8 de abril de 2010

LEMURES, NOS LLAMAN

                                         
Tres días con sus noches y sin pegar ojo, leyendo, devorando su propia vida en capítulos.


Algunas veces, las mismas palabras, otras, dichas de forma diferente, en ocasiones, pura invención pero con detalles verídicos. Se sentía desnudo desde el pezón materno hasta ayer. ¡Vulcano, Saturno! Rabia, desfachatez, robo descarado, insufrible intromisión incluida la vieja bruja o la diosa invisible, Mater Maya ¿A quién importaba su corta vida? A Xarina, desde luego… ¿tanto le deseaba hasta soñarlo, hasta describirlo letra por letra?
Y enterarse, a través de la fisgona, de ese hijo que había engendrado, a estas horas; un niño de cuatro años ¡Juno! era el colmo. No obstante, sentía curiosidad por conocerle, tan parecido a él mismo. Todo constaba: los amoríos, la guerra, la vergüenza del cautiverio, Maya y su padre Decébalo, las islas…y Apolodoro, y su padre Marco…y…¡la madre que parió a Xarina! !Arpía!
Necesitaba serenarse, tomar el aire fresco y se acodó en el ventanuco; noche estrellada, luna llena. “¡Qué bonito! Qué asco!” no estaba para linduras ni para luceros.


En la casa de enfrente, sentados sobre la rampa de ladrillos, en equilibrio prodigioso, estaban Pesë el dacio y Tito el legionario.
Quinto cerró los párpados con fuerza “!no puede ser!” La angustia le dejó mudo.
Pero seguían bajo la claridad lechosa. Los que fueron enemigos ahora eran dos pálidas sombras y le miraban. Se estremeció dejándose caer en el suelo; para sí murmuraba:
“! Yo no os invoco, lo hace la Moira Xarina desde el maldito libro! ¿Queréis, mi vida?” Le llegó un aleteo muy sutil:
__ Soy el espectro de Musca, aquella mosca que salvaste de niño. ¡Salve! en nombre de las moscas. No te picaremos Quinto, que lo sepas__ era gorda, irisada y zumbaba en su oído derecho, lleno de pavor, la ahuyentó de un manotazo.


Pronto, en mayo, honrarían a los Lemures*. Tiempo de echar las nueve habas negras y hacer sonar el gong en cada casa, para aplacarlos ¿Tiempo de moscas fantasmas? ¿A los millones de millones de moscas difuntas también habría que mentarlas? Le entró un sudor frío y a la vez soltaba una carcajada nerviosa. 
Asomó, únicamente, la nariz por un ángulo de la ventana.
Continuaban en el tejado: el pelo rojo de Tito era fuego y enmarcaba su rostro níveo, el rubio Pesë parecía de cera, hermoso, etéreo, y las dos trenzas pendían a cada lado de sus mejillas, se levantó flotando a dos palmos. En el pecho la herida mortal que le hizo Quinto dibujaba una señal transparente.
__ No te escondas Quinto, es inútil. A mi me mataste porque yo mismo te lo pedí, estamos en paz, lo juro por Bendis* la cazadora. Tito fue muerto por los míos y te envió su testamento porque te apreciaba. Ay, se nos olvida mentir ¿en qué consistía? Te apreciamos, amigo, y confesamos que nos gustaría respirar como tú. Muy pronto, a los diecisiete, entregamos el aliento. Vagando por el Hades comprobamos que nada existe mejor que la vida. Aún espero la resurrección prometida por Salmoxis el Oso, patrañas, no te dejes embaucar. Tito y yo éramos enemigos y ahora siendo espíritus de la misma edad, nos distraemos juntos ¡Qué cosas tienen las Parcas! Hacer compinches a dos difuntos rivales. Pero acuérdate de que tú y yo, Quinto, charlamos dentro de aquel tronco cinco noches, lo llamábamos “el refugio”, también logramos ser amigos en plena campaña, en medio de la carnicería__ daba escalofríos su risa como de pisar cristales rotos.
Tito le señaló con el índice borroso, sus pupilas estaban apagadas. Quinto no tenía voz ni voto en aquel diálogo entre Lemures, así que permaneció callado con un nudo de esparto en la garganta.
__ Compañero, disfruta de la sangre caliente que corre por tus venas. Xarina, entrometida, te escribió la vida y eso te saca de quicio, no obstante, también contó lo que fuimos y así, en letras, pervivimos, más que en las Fiestas de Lemuria próximas. Ámala Quinto, ella te quiere, no lo dudes, hazlo, que ser un espíritu es aburrido, eterno, y uno se lamenta para siempre de aquello que no hizo en vida.
La voz de Tito penetraba en el corazón de Quinto convertida en acero helado que iba volviéndose tibio. Una brisa, la del amanecer rosado, llamada Aurora, se llevó, en un suspiro, a Pesë y a Tito.
___________________________
*Lemures, Larvae: Espíritus de los difuntos ( ánimas en pena) que convenía tener aplacados. Los segundos más nefastos. En las Lemuria de mayo se les convocaba con ceremonial y rituales públicos y en cada casa-En las Parentalia (parientes) del 13 al 21 de febrero, se recordaba a los difuntos familiares (los Manes) visitando sus tumbas, ofreciendo flores y dones, similar a la celebración de difuntos cristiana en noviembre- *Bendis la cazadora: Divinidad asimilada a Diana o Artemisa que se adoraba en la Dacia, como Salmoxis, el dios Oso de la reencarnación. 
Fotos archivo Internet, montaje y retoques míos. 

28 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Bueno, amiga Natàlia,

Queda perfecto para unos días después del Domingo de Resurrección este relato tupido de fantasmas, sombras, espectros,moscas muertas, almas que están espera de la reencarnación. En fin, esos Lemures que nos recuerdan la vida que hubo en tiempos anteriores, al tiempo que dejan en nosotros la amenaza del castigo por algo que no hayamos hecho bien. Es ésta una historia de miedo, una historia que impresiona al lector.

Felicidades y enhorabuena.

Un beso,

Antonio

Mundo Animal. dijo...

QUE LINDA ENTRADA AMIGA ESPERO QUE TENGAS UNA BUENA TARDEEEE ABRAZOS DE TU AMIGO
CHRISTIANNN

Elena dijo...

Uyyyyy, estas conversaciones con los espíritus ponen la carne de gallina.
Pero en fin, supongo que reconcilian a Quinto con la vida.
Como siempre, estupendo relato.

Un beso.

Elena dijo...

Uyyyyy, estas conversaciones con los espíritus ponen la carne de gallina.
Pero en fin, supongo que reconcilian a Quinto con la vida.
Como siempre, estupendo relato.

Un beso.

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Huuuuy, qué bonito y fantasmagórico.

Los lemures y los larvae, "espíritus de la noche o de la muerte" romanos. Malos los primeros? Buenos los segundos?
Las lemuralia... pienso yo ¿cómo no se habrá transmutado esta fiesta a noviembre? O había otra en Roma en noviembre con muertos?

Ah, que cara más relajada se os ve, eh? A ver si pongo yo alguna de las que nos hicimos en Granada.
Besitos a montones y gracias.

Susurros de Tinta dijo...

Wooo, esto es genial, pero que arte tienes metieendo los temas que nos proponen en la historia de Quinto, él enfadado, tanto que acuden fantasmas a calmarlo, a hacerle entrar en razón cuando la misma razón se pierde, pobre Xarina, que si lo ve así se le rompe el corazón, buen consejo le dan, disfruta de la sangre caliente, si, disfrutemos de la vida mientras la sangre corra por nuestras venaa...miles de besossssssssss.

Neogeminis dijo...

La parca hace compinche a difuntos rivales!...qué buena onda! ajjajaa

Gracias por seguir ilustrándonos con las vicisitudes de Quinto y la antigua roma.


abrazos!

maruja dijo...

Que triste, que triste, danos un poco de esperanza. Un beso

Rochitas dijo...

Bueno, bueno cuanto para recorrer hay por aquí. llegué desde MI post ;) en lo de Cass a agradecerle tan lindas palabritas.

Isabel Romana dijo...

A veces es necesario escuchar a los muertos -aunque se nos presenten así, de improviso, como a Quinto - para apreciar la realidad de nuestra vida. En este caso, le han hecho mucho bien.
Te he dedicado el post que he colgado hace unas horas. Espero que te guste. Un abrazo.

José Ignacio dijo...

El más allá, sin ser el Hades, parece remitir voces sabias. Me ha resultado algo dificil su lectura.
Buen fin de semana.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Antonio, gracias por tu amable comentario. Por suerte para Quinto estos Lemures son amigos, no le visitan para recriminarle, al contrario, le aconsejan que olvide rencillas y se entregue al amor, buenos Manes éstos, más que Lemures para él.

Mundo, bienvenido, de nuevo, a las peripécias de Quinto. Un bsito cariñoso.

Elena, aciertas, son espíritus amigos que le dan buenos consejos, verás como los sigue. Un bsito.

Helénica, Lemures y Larvae, espíritus difuntos que convenía aplacar en las Lemuria. Los primeros, eran menos terribles que los Larvae, muertos con mala uva. Existía la Fiesta de Parentalia entre el 13 y el 21 de febrero, de caracter más oficial, para visitar las tumbas conflores, ofrendas, et, algo similar a la nuestra de noviembre, y es que no inventó nada nuevo, o casi nada. Estos Lemures, descuida, son buenos con Quinto, le dan consejos que espero que seguirá, eran sus amigos. Gracias por el piropo, la verdad es que lo pasamos muuuuy bien en todos sentidos. A ver si conseguimos conocernos algún día ¿no?

Susurrante, tú no necesitas guia para aclararte con los saltos en el tiempo que doy con el Quinto, ya sabes, por los temas que después acoplo al libro. Tú, sirenita, le sigues la pista y él lo sabe, te sonrié y te envia un bsito picarón. Ya verás como sigue los consejos de sus finados amigos, creo. Bsitoooooo.

Neo, buen rollo de Parca y buenos chicos estos Lemures amigos de Quinto, pobrecillos. No siempre han de ser nefastos y malos los fantasmas. Bsitos, muuuuchos.

Maruja, no me llores, noooo, es triste estos chicos difuntos a los 17, las guerras se llevan sobretodo a los jóvenes. Pero alégrate, le dan buenos consejos a su amigo Quinto desde las sombras.

Rochitas, bienvenida a este blog. Para tí será algo complicado entender el lío de Quinto que llevo muchos relatos con él, pero desearía que de alguna manera pudieran leerse por separado.
Nos vemos, te visitaré, besitos.

Isabel...ya te has pasado!!! Voy a mirar ahora mismo y te digo. Que me emociono, que snifff. Eres un sol, besitos del Quinto, ya ves que son buenos estos Lemures para él. !Ave! un besito cariñoso.

José Ignacio, este más allá romano lo llamo Hades, y ciertamente los espíritus que visitan a Quinto son positivos, le dan consejos de amigo, porque lo fueron en vida.
Parte de la dificultad para leer a Quinto reside, y lo admito, en que muchos personajes, situaciones, et, ya han salido en otros relatos aquí expuestos o están en el libro que voy componiendo a base de los temas que salen en Jueves o Sábados. Algunos temas hace poco que los colgué pero casi nunca guardan orden cronológico, yo después monto el embrollo. Lamento dificultar la lectura a según quien, y comprendo que ello entrañe enojo. !Ave!

CAS dijo...

Bueno amiga, me has dado ánimo para comenzar este sábado: estoy con la sangre caliente y hay que disfrutar mientras se pueda, aunque después no está tan mal si terminas siendo amigo hasta de tu enemigo y con buenas intenciones aconsejas a los que todavía no traspusieron el umbral.
En cuanto a que hay que mentar tantos espíritus como moscas...bueno por suerte los que se fueron y conocí, sé que me tuvieron y les tuve mucho cariño. EN fin, muy bueno como siempre, y desde que estoy enfrascada en tu lectura mucho mas!!!!

besotes y abrazotes por docenas

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Casss, tú y yo hablamos más largo y tendido. Me has enviado un despliegue de palabras perfumadas con yodo, con amores, con deseos, con bellos cuerpos y paisajes cerca de la mar, tocando a Troya o en Creta, mismas espumas. No puedo desear mejor lectora, imposible.
Cariños del Quinto, que ya verás como hace caso a los amigos: sangre caliente, amor le desean incluso, pobrecillos, desde las sombras. Puñetera Parca, se lleva a los más jóvenes, así es la guerra, siempre. Amigo del enemigo fue Quinto con Pesë, lástima que durara cinco noches, pero en la memoria pervive, gracias, también, a la fisgona y enamorada Xarina.
Bsooos cariñosos, ahora nos vemos, dulce Cass.

Loli Martinez dijo...

Felicidades por tu certero relato donde el mundo de la imaginación nos invita a disfrutar y a descubrir.
Mis besos para tí querida amiga.

Nieves Hidalgo dijo...

Querida Natàlia, me has alegrado la noche con este trocito de Quinto, porque no puedo pegar un ojo y estoy aprovechado para visitar mis lugares preferidos. Y me encuentro a nuestro protagonista metido en conversaciones con seres extraños. ¡Toma ya!
Es que no acabas de sorprenderme.

Besos

César dijo...

La brisa del amanecer los devolvió al Hades.
¿Tuvieron que volver a pagar pasaje a Caronte?
Interesante y entretenido relato.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Loli, artista, una alegría tu visita. ¿Cómo va tu mundo y tu desbordante imaginación? Bsitoos, hasta ahora.

Nieves de mi corazón, pues me alegra que este trocito de Quinto te haya endulzado la velada, aunque sean entre fantasmas, buenos chicos ellos. Aquí hasta la próxima, a ver cómo van los piratas que me tienes con el ayyyy. Bsito.


César, el barquero los deja pasar sin cobrar que ya pagaron en su momento, los dos pobres chicos, sólo faltaría, a los Lemures aparecidos, !paso franco! Vinieron para darle un consejo al amigo, un momento, un suspiro. Bsito y !ave! siempre.

Pepe dijo...

Lemures amigos que le dan buenos consejos, que le hablan de lo bonita que es la vida y de cómo la añoran, que le dicen que se entregue al amor.
Afortunado Quinto por recibir este tipo de vistas desde el otro lado, a pesar de que siempre impresionen, si lo hacen así, es menos tétrico.
Un abrazo.
Pepe.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Pepe, los amigos de verdad, aunque vengan del Hades, son bienvenidos, duele verles muertos y ellos se duelen de no estar vivos. Buen consejo ese del amor, espero que Quinto lo siga, veremos.
Un besitooo. natalí

elena clásica dijo...

Querida Natàlia:

Momento de luces y sombras para Quinto, que se deja llevar por la pasión humana del rechazo hacia Xarina, sin pensar en la pasión pero la amorosa de ella y la vida que le regala encadenada a sus palabras.
Quinto, niño aún, niño mimado veces, peca de egolatría, no se detiene a pensar en el dolor femenino . Y Quinto niño descubre que ha dejado irremediablemente de serlo al ser consciente de esa otra vida que surge
enérgica e incontestable, nueva: la de su hijo de cuatro años.

Un oportuno diálogo con las fuerzas del Hades, de sus hechos que han transformado el mundo, aparecen tajantes para otorgarle un sentido a su reciente acontecer.
Pesë, que levita y Tito le devuelven desde las Sombras, como Lemures, la sensatez, ¡paradoja del misterio! Dos advertencias:
-La vida es un don precioso, triste oscuridad la pérdida de la juventud en un mundo desvaído, sin sangre.

-Extraños pactos se hacen en las Sombras, así como en tiempos de guerra las alianzas nos sorprenden: los acérrimos enemigos se dan la mano, peor ha sido el destino que a ambos ha unido.

-El amor es triunfo.

Menudos consejos, escúchalos bien, Quinto, y recuerda que el Amor es siempre triunfo.


Qué bello y espiritual texto. Qué prodigiosa narración que flota entre la vida, la juventud, la muerte y las Sombras.
Felicidades por tanta belleza, querida amiga, Natalì.

Besazos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Elena, bienvenida a la casa y a los amigos Lemures de Quinto.
Amistad a pesar de la violencia, existió entre Quinto y Pesë, uno de los relatos que aquí constan. Amistad fraternal con Tito, su asistente. La amistad cruza el éter y desde el Hades, fuerza potente, convoca a Quinto a favor del amor. No es tan frívolo el chico, pasó un infierno en la guerra, a los diecisiete como los dos prematuros espíritus. Pasó trabajos duros resolviendo casos y por poco no lo matan, viajó a las islas, recuperó a Maya la dacia, conoció a Ido... pasó luego, el desengaño de que álguien le robara escritos íntimos para escribir su vida...eso duele a cualquiera, aunque más pesa el amor en la balanza, creo, que el resentimiento.
Sublime,íntenso comentario, no puede Quinto pasar sin tu visita de amiga dulce y atenta, yo tampoco.
Hasta el JUEVES si quieres, lleno estará de VERDADES o médias verdades, según propone el amigo GUS. Un bsito dedicado del chico y mío.

Tèsalo dijo...

Quinto ha envejecido. El se da cuenta, de que ha tenido historia propia. Una existencia se queda ineviablemente atràs.
Paso de dureza hacia otra etapa. No ha existido por un momento en su conciencia sino incertidumbre.
Cuanto màs adulto, es màs difìcil.

Tèsalo

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Tèsalo amigo, bienvenido.
Se da cuenta sobretodo porque álguien le escribe esa historia y al leerla le cae el peso de su vida, aún sin cumplir los veinte.
Más difícil perdonar u olvidar, cuanto más adulto, pero... Bsito, hasta siempre.

Mimí dijo...

Pensaba yo que los lemures eran seres similares a los homínidos, de apéndices tales como una cola de apodo prensil con la que facilitaban su deambular, pero ocultos en el pasado los verdaderos he visto el espíritu de una mosca, jaja.
Se me ha quedado clavada la voz de cristales rotos en el oído, no sé si podré pegar la oreja.

Besitos, Natalí.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Mimí, lemures animalitos simpáticos, otra cosa son los Lemures espíritus, ya lo creo, bien distintos. Tú riéte con voz cantarina de cristales rotos. Bsitooo

Ŧirєηzє ♥ dijo...

cuantas cosas aprendo contigo...¡¡¡
hoy el significado de los lemures disfrutando siempre de tus relatos...
enhorabuana por ese relato que te han escogido...
un abrazo natalia
:-)

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Gracias amable Firenze, tanto por lo de este relato como por lo del publicado. Un bsitooo, aquí me tienes.