19 de enero de 2012

Jueves relato: Desde el corazón

"Lo que no he contado a nadie no voy a contarlo nunca, es mi secreto íntimo e intransferible.
Secretos a voces dejan de serlo. Cierro mi corazón a cal y canto no vaya a derramarse ni una gota del secreto, he tirado la llave de esa caja fuerte y no me acuerdo de la combinación para abrirla.
Me oculto dentro de la caracola con mi secreto, nadie tiene derecho a comerme aliñado en limón, sacándome de mis adentros.
Si es una emoción, una tristeza, un placer, una ensoñación, una vivencia, una visión, no os incumbe, para eso es secreto como de estado, top secret .
Encerrado con mi juguete, nunca permito que otra u otro conozcan las reglas  y me hagan trampas y me hagan daño, rompiendo mi juguete secreto.
¿A quién interesa mi secreto? Los striptis se hacen ante el espejo, en público son patéticos, "pajas mentales" aireadas y obscenas, desnudez vulnerable."

Se queda satisfecho después de teclear. Cuando ya amanece entre dos luces, apaga el flexo y a sorbos bebe el café, sin prisas, desnudo, barba de dos días, despeinado y ojeroso.
Desde la ventana con los prismáticos rastrea el campo visual para atrapar desprevenidos los secretos ajenos, gentes exhibiendo sus impúdicas miserias.
Ese borracho vomitando en la esquina, meándose a punto de caer redondo.
La fondona pintarrajeada con el perrillo faldero en brazos, despide con un beso al chulo joven, el muy puto cuenta el dinero ante las narices de la clienta.
La chica bonita de cada mañana, corre, se le escapa el bus, da zancadas de atleta moviendo el trasero y los pechos !para comérselos! Al espía le pasan muchas ideas por la cabeza a cual más suculenta y se lleva la mano a la entrepierna.
En el balcón de enfrente el tipo que siempre hace fotos le enfoca !a él! Imposible, demasiado lejos, pero tiene un potente teleobjetivo.
Lleno de pavor se separa de la ventana y en la pantalla como otra ventana muy iluminada, cegadora, vuelve a leer lo escrito !Maldición! Alguien habrá leído sus palabras. Nada está a salvo en el espacio digital, cualquiera se entromete.
Golpea con furia la tecla Supr. El corazón le late en secreto. 
___________
Corazones con secretos, corazones abiertos donde conduce la amable Mª José: http://blogdemjmoreno.blogspot.com/   

30 comentarios:

Cornelivs dijo...

Relato pormenorizado e intrigante. Me ha gustado.

Escenas de la vida...

Un enorme abrazo.

Susurros de Tinta dijo...

Jopelines, leyéndote se me ha aparecido el señor Hitchcock, sisisi, en blanco y negro y todo!!!, secretos, secretos, secretos, nununu, esos mejor no sacarlos a la luz, que sería de nuestra perfecta y hermosa careta con la que nos presentamos ante el mundo, aissss, no quisiera yo conocer los secretos ajenos, ehhhh, ni confesar los mios, perversiones o miserias, mejor dentro del corazón sin que salgan, juas!, auque ya lo dice el refrán, "las paredes ven" y si es ya en internet... aunque a mi me da que ni es tanto como lo quieren pintar para aco...ngojar al personal como lo que se puede vigilar, en fin, seamos buenas y modositas mi Diosa Gatuna o perversas y escandalicemos al mundo, jejeje, ya se que votas por lo segundo, venga, yo también, que la gente se volverá gris de tanto esconder lo que temen que los demás no admitan, jajaja, lo se, lo se, soy una pura contradicción!!!, me han traído tu comentario, mi tocaya preciosa que es buena mensajera!!!, juro por papá Pitufo que no he hecho nada para que no entres que no tengo secretos para ti!!!, jajaja, miles de besosssssssssssssssss

Medea dijo...

Siempre dulce Natalí, siempre hay algo intimo y personal, obsceno, siempre hay algo que solo nosotros sabemos de nosotros o nuestras vivencias, si lo compartiéramos más aún en el espacio digital, perderíamos parte de nuestra esencia, perderíamos eso que nos hace diferentes.
Magnifico tu relato, lleno de secretos y desnudos en los ojos de un espía. Pero mi secreto para mí y el tuyo para ti. He dicho. jajaja. Un beso mi reina que te requetequiero.

rosa_desastre dijo...

Buenoooooo, se trataba de abrir la cajita de los truenos y ser tan secretos que no se nos escape ni una palabra... Pero tu historia, el mirón desencajado, me ha hecho recordar otras historias (que tenia que haber olvidado) y se me ha revuelto el estomago.
Crei que lo habia perdido, pero ha vuelto a galopar mi corazón de hiel.
Un besazo

Pepe dijo...

¿Cómo era aquello de que justicia señor,pero por mi casa no?. El señor cotillo, voyeur de secretos ajenos con nocturnidad y alevosía, tiembla ante la posibilidad de que alguien sea capaz de escudriñar los suyos. pienso que tenemos derecho a preservar nuestra intimidad, pero igualmente la obligación moral de no inmiscuirnos en la de los demás.
Le esta bien empleado que le den a tomar de su propia medicina.
Un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Siempre hay, y debe haber, secretos inconfesables, aspectos que sólo nos concierne a nosotros y nadie debe saber, en todo caso, nuestro espejo, real o mental. Me gustó, Natali. Besos.

Verónica Marsá dijo...

Lo que siempre digo, a la señorita de pueblo Goma de Borrar la sustituyó el Sr. Delete y luego, apareció doña Supr. Y es que por más secreto que sea lo que escribas, fotografíes o filmes, siempre quedará una huella.

Que se lo digan al hijo de mi amiga que necesitaba urgentemente un ordenador para el instituto y DESCONOCÍA QUE EL HISTORIAL SE GUARDA... ni te cuento!

Muy bueno, templà. Eso sí que es un relato. Besitooooos.

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Hay algo dentro de cada uno de nosotros que no es posible sacar a la luz, es más si acude a nuestro pensamiento huimos despavoridos para que no nos perturbe. ¿Somos un fraude?. No. Somos simplemente humanos imperfectos, cada uno con sus dos facetas, buena y mala....compasiva y cruel....Un beso.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cuando la intimidad se convierte en patología llega la infelicidad.

AOC dijo...

... Como la vida misma. A veces, las mil razones de lo cotidiano se imponen a las que, con el corazón podamos expresar.

Molts petonets desde aquest recó del Pirineu.

Carmen Andújar dijo...

Si Natali, desnudarse del todo no se puede, porque no se está del todo a salvo en la red. haces bien "Top secret" haces bien, siempre se inmiscuye en nuestro mundo algún intruso, y ya, la hemos liado.
Un abrazo

San dijo...

Un mirón entre los vecinos ummm!! le dieron a tomar de su misma medicina.!bien por los otros espías.
!Lo que no quieras que se sepa no lo hables!.
Besos muchos, pero no se lo digas a nadie.

Atalanta dijo...

Mirar y que no te vean, ese el quid de la cuestión, pero eso era antes, ahora tenemos el siversexo, todos con todos, con todas y que lo vea tó quisqui.

Es bueno tener un secretito, os cuento uno mio; fue leyendo "las Edades de Lulu", estaba leyendo en la cama, con mi ex al ladito, justo cuando el tio le estaba afeitando el bello púbico a ella y me entro un calorrrr, que cerré el libro y busque guerra... jajaja!!!

Besos sistolicos

Neogeminis dijo...

Preservar para uno esa cuota íntima de ideario, vida y misterio es un derecho que todos tenemos y no siempre respetamos en el otro!...quien más quien menos, se disfruta con goce perverso escarbar en las intimidades del vecino, mientras se sufre como una irremediable violación el verse descubierto en nuestro ángulo más pudoroso.

Un abrazo.

Sindel dijo...

Todos guardamos secretos en el corazón, pero eso de andar espiando los secretos ajenos me parece medio perverso. Aunque está bueno que al final haya tomado su propia medicina.
Un abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

¡Vaya con el secreto! Vamos a ver: cada uno tiene sus secretos, pero muchas veces se da el caso de que se trata de "secretos a voces": todos los conocen, menos el interesado, o la interesada, que no sabe que los demás los conocen.

Y me pregunto yo: ¿para qué sirve un secreto que nadie conoce? Simplemente, no sirva para nada, porque lo que no se manifiesta no existe.

Si hay algo que nadie debe conocer, es que estamos ante un problema, un problema que hay que solucionar, y, si no se encuentra la solución, pues eso, se aparca y se olvida.

Ahora me paso al otro bando del Razonamiento: Yo también tengo mis propios secretos, pero cada vez tengo menos, porque cada vez me impactan menos las opiniones de los demás.

Es una cuestión de Principios.

Buen escrito, amiga Natàlia. Yo, al final de todo, ya no sé ni lo que he escrito, porque es un secreto también para mí. Si alguien me ha entendido, que me lo explique, porque yo, con estas divagaciones, me hago la picha [sic] un lío.

Un abrazo, amiga mía

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Muchas gracias, amiga Natàlia, por remitir a mi espacio con la preciosa Lechuza. Entre todas las imágenes de la Civilización Clásica, es la que más me gusta, y la que más significados tiene para mí.

Realmente, amiga Natàlia, eres un primor, una joya, una delicia... una amiga de las auténticas.

Te envío un abrazo, y también un beso, cariñosos ambos.

Antonio

javier dijo...

secretos que cada cuál reserva en su intimidad, vidas imaginadas, besos y sexo virtual, cada cabeza guarda un mundo privado

Manuel dijo...

Si algo no quieres que pueda ser conocido.... no lo hagas. La curiosidad envuelta en el manto del espionaje, cotilleo, chismorreo, que mala es y cuantos problemas ha dado. ¿A quien le interesa mi vida? pues bien parece que a tu protagonista le interesa la de todo el barrio, por cierto un vecindario de lo mas variado.
Nos has puesto al lado de esa cortina mirando.
Un beso

Matices dijo...

Siempre dejamos semillas de nosotros, al escribir, al expresarnos y un secreto, no es más que guardar la parcela que uno cree importante para uno mismo. Hay una película 2046 y en ella hay una leyenda sobre los secretos que creo te gustará (lo mismo la conoces)
http://www.youtube.com/watch?v=HO_Wgxi4g6Q&feature=related

En su día hice una entrada sobre esta película, ya ves... me gusta esta forma romántica de guardar secretos...

Besos

Juan Carlos dijo...

Y a mi que me parece que quien espía los secretos de los demás es por carencias propias.
Jo... que terminante me ha quedado, tal vez me estoy haciento intolerante. Me lo miraré. Muchos besos, amiga.

elena clásica dijo...

Querida Natalí:

Precioso el relato. Muy tuyo, sin duda: múltiples perspectivas de la realidad.

Yo creo, que todos tenemos un rinconcito de observadores en nuestro corazón, el afán de conocer el alma humana al fin, a través de observar a los que nos rodean. Se nos olvida que nosotros entramos en el juego para los demás y somos los observados, ahí es cuando queremos cerrar con llave. Pero desde las ventanas se vigila, y desde esa inmensa ventana de la pantalla del ordenador...

Sugerente y hermoso. Bueno, y un poquitín inquietante.

Un abrazo, Natalí.

Maria Liberona dijo...

hablar desde el corazón cuando hasta a nosotros mismo nuestra propia vida es un secreto...

alfredo dijo...

Muy bueno, buenísimo.
Al margen de desnudeces, desvelaciones, descubrimientos y demás zarandajas, propias de espias mal avenidos, lo que queda es un texto brillante, con tanto contenido como una declaración de intenciones vital y permanente.

Nunca se desnudó tanto, en tan pocas líneas. Y al desojar la margarita quedaron al aire la creatividad y la maestría para ordenarla.

Besos

maria jose moreno dijo...

El relato va cambiando a cada frase para mostrar el alcance de la hipocresía humana. Eres una maestra en el arte de la intriga y una vez mas lo dejas patente en este excelente relato, desde el corazón.
Besos diosa y gracias por participar

Myriam dijo...

Haz lo que digo pero no lo que hago... Al fin, probó de su propia medicina.

Gracias Natali por vistarme, hacía tiempo que te andaba extrañando. Gracias po lo que dices de mis cuentos, me alegro de que te gusten. ES todo un honor, querida amiga.

Besos

CAS dijo...

Brillante texto. Sabroso, suspicaz...
Maestría en el decir y en el pensar. Que nadie haga trampas y te dañe, que los secretos, no son tales porque sí, que lo que pasa es que son prendas personales, que no todos saben cómo vestir...

BESOS Y ABRAZOS, UN DOMINGO DE ENERO CON MUCHO SOL LUEGO DE LA LLUVIA LINDA PARA DESPERTAR Y DORMIR OTRO RATO....

Ceci dijo...

Natalí: yo creo que algunos miran (observan) a los demás con cariño, no está mal, pero hay que dar algo a cambio, reservarselo todo no es un buen intercambio!
Por otra parte, es cierto que ya no queda intimidad en el espacio digital, y es que esta noción de intimidad es contradictoria en este medio. A veces, sobre todos los muy jóvenes (que desconocen otros medios como las misivas, llamadas telefonicas de horas...) se dejan tentar por la falsa sensación de intimidad que tienen las redes y se comunican, muestran fotos etc, como si no hubieran mas ojos viendo..
Te agradezco por tus lindas palabras y expresiones de apoyo que dejaste en mi casa querida Natalí, te dejo un gran beso

Alfredo dijo...

Más difícil que desnudar el cuerpo es desnudar el alma. Eso ya son palabras mayores y no todo el mundo esta dispuesto a plantarse absolutamente desnudo ante el otro. Sin embargo, todos llevamos dentro la pulsión por encontrar a alguien al que conducir de la mano por esos rincones de nuestro interior más profundo.

Buena semana!!!

Susana Peiró dijo...

Un Voyeur tras otro Voyeur y cada quien custodia con celo su secreto y juega con los otros.

Será una ventana la entregadora. Una vez más, ese agujero dejará expuesto uno y otro. ¿Quién ganará este juego? Sin dudas, aquel que sea más rápido, el que llegue primero a la tecla, el que logre ocultar a los ojos ávidos y ambiciosos el propio corazón.

Ave talentosa Natalí, mi copa en alto por tus letras y este nuevo año que compartimos! Te abrazo fuerte guapa!