21 de abril de 2010

Los JUEVES un relato- "INTIMIDAD"

“Penetro en tu intimidad con arrogancia, con rabia, con una curiosidad intensa, malsana, y con miedo a que me posea, como tú posees la mía”

Se descalzó para notar el frescor en la piel, representaba una especie de ceremonia similar a desnudarse ¿o intentaba no hacer ruido? Ni él mismo lo sabía.

Aún era más pequeño que su apartamento de la Suburra, un cuarto en penumbra recibiendo la luz de la tarde a través del ventanal, ella en un rincón, acurrucada.
Quinto se acercó, sus pies chasquearon en el pavimento de losas. Xarina le miraba con una infinita congoja, el rostro húmedo, las pupilas enrojecidas y toda ella con una expresión abatida, comunicando presentimientos al entorno. Parecía un caracola de cristal al murmurar, como desde muy adentro:
__ Ya te entregué el libro, quémalo si quieres...
Quinto se sentó en el suelo a su lado, casi rozándole el hombro pero evitaba hacerlo con sumo cuidado. El pie derecho cerca del izquierdo de ella.
__ Ahora que me conoces hasta lo más íntimo, una vez que has entrado en mis secretos, después de permitirte licencias y fantasías, dime... ¿por qué la diosa? ¿Por qué te incluyes y te relatas dentro de mi vida?
Xarina movía la cabeza despeinada, las trenzas deshechas, e inadvertidamente juntaba las manos en el regazo suspirando de esa forma entrecortada tras el llanto. Mirándole a los ojos respondió:
__ Maya es mi diosa, mi trabajo, mi refugio y mi casa, la utilicé como intermediaria y narradora, para distanciarme. Al inventar sus etéreas palabras huía de mi misma y de ti, facilitaba mi escritura y aguzaba mi imaginación, un recurso. Me incluí en los capítulos porque siempre he ansiado estar a tu lado, imaginarme comprometida en tu existencia desde niño hasta hoy. De esa trampa que urdí letra por letra, no saldré jamás.
__ Tu pelo huele a narcisos marchitos y tu piel a tristeza. He venido a saber cosas de tu intimidad, las más secretas, hasta que te duela como me duelen mis secretos en tus manos. Luego iré a conocer a mi hijo, después no sé. Todo ha de ser distinto.
A Xarina le quemaba el deseo acuciante de abrazarle y besarlo, de pedir un perdón inmerecido, sus dedos se crispaban en la túnica arrugada y sucia, llevaba cuatro días sin moverse de aquel ángulo oscuro de su casa, había salido para beber, para orinar, lo justo para tomar un sorbo de aire.
__ No tengo secretos, mi vida es insulsa, la de una escriba hija de libertos nacida en Tusculum, entregada a la tarea, lo único que me ha importado eres tú y en este momento tenerte a mi lado me angustia y me desespera. Quinto, si quieres hacerme daño, no te esfuerces en vano, me lo haces y es culpa mía...La vieja me explicó que tu hijo es libre y vive feliz con su madre, si te das a conocer destruirás su paz.
__ ¿Más celos, ahora de mi hijo? Te los despierta la puta de la esquina, la egipcia de Isis, la madre de mi hijo ¿te gustó el poema que le dediqué?  Sobretodo, Maya la dacia !dioses, aún la quiero! Si supieras...tendrías celos de muchas otras. Aquella escena con Ido en Chipre, es imposible que yo la escribiera, estaba desnudo y él a mi espalda, mientras tú, inventora de sensualidades, me mirabas, celosa !una obsesión escrita!__ Era fácil herirla y se regocijaba, pero ese placer sabía a hiel y esas frases, como garras, también lo lastimaban.


No le costó levantarla y cargándola en sus brazos la llevó al porche, la brisa balanceaba ligeramente el ciprés joven y orgulloso.
__ Sabes que el día que volví de la guerra estuve aquí, mirando a ese árbol. Ahora admito que, de alguna manera, te presentí ¿Tiene que ver con el poder de la diosa o de verdad eres una bruja?
Reposaba la cabeza en el pecho de Quinto, soportando el insufrible temor a perderlo. Al notar su respiración, la fragancia y la tibieza de su piel, Xarina creyó morir o perder el sentido.
__ Lo dejaste escrito y yo quise estar a tu lado cuando regresabas del horror deprimido y confuso__ él le besó la nuca, donde le nacía el cabello.
__ A mi lado estarás, tocándome, no inventándome, tú decides. Juntos escribiremos el libro perfecto con final feliz, para eso somos soñadores de palabras, ese poder tenemos. El viaje hacia donde termina la tierra será pronto, la gata de nombre gata vendrá conmigo. 
La mirada azul de Quinto, nítida, desprovista de iras de preguntas y de resentimientos, saludaba a los ojos de Xarina; el mismo tono del néctar fabricado con romero y flores, derritiéndose.
__Vayas donde vayas, llévame Quinto.
__ ¿Y si es al fin del mundo? __ ella asentía.
Se tendieron en la cama. Primero Quinto ejerció una posesión apremiante, furiosa y casi violenta. Después en una pausa premeditada, se admiraron mutuamente: espléndido, jadeante, juvenil espectáculo. Luego vinieron las caricias más sutiles e intensas a modo de aceptación deleitosa.

Durmieron acoplados en un solo cuerpo, cubiertos con una manta limpia y nueva.
Amanecía y sacudiendo la cabeza, todavía confuso, frotándose los ojos, Quinto preguntó:
__¿Por qué escribes Xarina?
Ella le miró con ganas de besar de pies a cabeza, a este chico somnoliento, adorable y bello. Curiosamente Quinto estaba pensando lo mismo sobre Xarina.
__ Es como respirar__ esta vez, fue él quien asintió, íntimamente.
______________
Foto: Detalle del rapto de Proserpina, G. L. Bernini-
Más "INTIMIDAD" donde el abnegado y dilecto GUS: http://callejamoran.blogspot.com/

19 comentarios:

CAS dijo...

"Tocándome, no inventándome." Me gusta... Escribir es como respirar, pero vivir se vive palpando, aunque sea con el alma
Esta intimidad que reflejas es la más bella de las intimidades, la que se comparte por amor y deseo, la que no nos da vergüenza, ni le imponemos impúdicos límites. Me he dejado llevar por tu Quinto y su Xarina y he viajado con ellos a ese lugar donde siempre es bello regresar.
Salve Natalí, tus dioses cada vez más son los míos.-

Any dijo...

Quinto estaba enojado con razón; a nadie le gusta que lean sus intimidades. Sin embargo Xarina no lo hizo solo de curiosa (la estoy defendiendo, me cayó bien esta chica); su amor por Quinto la llevó a querer conocer todos los detalles de su vida, si hasta se incluyó en sus escritos! Y Quinto entendió.
Me gustó mucho la escena de amor ahhhhh!!! Quinto es un romántico!
un beso con suspiro

Anabel Botella dijo...

Escribir un final feliz juntos es maravilloso. Me encanta poder imaginarme ese hecho junto a mi pareja.

Elena dijo...

"__Vayas donde vayas, llévame Quinto.
__ ¿Y si es al fin del mundo? __ ella asentía."

Preciosa declaración de amor.
Excelente relato.

Un beso.

LUNA dijo...

Xarina no sólo anuló su intimidad, leyendo su diario, sino que distorsionó la realidad, creando el personaje que quería ser y falseó su propia historia...Eso es muy grave...
Pero tuvo la suerte de que su amor fuera correspondido... y el amor todo lo perdona....
Dichosa Xania, los Dioses están de su parte....

Un besito

Susurros de Tinta dijo...

Uffff, tengo un nudo en la garganta y los ojos llorosos, que emocionante, luego vuelvo que me tiemblan no solo la lagrimilla en el ojo derecho, es que ni atino con los dedos!!!, que bonito, Dios!!!, que bonitooooooooo...

Balamgo dijo...

Natalí,
Una descripción de la intimidad preciosa.Por otra lado, una historia de amor bellísima.
Últimamente te estás saliendo...
Un abrazo cariñoso.

Tèsalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tèsalo dijo...

Por fin han salido hasta la luz, algunos de sus màs íntimos secretos. Ha sido, esa gana de quien narra, una razó suficiente en torno a ello. Sin embargo en esta escena, Xarina se transciende. No solo se ha elevado sobre una conciencia, la de Quinto. Sus razones a todos nosotros nos envuelven. Hemos dado en buena medida algùn sentido a nuestra existencia entera, habiendo creado literariamente.
Mejor preludio de una relaciòn amorosa no hubo.
¿Entonces, capítulo final?
¡Llévame contigo allí donde mi vida, definitivamente, se repose!
Así me ha parecido. Igual, sencillamente, me equivoco.

Tésalo

Pepe dijo...

Ella ha conocido toda la intimidad de Quinto, y ahora Quinto que debiera estar enojado por esa intromisión en su intimidad, enamorado de su "biógrafa", reclama también conocerla intimamente y
escribir juntos, ahora si, el libro de sus vidas.
Hasta el último día, hasta el último confín.
Un abrazo.

Teresa Cameselle. dijo...

Escribir, respirar. Leer... soñar.
Lo prometido es deuda y has cumplido con este final feliz, que aplaudo regocijada.
Un beso, escritora.

César dijo...

¿Se acabó?
Espero que no.
¿Por qué escribes, Xarina?. Hay en ello mucho más que respirar

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

CAS, ANY, ANABEL, ELENA, LUNA, SUSURROS, BALAMGO, TÈSALO, PEPE, TERESA, CÉSAR...

Creo que de alguna manera resumo vuestras cuestiones, si las hay, o vuestras dudas con esta respuesta: HAY MUCHO MÁS QUE RESPIRAR o escribir, SIGUE, NO ES FINAL, NO AÚN, QUE DEJÉ AQUÍ NO HACE MUCHO, UN CAPÍTULO QUE SUCEDE EN EL FINISTERRAE A GALIZA POR EL SOLSTÍCIO, POSTERIOR A ÉSTE, aquello del collar de conchas... Pero, de verdad, os digo íntimamente, que me faltan tres para acabar QUINTO o a lo sumo cuartro.
Haré los posibles para que sea posible el final feliz, de lo contrario la culpa será de Maya la diosa misteriosa, de los Hados, de Fortuna, ayyy.
Bsitooos muy dulces de la parejita a cada uno y una, amigos, compinches y co-forjadores de esas palabras llamadas Quinto, sin contar con Xarina. Natalí.

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Soy parte de tu vida y en ella me cuento, me encuentro, me relato y abro. Si estás tú, estoy yo. Tus palabras, tus gestos, tus impresiones son las mías, yo estoy en ellas. Las sufro, me deleito, sueño o invento, si hablo de tus intimidades: HABLO DE LAS MÍAS. Son inseparables.

Magnífico, si señora.

Besitos con café y un par de donuts de naranja que he aprendido a hacer hoy!!! Te llega el aroma?

Myr dijo...

¡Qué bueno que Xarina se introdujo en le relato para quedarse y que bien le hace su companía a Quinto!.

Besos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Verónica, les llega hasta a Xarina y a Quinto, hummmm, delicioso desayuno les sirves en la cama a la parejita, son inseparables y te envían un dulcísimo besito mermelada incluida.


Myr, por fin parece que olvida Quinto sus rencores legítimos, triunfa Eros, el amor verdadero los lleva de la mano, que les dure.
Bsitooos amiga.

Jose Antonio Bejarano dijo...

Por fin unos retazos autobiográficos!!!
"Juntos escribiremos el libro perfecto con final feliz, para eso somos soñadores de palabras, ese poder tenemos..."
El poder de la palabra.
El poder de la sensualidad.
El poder de la libertad.
Me ha enkantado hoy, especialmente.
Ave!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

José Antonio, especialmente te doy las gracias por tus palabras, ese poder tenemos el de escribir y la suerte de que nos lean personas como tú. !Ave! y un bsito.

Nieves Hidalgo dijo...

Ay, qué susto! Creí que se nos acababa la historia.
Menos mal que no.
Sensual a tope. Me ha encantado, Natàlia.
Besos