra dura y fuerte, pero un dios, luego otro, señaló vuestros destinos. ¿Sangre que bebe sangre en la misma vena?
Ahora no puedo venir y pagar el tributo de la turista desmemoriada o mansa, ni un dolar, ni un shekel o como lo llamen, que sirva para pagar una bala, una, digo, que mate. Shalom Salam, tierra prometida a Ismael y a Isaac. ¡Qué desolación!
Con toda mi ansia he buscado tu fragancia, rosa y lirio, repito, lo juro.
"Pues dice la Escritura que Abraham tuvo dos hijos: uno de la esclava y otro de la libre. Pero el de la esclava nació según la naturaleza; el de la libre, en virtud de la Promesa"
Pablo (Ga 4, 21s)

14 comentarios:

Balamgo dijo...

Magnífco post, Natalí.
Has conseguido reflejar en el texto, por cierto, lleno de poética y mesura. El pensar de mucho gente, entre ellos me incluyo. También muchas veces, los pueblos pierden el norte, y en ese deambular cometen muchas barbaridades.
Se creen que están en posesión de la verdad, que ellos son los únicos iluminados.Grasso error, pues no quieren darse cuenta y la pagan con los más debiles.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Bello cántico a la paz y al entendimiento mutuo, gracias Natali. Gracias y AMEN, pro aque así sea.

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Desde Tutmosis III han pasado unos 3470 años. Filisteos mercenarios le apoyaron y los cinco seren gobernaron la pentápolis.
El Mar Mediterráneo arrullaba sus murallas, mientras israelitas, asirios, egipcios, babilonios y persas, se paseaban por el trono.

Bravos guerreros, Hanno, el rey cobarde que se refugió en Egipto y un pueblo con agallas que, en 738 adne, se enfrentó al rey asirio Tiglatpileser III negándose a tributarle. Guerras, colaiciones y apoyos, derrotas y saqueos, levantamientos y muertes. Asirios, egipcios, medos y babilonios.

Está volviendo la historia a ejercer el "pendulismo"?

Un abrazo y gracias por este post tan genial.

ADELFA MARTIN dijo...

Escribes con sabidurìa, con amor haces un llamado a la paz, a la reflexiòn, y al mismo tiempo, nos traes contantes y sonantes fragmentos de la historia de esos pueblos que han ido perdiendo su esencia, tersgiversando y poniendo en su sartèn lo que les conviene, alejàndose cada vez mas de sus orìgenes

abrazos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Sigamos luchando por la paz y el diálogo, acusemos con los dedos a los culpables y sentémoslos ante un tribunal. Y trabajemos porque sea posible el entendimiento entre los pueblos a pesar de sus gobernantes.

ANTIQVA dijo...

Se ve que sobre estas tierras pesa una maldición biblica que impide que alli pueda haber paz... Se pudo con los nazis, cayeron los sovieticos, incluso Franco termino muriendo de viejo y pronto morira Fidel... Pero, sin embargo, la cosa de Oriente Medio sigue sin solucion posible.

Quizas sea cierto que alguna maldicion biblica, o faraonica, o sumeria, impide la solucion.

Quizas sea eso.

Un abrazo, amiga

Annick dijo...

! Ojalá ! te pudieran oir y leer los que de alguna manera parrarían esta barbaridad.

Besos desde Málaga.

Gastón Daniel Avale dijo...

No tengo mucho para decir, porque me quedaría corto... tu poética, tus palabras a veces tienen ese motor incontrolable de desplazarme, como te dije antes, de un lugar a otro...lugares que no conozco... pero me fascina... me gusta mucho... lo tengo que leer varias veces para tratar de seguir tu vuelo de ¡ave!... descanso en cada palabra, te busco pero es difícil encontrarte, aunque este allí... muy linda entrada, por cierto. Besos!

gustavo dijo...

sabes, natali...me era tan dificil scribir de verdad para el sabad0...n me creia l0 que me salia...¿acas0 debia de decir simplemente que di0s es una mi..? el mer0 hech0 de n0mbrarl0, a implicaba un ciert0 rec0n0cimient0...agggg
n0 hay di0ses
n0 hay di0s
y la pena que teng0 es que n0 se c0m0 decir di0s sin emplear dicha palabra...
asi las c0sas, me sali0 l0 que ya se que has leid0...
es un tant0...me sali0 es0 p0r que atendiend0 a la pr0puesta del sabad0, es asi c0m0 m sentia...
per0, est0 pertenece ami bl0g...y...¿y que, gus? pues nadaaaa...que en realidad est0y diciend0te, dejand0te un c0mentari0, a mi manera a este p0st c0n que n0s has brindad0000...
mil bes0s, natali, herm0sa...
ahh, asi d0y respuesta al mail que me mandaste...tarde, l0 se...pid0 disculpas....
0tr0 bes0.

Tésalo dijo...

¡Pero què lejanas, caramba las razones de nuestras identidades!
Quien nos manipula las entrañas de un modo tan sañudo. ¡Con cuánto sufrimiento! Pero a un mismo tiempo, qué menos placentero, que haber sentido este hormigueo preciso en ocasiones.
Soy hijo al fin de una Palabra.
A mí eso, me ha hecho haberme ssntido vulnerable y fuerte.

Muy bien descritos las razones y raíces de este tipo de conflictos.
Además, en estos días las pasiones en la tierra del estado de Israel, se han exacerbado.

Tésalo

maruja dijo...

impresionante relato, natalia. traspasa, llega, es hermoso y desesperado.te felicito

CAS dijo...

Maravilla de letras a cuya profundidad no llego, modesto mi entender y conocimiento. Pero se, que con insistencia lograré obtener más fragancias de tu rosa, más espina que pétalos, por que en ellas percibo verdades que son argumento más que razones sin ninguna duda.
UN FUERTE ABRAZO.

Primavera en Otoño dijo...

Espero que haya un entendimiento de estos pueblos aunque creo que ya hay demasiada gente implicada odiando a los otros, que han nacido odiando y eso no lleva la paz.
Un bello texto como siempre nos tienes acostumbrados.
Primavera

Anónimo dijo...

Lástima que pocos han tenido la suerte de Pablo de siendo un perseguidor de Cristo, luego dió su vida por Él para ganar la Verdadera Vida, la trascendencia absoluta, eterna. Todos los que han hecho estos comentarios, solo reflejan la arrogancia humana ante un Dios Único e invensible. Pobres seres humanos, y no son capaces de vencer la incertidumbre que es la soberanía del Dios de Abraham, y no aceptan, para su propia destrucción, que aún así, Jesús los ama.