22 de septiembre de 2010

Este JUEVES un relato: ¿EN QUÉ TRABAJAS...?

El tema del sustento, laborar, trabajar, “currar”, lo toco y no me quejo, pero hoy, no sé por qué, me provoca pereza, así que se lo encargo a un pardillo, al cual he forzado a sudar para poder comer su pan de cada día.

Se retiró dos pasos para contemplar el efecto.
__Seré la envidia de todos__afirmaba el dueño de las termas.
__¿Me guardarás la ropa mientras esté dentro?__Quinto, mordisqueando la punta leñosa del pincel y con dos grandes lunares en las mejillas, uno rojo, el otro verde, insistía para ratificar el trato.
__Nadie te dejará en cueros al salir de los baños, lo juro por este Neptuno tan bonito que me has pintado. Yo mismo vigilaré tu ropa__el hombretón se rascaba la coronilla, pensativo: __ ¿Qué más sabes hacer?__contemplaba el cartel de la puerta recién pintado en el cual un Neptuno musculoso y con algas por barbas, flotaba a lomos de dos tritones sobre un rizado oleaje. En el centro del rótulo, con buena letra constaba: “Pulcras Termas de Casio Bruto. Masajes, depilación y barbería”
__Pues se me da bien escribir cartas, testamentos, facturas, contratos, poesías...
__Te tomo la palabra en el asunto del testamento, hago letra torcida y conjugo mal las declinaciones. Si te dicto mis voluntades y tú las escribes con la debida pompa, tendrás baños gratis hasta que te visiten las Parcas, lo cual, dado que eres un muchacho, supone un montón de años. Vienes tres veces por semana, Quinto, echa las cuentas, ¡por Mercurio!
__Los baños cuestan un cobre, !nada! añade los masajes y te escribo un testamento al estilo del que dictó el divino Julio__ Quedó acordado el pacto.

Cualquiera que pasaba por delante de las termas se embobaba ante aquel dios hecho carne, o pescado, porque tenía cola de besugo. Era otoño, lloviznaba y como del cielo le llovieron encargos:
En la lavandería Quinto pintó a Venus desnuda y un par de amorcillos vistiendo túnicas impolutas. En el letrero del broncista se lució con el tema de Vulcano rodeado de pucheros. En el puesto de frutas y verduras, diseñó un bodegón. En la carnicería cuyo dueño era su casero, expuso un buey, un cerdo y un carnero, opíparos, como si fueran los destinados al sacrificio en honor a Júpiter Máximo. En la taberna, un Baco. El tema mitológico era el más solicitado, imprimía respetabilidad a los negocios en esta barriada nada respetable. Más complicado resultó decorar el corredor del lupanar.
__Dibuja seis posturas para que escojan los clientes, tal como figuraban en los prostíbulos de la difunta Pompeya__ el dueño, un sirio teñido de pelirrojo, añadió: __Entra y mira, quiero realismo. Te pagaré cien en plata.
__No quisiera molestar ni interrumpir ni pillar un mal feo...
__Mis chicas y chicos están limpitos y perfumados, conste, paso todos los controles sanitarios de los vigiles__ Quinto reprimió una carcajada; menuda garantía, ¡los vigiles! Para dar veracidad a las pinturas sobre madera, estuvo tomando apuntes del natural e inmediatamente se largó a los baños con masajes incluidos.

También se difundió su capacidad como escriba y poeta. Un atardecer se presentó en el apartamento un maduro barrigón. Con lágrimas en los ojos le expuso:__Escribe un poema para mi jovencito, últimamente se muestra esquivo y me consume la añoranza... __ Quinto levantó la mano:
__Vale, descríbemelo para inspirar mi pluma, porque lo querrás en papiro ¿no? Ni hablar de parrafadas sobre cera, en un día se te borran.
__En papiro, y dibújame a mi amado, es esbelto__observaba a Quinto de una forma que le hizo sentirse incómodo__Ay, bonito como tú, ojos azules....__se sonó las narices y suspiró.
__Ve al grano.
__ Tiene un culo...___et, et. Al final, el inicio del poema quedó de este modo: “Su espalda se tensa cual pulido arco y termina en dos manzanas persas*...” Cursi, ridículo y patético, pero el amante doliente le pagó otros cien denarios por el texto más el dibujito del mozo similar a Narciso o parecido o aproximado.

__ ¿Qué me das, Quinto, guapo?__la vieja siempre lo pillaba trajinando comida; esta vez con un puchero repleto de lentejas estofadas. En el cuenco que hacia de tapadera le suministró una buena ración, y ella, mostrando dos dientes bailones, exclamó: __ ¿Cuantas cosas sabes hacer? Muchas; pinturas y letras, Apolo y sus compañeras las Musas, te dan de comer y a mí también.
Quinto se quedó por un momento pensativo, colgado de las musarañas. Así es él, algunas y algunos, lo saben.
_______________
*Manzana persa: Melocotón, venido de Persia el siglo IV a.C. de ahí su nombre en tiempos de Roma.
____________
Para ganar el pan con el sudor de la frente; GUS: http://callejamoran.blogspot.com/ 

33 comentarios:

El Drac dijo...

Bueno, al menos él cobra por su arte y puede comer; otros tenemos que trabajar en otra cosa para comer ¡¡y vieras tú que nos creemos grandes!! jajaja Un besote

Primavera dijo...

Ala que bien te lo montas, no me digas que trabaja por ti, mándamelo para aqui que para eso siempre estoy predispuesta a recibir...y mientras hacemos con la imagen puesta...alguien que nos prepare algun que otro zumo y mirando las musarañas ja ja
Primavera

Any dijo...

Miralo a Quinto que completo! Lo imagino pintando las escenas para el corredor del lupanar ajjajaja, ya existía la publicidad gráfica en ese tiempo parece.
Comprendo al señor que fué a encargarle el poema, Quinto es tan lindo! el gordo casi se olvida de el motivo de su pena jajajjaa!
Que bueno volver a encontrar a este ya entrañable y conocido amigo por aqui.
un beso

Ibso dijo...

Hola Natàlia, me pase por este rinconcito tuyo y me quedé enredado en tus palabras.

Si me lo permites, permanecerá por aquí un tiempo. Un relato magnífico.

Un saludo: Ibso.

maria jose moreno dijo...

Qué alegría ver de nuevo al nene por aqui...jajaj Gracias diosa por traernosló. He disfrutado muchísimo leyendolo y sé que tú tambien le añorabas por estos espacios.
Buen trabajo el del escribiente y sobre todo con frases tan geniales como esta: Su espalda se tensa cual pulido arco y termina en dos manzanas persas.
Yo quiero uno de esos...jajaj
besos gatunos preciosa

Mari Carmen dijo...

Vaya, Natalí, todo un lujo este Quinto, que puede contentar a tanta gente con su buen hacer. Como siempre, tu escrito impecable, precioso :)

Un abrazo

Inma Brujis dijo...

¿Y dónde dices que vive Quinto? porque antes de usar los servicios de Baldomero el enterrador, tendría que visitar a Quinto para que me redactase un documento y así rematar la faena jeje.
Muchos besos

Cornelivs dijo...

Te sigo, amiga.

Besos.

Medea dijo...

Este Quinto lo mismo valía “pá un roto que pá un descosío” me ha tenido gratamente entretenida, me ha trasladado a otro tiempo durante unos minutos. ¿Se le olvidó poner su propio anuncio? “Chico para todo”
¡¡Ah!!¿Y si fue él quien decoró en realidad el interior del lupanar? Está claro que en el siglo XXI no hemos inventado nada jajaja
Un besito ;)

Verónica Marsá dijo...

Aaaaaajjjjjaajajajaja! El dios hecho pescado??? Me troncho! Qué bueno!

Pinturas decorativas acompañadas de "grafitis" dando por sentado el disfrute masculino:

hic ego puellas multas futui...
Felix bene futuis...

Qué arte tienes, compi colegui!
Que s'acaven...

Besitos.

Celia dijo...

Hola Natalia.
¡Quinto! Le exprimes que da gusto. La verdad es que sirve para hacer de todo. Con él, podemos reír o llorar. Eso es bueno, ya que nunca nos deja indiferentes.
Por cierto... tus relatos y tu forma de escribir, siempre, impecables.
Un abrazo.

Teresa Cameselle. dijo...

Quinto, el inventor del pluriempleo, jaja, y es que encima todo se le da bien a este chico. Y esa cara de joven Hércules, misterioso y entre sombras, que le has puesto, tiene mucho morbo.
Le echábamos de menos.
Un beso.

Ardilla Roja dijo...

Que tus propios personajes escriban sus propias historias es un lujo. Leer a Quinto, un placer.

Un abrazo

ANTIQVA dijo...

Amiga, estoy con lo del fantasma del valle, pero me he atrancado... Quizas, tu amigo podria echarme una mano... A lo mejor se le da bien escribir... A lo mejor conoce Egipto, incluso lo visito alguna vez...

Amiga, necesito un Negro que me ayude... No podrias hablar con Quinto...

Ya me diras...

Un abrazo, Natalia

CAS dijo...

Eres una explotadora!!!! jajaja pero todos te lo agradecemos, Es que lo queremos tanto a Quinto...,que vale cualquier motivo o excusa para de nuevo nos cuentes de las suyas con esa pluma tuya inigualable.
UN FUERTE ABRAZO JUEVERO.

jordim dijo...

mm demonios.. me ha gustado este relato.

Mar dijo...

Bueno, bueno... Ya veo que Quinto es muy conocido de todos y yo justo lo descubrí hace nada! ¡Y qué completo el buen mozo!
¡Cómo te curras tus textos Natalia (ahora, o cuando fuera)! No voy a ser la primera ni la última de los que hoy te comentan (me los he mirado, sí), en decirte: impecable. Es verdad, es que tus textos son tan detallados... Puedo ver esos carteles de los que hablas alas puertas de los comercios y servicios.
Bueno, no me enrollo más. Que me ha gustado sería el resumen :)
Petonets

Ángeles Ibirika dijo...

¡Qué placer, encontrarnos de nuevo con Quinto!
Ya que sirve para todo... se me están ocurriendo unas cuantas cositas que podía pedirle...

Tendrás que pasarme la dirección... porque, móvil no tiene, ¿no?

Un abrazo gigante, preciosa. Y un morreo para Quinto.

mar dijo...

Hola Natalí
Que gusto ver de nuevo a Quinto por este lugar, ya se le echaba de menos.
La verdad es que este chico es un tesoro, nunca le faltan recursos para ganarse las habichuelas y desde luego la imaginación que posee es desbordante
Como siempre una maravilla de relato
Un beso de Mar

Pepe dijo...

Me encanta volver a leer las andanzas de Quinto por aquí. Polifacético en este caso. Poeta, escriba y pintor de frescos.
Una pequeña maldad. En los baños Quinto cobraba en especie. ¿También lo hacía así en el lupanar?
Me ha encantado tu relato y la reaparición de Quinto, de tu mano, por estos lares.
Un abrazo.

alfredo dijo...

Quinto está vivo, más vivo que nunca y más sorprendente que nunca. Yo, ya contaba con sus dotes artísticas, era evidente en la Roma de entonces. Sin embargo, como se explica en la Europa de ahora que su "Mamá" domine con tanta riqueza y versatilidad el oficio de contar y entretener.

Lo he visto, Nàtalia.

Besos

Carmen Andújar dijo...

Natalia, vaya con Quinto sabía hacer de todo, un tesoro vamos, así le salía gratis hasta el comer.
Muy divertido el relato.
Un beso

rosa_desastre dijo...

Es un peligro preguntarle al Quinto eso de... ¿cuantas cosas sabes hacer? Madre miaaaaaaaaaaaaaaaaa.
Es una delicia verlo colgado de las musarañas.
Un beso

Tésalo dijo...

Aparte de sus motivos de supervivencia, nuestra vida social, efectivaamrntee es fantasiosa.
Tu personaje se ha vuelto sobre sí. El, tambien espera de la creatividad de los demás alguna cosa.



Tésalo

Alfredo dijo...

Si es que las termas en el mundo romano siempre fueron algo más. Espacios para la relación, la conversación tranquila, el encuentro incluso amoroso, el aprendizaje, el culto al cuerpo, el deporte. Unos espacios para la vida.

Un abrazo!!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

"!!Ave!!! por alusiones, y aprovechando que mi mamá está distraída, os respondo yo mismo, Quinto.
Estaba tan tranquilo en el limbo, concretamente en la bahía de Nápoles dándome un bañito con Xarina, cuando así por las buenas me convoca la que me creó. Jamás puedo negarme a obedecerla !dioses crueles! Tiene un poder absoluto sobre mí y me enerva, me subleva, pero...

A aquellos y aquellas que me conocen les aprecio mucho, intuyo que me quieren un poco, deseo que Fortuna les acompañe.
Aclaro ahora algunas cosillas:
Desde chico que me gusta pintar, hacer dibujitos, el mismo Decébalo cuando estuve prisionero en su poder, se quedó con varios bocetos que hice de la Dacia. LO de escribir es un vicio, como respirar, hasta llevo un diario el cual me ha ocasionado bastantes quebraderos de cabeza, dejémoslo. Estar en las nubes es lo mío y a veces me pego un buen cabezazo al bajarme de golpe. La vida es durilla, ahora y en mis tiempos, pero no me quejo, CARPE DIEM es mi lema.
Estas ocupaciones en el barrio de la Suburra en esa etapa, a mis dieciocho, suponían una tapadera que ocultaba mi verdadero oficio, soy espía, husmeador, lo que hoy citariais como detective, pero no privado, porque obedezco la voluntad del mismísimo César Trajano !Ave! Varios casos resolví y nadie ha de saber mi verdadero nombre ni quien es mi padre, por eso me oculto en la Suburra de tapadillo.

Me he acostumbrado a vuestra forma de hablar, pero no a vuestro mundo, de todos modos cuando os leo llego a la conclusión de que las cosas, jejeje, siguen casi igual. No me extraña que voleís, que ahora se curen muchas enfermedades, eso me alegra, que en vez de cuadriga os transporte un artilugio llamado coche o tren AVE, qué divertido el nombre. La luz os ilumina con pulsar una tecla, todo va por esa energía, adiós a las velas y a las lámparas de aceite. Visitaís balnearios, menuda novedad, nosotros a las Termas tres veces por semana, por lo menos. No me extrañan, repito, vuestros usos e inventos. Ahora el divorcio es normal, y el aborto y el matrimonio gay, !qué palabreja!, al menos en la parte ricachona del planeta, que el resto, la mayoría, sufre como en tiempos de esa época oscura, la edad media. Nosotros teníamos ya esas costumbres por ley, os costó siglos recuperarlas y lo admito, mejorarlas.
Las guerras siguen atroces y las barbaridades, soís tan bárbaros como los dacios o como nosotros mismos, romanos, y a la vez dulces, amorosos, irónicos, compasivos, amables, creativos...Me parece que desde los que pintaban cuevas, somos así de diversos los humanos y humanas.

No digo más que me llama Xarina desde el agua turquesa, y a ella nunca le digo !espera nena! es mi Musa, es mi compañera, es...algo fisgona, es Venus, es...una chica a la que llamaríais emancipada, en mis tiempos !una absoluta rareza!
Y yo, mal me está decirlo, para contestar a algunas de vuestras insinuaciones, diré que acabados de cumplir los vente años soy un chico guapo, espigadito, !para qué mentir! apañadito, he desmayado a más de cinco y de...a más de uno y dos, callo la boca, no quiero pareceros Narciso.
Espero volver a veros gentes del futuro, os deseo felicidad que los Hados y los dioses os sean favorables. Besitooos, Quinto.

Myriam dijo...

jejejejeje mucho trabajo para el Quinto, y nuestro travieso Quinto colgado de la musarañas y dibujando Venuses semidesnudas.....
¡Me parece que Quinto anda con una revolución hormanal que ni te cuento!

Besos

estoy_viva dijo...

Me imagino que no necesitas subirte a la silla por si sola teniendo a Quinto que te ayude, asi no hay necesidad de pedir o rogar sea a un santo, amuleto, que te ayude.
Cada persona tiene una forma de aferrarse para superarse, unas es por la religion otras en ellas misma, en mi caso no creo que pueda subirme a la silla como no me pongan un ascensor ja ja ja
con cariño
Mari

LUNA dijo...

Querida Natalia.
Sigo en USA, y voy más despacio visitando los amigos... Las nietas, las nietas que todo lo llenan...Bien está.
QuintOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!! cuidado con los Sindicatos, que hay convocada huelga general y te llamarán esquirol!!!!!

Que susto!!! que no, que Quinto de estas cosas no entiende!!!! Está en el "ayer"...
Querida amiga, la imaginación al poder, ésa eres tu.
Ave Maria, siempre serás mía,... No, por Dios, que te has colao Luna...que eso no es de la era de Quinto.....
Los Dioses me confundan ...¿MAS??????????????

BESITOS

CAS dijo...

Vine por las hojas muertas y mi adorado Montad, pero se ve que fue falsa alarma, jajaj. Besotes para tí y ese Quinto que siempre tan querido.
abrazos varios entre mariposas y hojas secas.

Gambetas de lana dijo...

Nati:
¡Qué lindo que escribes!
Me prgunto ¿Hacer arte por encargo no terminará siendo rutinario como un trabajo? Aunque no parece ser este el caso
Besos

elena clásica dijo...

¡Quinto!

¡Por Venus, Quinto! Salve! Alabados sean los dioses, por más que te quejes, buena hora era ya de que viajaras a visitarnos y nos hicieras partícipes de tu vida, esas facetas de la vida que a veces te empeñas en ocultar. Quinto pintor, Quinto poeta, Quinto escriba, Quinto herido por la brutalidad y las guerras, Quinto refugiado, Quinto escondido en las termas, Quinto asediado por la mirada de un madurito nostálgico que recuerda a su joven mancebo cuando te contempla.
Ay, Quinto, pintor de bodegones y de soberbios animales, pintor de escenas prostibularias, Quinto, nuestro niño, siempre lleno de vida y saliendo adelante, Quinto inteligente.

Te imagino en las termas, escondido por el vapor en el último rincón sin que te puedan contemplar, justo pago a tu trabajo, y tu pensamiento hiriente que busca la soledad y sus recuerdos.

¡Por Júpiter! Vuelve de vez en cuando y no te quejes tanto del trabajo que te encomienda tu creadora, vamos, que en peores caminos te has halladado.

Bienvenido siempre, sigues presente en nuestras vidas.

Ojalá pudiera ver tus pinturas y seguir escuchando tus poemas. Recibe un fuerte apretón de manos, al beso no me atrevo, querido Quinto.

Mimí- Ana Rico dijo...

Guapetona, con tu permiso he enlazado tu relato en "El club de los incultos", un besito.

http://www.facebook.com/pages/El-club-de-los-incultos/159446824067169#!/pages/El-club-de-los-incultos/159446824067169