6 de julio de 2011

Los Jueves un relato- Queridas palabras 2

Quinto entró en el mercado de Trajano a primera hora sin haber dormido, pero dado que tenía una cita con los Hados, resultaba imposible fallarle a Destino.
“! Por Caco!” protestó, los almacenes estaban a topes porque inauguraban las rebajas estivales, era vox populi corriendo de boca en boca.
La resaca de la noche más corta dedicada al solsticio en honor a Minerva, la obtuvo voluntariamente, y ahora pagaba el tributo. Se le nublaba la vista y por poco no se da de cabeza contra un capitel jónico. Lo empujaba una masa incontrolable, histérica, hasta el sexto piso ¡en volandas!
“¡Salve! Trajano! Ave César! Lo digo de corazón, pero tendrías que haber construido peldaños suaves ¡por Júpiter Víctor! estos parecen hechos para el lucro del gremio de los cirujanos ¿cobras tajada?”


Durante aquella noche de locuras afirmaría vagamente que saltó tres veces el fuego y recogió, en actitud más o menos piadosa, las plantas sagradas, mientras, al parecer, le abrazaron faunas de las cuales ni memorizaba el color del pelo.
La cabeza le pesaba como el tonel que contuvo el vino agrio pagado a precio de oro! “Èvoe¡ Bacus, a lo hecho ¡pecho!”.
En el tercer piso del mercado, donde se vendía lencería afeites y perfumes, topó con una Lupa prácticamente desnuda, pechugona, la cual movió entre los labios su lengua juguetona, diciéndole:
__Ojos azules…jovencito, cómprame unas caligae con cintas doradas y te haré ver el Olimpo griego. Calzo corto de pie y tengo buen gusto por eso me gustas ¡guapo efebo!
__!Cunnus! aparta coneja, que me pegas los males citados como venéreos. ¡Perdón Venus!- eso dijo y subió, casi a gatas, por la vertical escalera.


Al mercado acudía por voluntad de Xarina, la cual, quisquillosa, temiendo que le hubiera dado el salto en la fiesta licenciosa, lo citaba en la sección de hierbas, drogas, mejunjes y pócimas; piso sexto.
De lejos, sin aliento, la vislumbró bella, pelirroja, divina y borrosa. Estaba irresistiblemente preciosa, apoyada en una columna corintia o ese efecto le hizo a su vista entelada, hasta bizqueaba.
__Quinto, por las nueve Musas que me inspirarán tu castigo ¡prepárate!
__ ¿Acaso vivimos para siempre? CARPE DIEM, en tus manos encomiendo mi espíritu, Némesis vengativa y hermosa, te adoro- no dijo más, cayó redondo, y ella resopló apartándose los rizos que le venían a la frente.

________________________
De nuevo Quinto, mi hijo jamás olvidado, aparece para pronunciar las palabras latinas que le daban sentido. ¡Salve! es un saludo muy suyo.
Nos vemos en invierno o en verano, siempre atentos, siempre, amigos y amigas.
Dedicado a Lois a Clark, a Tèsalo y a Gus.
Más versiones de las primeras palabras en: http://thedailyplanetbloggers.blogspot.com/

22 comentarios:

San dijo...

Y se fué a unos grandes almacenes de rebajas, allí encontrá todo lo que guste, Salve reina madre!. Y llevas razón Nátali en invierno o en verano siempre atentos, siepre amigos y amigas. Una bonita puntalización a tu maravilloso relato.
Besos deseando que todo esté bien.

Mari Carmen dijo...

Buenos días, Natalí. Qué derroche de palabras, amiga, algunas ni sabía de su existencia, pero tu nos las acercas de una manera tan divertida que casi da pena que se termine el relato :)

Un abrazo, Natalí :)

Anónimo dijo...

Echaba de menos a Quinto. Las tentaciones se le acumulan y es dificil resistirse, pobre Xarina no se puede tener un novio tan guapo.
Un gran derroche de vocabulario propio de Roma,aplicado con gran sensatez en el relato.
Un beso
Carmen

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué buen entrelazado de palabras.
Besos.

ANTIQVA dijo...

Ay, amiga, pero si yo tambien estuve en los mercados de Trajano... Y quizas hasta me cruce con Quinto... Ayyyyyyyyyyy

Un abrazo fuerte... Felices vacaciones...

Neogeminis dijo...

Era muy lógico que reapareciera tu tan amado Quinto -ya lo extrañábamos demasiado!- para poner en su boca -como jugosos manjares de otro tiempo- esta tan especial selección de palabras con la que nos obsequiaste en estos dos últimos encuentros.
Ha sido muy grato recorrer con él el mercado! jejeje

Un beso!

rosa_desastre dijo...

De verdad ha sido un placer recorrer el mercado detras de Quinto. ¡¡Que le echabamos de menos! Y siempre, siempre aprender contigo Natali.
Un beso

Tésalo dijo...

¡No sabe muy bien donde se mete por mucha novia que este joven tenga y celosa que ella sea!

Tésalo

Myriam dijo...

¡Has regresado con Quinto y Xarina!

alfredo dijo...

Tuvo que ser Quinto, el que balbuceante y a trompicones enhebrase esta ahuja de tan rico bordado.

Un paseo entre divertido y padecedor (por la avería del inclito) con final arrebatador junto a hierbas y pócimas.

Besos y feliz Cantábrico.

Matices dijo...

Un recorrido por los mercados, con Quinto a la búsqueda de su amada. Que bien ambientas tus relatos en la historia, a veces parece que estas leyendo algo que realmente sucedió y que pudiera haber sido muy real. Bien por tus palabras!!

Besos

SUSANA dijo...

Salve Natáli! Gloriosas “Queridas Palabras”! Tu imaginación no conoce de límites y estas mot juste fueron colocadas en el texto con precisión de cirujana! Una vez más (sí, soy un moscardón) insisto en tu especialísimo talento para la novela histórica. Escenificás en un tris, con detalles sabrosos, tanto que debemos leer con mucha atención para no confundir tus letras con el extracto de un texto antiguo. Y el humorrrrrr, Jajajajajajajajajaja! “Ojos azules…jovencito, cómprame unas caligae con cintas doradas y te haré ver el Olimpo griego..” Ande con esta Lupa, qué salero tiene!
Guapa mía, espero que la pases de escándalo en tierras gallegas, cuidadito con las meigas (antes, visitar la sección de “hierbas, drogas, mejunjes y pócimas”) Mucho bañito y marisquito y nada de blogs! A desenchufarseeee! Por mi lado me encargarè de extrañarte montones y esperar tu vuelta y fotos!!!!
Besazo y Abrazote!!!

Juan Carlos dijo...

Bravo, Quinto y Xarina de nuevo en escena, Quinto algo perjudicadillo, eso sí.
Divertido el relato, lleno de detalles que causan la sonrisa. Y guardando el espíritu del anterior en que situaste las diez palabras.
Buenas vacaciones, compi, espero que no desconectes del todo, vale?
Besos.

CAS dijo...

Cómo olvidar un hijo tan amado (para nosotros como de la familia también, jajaj) Brillante relato.
Ave amiga! y a disfrutar donde los dioses te encuentren.
Besos Natalí.

Anónimo dijo...

Pobre Quinto! Una tentación en cada piso, los escalones casi un calvario..pero que bien las sorteó, con mucho mérito, como el tuyo que no podia ser menos para enhebrar tus palabras en este relato estupendo..y divertido claro!
Que tengas buenas vacaciones, y que disfrutes mucho el verano
Besito
Ceci

Alfredo dijo...

Un gusto el volver a encontrarse con los callejones de la vieja y sabia Roma, capital del arte clásico y de todas las tentaciones :)

Espero vuestras noticias.

Un abrazo!!

elena clásica dijo...

Ay mi Quinto de mi alma, cuán resacoso acudes a las rebajas, pero bien controlado por la bella de Xarina, pelirroja Némesis. ¿Qué habrá sucedido en la fogosa noche? ¿Qué le sucede a un hombre cuando la vista nubla su recuerdo? ¿Dónde quedan las horas perdidas en la memoria? "Carpe diem", sí, vaya que sí, pero ¿qué habrá sido de tu vida en los momentos robados por Baco? Solo Minerva lo sabe, quizá sean el alimento con que se teje la vida de los personajes de novela, Quinto, ¿dónde habrás estado, cómo serían tus sueños?

Bueno, en todo caso, al Quinto se le pasa la resaca en un vuelo, en las rebajas, amigo, no te queda otra.

Qué cosas, Natalí, ¿sabes qué imagen me ha traído a la cabeza, Quinto? La de Harold Lloyd defendiéndose del griterío y de la contundencia de las señoras, terribles rivales en la compra de retales, jajaja.

Besazos. Espero que el verano ya vaya de lujo, siempre en Roma, la ciudad eterna, con las alas del cuerpo o las de la imaginación...

Salve Quinto!

maria jose moreno dijo...

Jajaja he disfrutado tu relato por dos motivos. Uno por tenr de nuevo a quinto aquí, el nene, que tan buenos días nos hizo pasar y otra porque me ha encanto ese Corte ingles, a la romana que nos has pintado. Que original y bien llevado. Eres una diosa.
Besos playeros con oportunidad a salitre.

maria jose moreno dijo...

Quería decir con olor a salitre, es que el ordenador me ignora y va por su cuenta.besos

Nusa dijo...

Me gustan las paalabras de Quinto, las tuyas. Son palabras de ánimo en una lengua muerta y viva, universal siempre. Para llevarlas siempre encima, no pesan, alivian.
Un placer siempre leerte. Memento mori :)

Pepe dijo...

Bienvenidos sean de nuevo el siempre ínclito Quinto y la bella Xarina. Nátali, acabas de descubrirme que las rebajas no son un invento del corte inglés, lo cual me satisface. Has urdido una magnífica historia con la que arropar tus cultas y preferidas palabras. Todo un deleite leerte.
Un abrazo.

Software Web dijo...

Excelente que buenas palabras, que buen dominio que tienes al escribir excelente para un buen lector, muchas gracias.