5 de marzo de 2010

"Sábados literarios de Mercedes" Perdidos en la gran ciudad.















La Urbe se dejaba operar las entrañas a cielo abierto. El cirujano, Apolodoro de Damasco, alzado sobre un podio de escombros, admiraba su obra convertido en dios.
Meses atrás mandó arrancar, como a mordiscos, ínsulas enteras de casas y empleó un ejército a pico y pala, a golpe de ariete, auxiliado por máquinas parecidas a las que había inventado para los asedios en la Dacia.
Si Roma pudiera gritar, lo haría, pero los ciudadanos capaces de quejarse en su nombre, callaban, porque un pañuelo cubría sus bocas para poder respirar bajo aquella nube de polvo. Esta era la primera impresión de Quinto bajo el legañoso sol de la tarde.
Apolodoro, al verle quieto en medio de la cuesta, con una fina lámina de arcilla depositada en su pectoral, en el casco, en las piernas y el rostro, le hizo señas y le gritó, por encima del ruido confuso e implacable
__! Sube tribuno!


A Quinto le parecía contemplar los efectos de un terremoto. La polvareda flotaba por encima de la Ciudad, borraba contornos, convertía en espíritus a los obreros que iguales a termitas, iban y venían o se encaramaban en andamios a alturas de vértigo. Los golpes de mazas y martillos podían convertirse en una obsesión.
Apolodoro le condujo a un habitáculo tras levantar varias cortinas de lino que permitían filtrar la luz sin dejar pasar el polvo, allí Quinto se lavó la cara, los brazos y piernas. El arquitecto, con ceremonial estudiado, alzó la lona que cubría una mesa enorme y apareció la maqueta.
__Aquí la tienes, en honor al César. Mi orgullo ¡la nueva Roma!
__¿Qué tenía de malo la de siempre? ¿Dónde han ido a parar las gentes y las casas? A cada César su Foro !van cuatro! En Roma no quedará espacio para los ciudadanos y pasamos del millón__lo de “mi orgullo” le había sonado el colmo de la jactancia, una majadería.
El hombre arqueaba una ceja, era casi un palmo más bajo que él, cincuentón, rechoncho, barba y cabellos rizados tono cobrizo, piel tostada. Para el gusto de Quinto le sobraban anillos y pulseras tintineantes.
Apolodoro simuló que le fallaba el oído mientras pensaba: “¿Te caen mal los Césares? !Ridícula añoranza republicana! Queda anotado lo que has dicho, jovencito” Sonrió mostrando dos dientes de ratón y dijo:
__ ¿Te apetece un zumo de frutas o vino? Ayudan a tragar el polvo, !un fastidio, voto a Marduk*!
__Gracias, tomaré zumo__Quinto tosió en el hueco del puño __ Ya que lo mencionas, las partículas de tierra se meten en los pulmones y…
__Lloverá muy pronto, es otoño y no tendremos polvo.
__Los albañiles tendrán barro. Se lo que es andar sepultado hasta las rodillas.
__Imponderables del ejército.
Una vez hubo escanciado las bebidas, Apolodoro se dirigió a la maqueta que incluso tenía diminutas figurillas a modo de transeúntes. Armado con un puntero fue señalando cada edificio: __ Dos Bibliotecas; latina y griega. La Basílica Ulpia, cinco naves y ábside. Mercado, lo tengo muy avanzado, ¡ciento cincuenta tiendas! Su estructura me sirve para apuntalar el desmonte practicado en el Quirinal__ la manita de plata del puntero se depositaba en... __La plaza porticada en exedra*. El Templo. Aquí el Arco, que terminaré para cuando se celebre el Triunfo del César, la próxima primavera. Y lo más importante, la Columna, su altura describirá la medida de los terrenos que he liberado, en ella, pormenorizada, constará la insigne Campaña Dacia__se rió por lo bajo __ Hasta tú estarás representado, y…
No le escuchaba, pero se le había quedado grabado eso de: "me sirve, lo tengo, terminaré, he liberado” como si Apolodoro, no los obreros, fuera quien con sus propias manos y de la nada, construyera aquel delirio. "Me borran la memoria y no sé dónde estoy" Quinto no entendía que esto fuera necesario e irónicamente se preguntaba: "¿en provecho de quién?


Suspiró, la monserga continuaba y él, ausente, al entornar los ojos recibía la imagen de la ardilla que dibujó al carboncillo estando en la Dacia. Casi aspiraba la fragancia de las coníferas y escuchaba el fragor de los ríos. Ahora aquel lugar olía a cenizas y a madera quemada.
Si fuera águila me sostendría en círculos por encima de este caos, para volar muy lejos. Lejos de la Urbe herida de muerte”                                                                             ...continuará  
Marduk: Divinidad babilónica también adorada en Siria-*Exedra: Espacio arquitectónico semicircular, por lo general, abierto.
Dibujo: Archivo Internet- Foto Columna Trajana: archivo personal.
Juego optativo para navegantes Kriptonianos: ¿Dónde está Quinto en la columna de Trajano? ¿Donde se halla aquel que le da nombre?... o sea, César ¿Y Adriano, futuro amo del mundo? Apuestas abiertas en comentarios, abajo. Solución, el domingo en este blog.
A cuatro manos; Alfredo y Cas, conductor/a. Más blogueros "perdidos" en: http://thedailyplanetbloggers.blogspot.com/

46 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

bueno gracias, espero que me mantengas al tanto sobre lo que te pareció ya que es mi primer hijo y me interesaría mucho tu opinión experimentada y de gran escritora, espero que me hagas ese favor si es que decides comprarlo. Saludos.

NADA dijo...

Estimo que es sencillamente PERFECTO.

NADA

Neogeminis dijo...

Aquí me quedo, esperando la continuación. semejante sangría urbana, sin duda, sería encargada para adular al César de turno.
De las gentes, de los albañiles, hasta de ese arquitecto...quién se acuerda??????...el paso del tiempo es implacable. Quizás sólo sobrevivan las piedras! jejejeje


un abrazo!

Any dijo...

Paso por aqui y me lo encuentro al amigo Quinto en medio de los escombros y escuchando alardear al personaje este Apolodoro. Quinto no parece muy contento que digamos, ya casi que ha puesto el cerebro en piloto automático y está pensando en transformarse en pájaro para escapar mas rápido jajajaj!
Cuantas veces me ha pasado lo que al Quinto!
un gran abrazo

Quien Sabe... dijo...

Pobre Quinto, no estaba muy de acuerdo con los cambios. Creo que yo tampoco hubiese estado. Y ese Apolodoro, ¡Madre Mía!.
Un beso guapa!

Carmen Andújar dijo...

Estos romanos siempre tan imperialistas y querer hacer todo a lo grande. Pobre Quinto siempre le toca bailar con la más fea, ya que su opinión cuenta muy poco.
Natalia, sublime como siempre
Un beso

Balamgo dijo...

Seguimos aprendiendo con Quinto, magistral como siempre. Cada día te superas más en la forma de describir a los personajes, me han encantado.
Un abrazo cariñoso.

Teresa Cameselle. dijo...

Dos mil años y seguimos igual, ciudades levantadas y llenas de polvo para beneficio de los nuevos Cesares, ahora Concejales de Urbanismo, jaja. Los acertijos de la columna de Trajano, demasiado difíciles para mí, nunca se me han dado los jeroglíficos.
Un beso, Natalia.

Jose Antonio Bejarano dijo...

Imagino a Roma llena de zanjas y venga a meter tuberías, y a levantar edificios. Por eso es Roma. Y luego Emerita y Tarraco Augusta, y Segovia, y la Via de la Plata, y tantas y tantas ciudades y pueblos: eso sí que fue un "Plan E", y no el "Plan e" de hoy.
Gracias al coñazo de las obras, luego se puede presumir de Urbes.

Mercedes dijo...

Me pierdo en tus textos; consigues transportarme a tus lugares favoritos donde la acción siempre resulta sorprendente.
Besos al quinto.

maria jose moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria jose moreno dijo...

Vamos a ver, eso me ha sonado al lio que tenmos en nuestras calles, por lo menos en la de mi Cordoba sultana y mora y antes romana...jeje todo está en obras y tenemos barro de tanto como llueve... Bromas a parte tu relato me ha subyugado como siempre y él hoy reseño esta frase que me ha encantado y que te la robo (si me dejas, claro)"bajo el legañoso sol de la tarde": sencillamente maravillosa.
abrazos y besos para ti y el peque

José Ignacio dijo...

Has adaptado el tema de maravilla.
Me sorprende como se escribe la historia.
El faraón y sus carros....Las legiones de Cesar.... El edificio de (nombre de un arquitecto)
la alineación de un equipo de fútbol..... El valle de los caídos, aunque no me guste su concepción, es de las pocas obras que ponen como protagonistas a los que murieron en una horrible guerra y en su terrible construcción.
Un saludo

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Y nos dejas con la intriga, jajaj, qué bien, creo que es uno de los relatos en los que mejor me he idealizado las escena. Me ha gustado leerte, como siempre, pero esta vez un poco más.

Y Quinto fue el que mató a Apolodoro a instancia de Adriano? jaaja, he adivinado el final
?

elena clásica dijo...

Una descripción sencillamente colosal de esa Roma en obras, después de leerlo parece que tenemos que sacudirnos el pelo de tanto polvo, la ropa a la lavadora (menos mal que los siglos han ganado en algo), y después de toser y toser para expulsar todo ese polvo tragado, un zumito como el que se ha bebido Quinto.
Quinto, empático él con los obreros, ya está pensando en que ese polvo se convertirá prontamente en barro, que les cubrirá hasta las rodillas, si malo era el polvo...
Por supuesto Apolodoro piensa en que es un imponderable, cosa de poco para hombres curtidos como los romanos que abrían zanjas.
Una atmósfera perfecta como recreación de las obras en la antigua Roma. No digamos la de los personajes, la ambición, la codicia, la soberbia reinando sobre todo y todos según el nuevo caudillo que se haga con el poder, Roma también cambiará su faz.
Afortunadamente, nuestro Quinto, se eleva por encima de las ambiciones y del egoísmo del poder y quiere estar fuera de sus alas, más bien busca la del águila que pueda escapar y ascender a un espíritu más puro. Bellas son las lecciones que ya lleva aprendidas y que han calado hondo en su espíritu.
Casi prefiero esperar al domingo y no me atrevo a pronunciarme sobre quiénes son las figuras de los susodichos, con tan emblemáticos personajes yo no me mojo, no vaya a ser que me equivoque y no quisiera despertar el espíritu enojado de los siglos. La verdad me ha gustado mucho el juego.
Como siempre, una joya la que nos brindas en esta fotografía del tiempo y de los sentimientos.
Besazos.

jordim dijo...

muy buen relato.

rosa_desastre dijo...

Da gusto pasear entre los escombros imaginando al chiquillo... Con este Quinto no se pierden ocasiones para aprender.
Magnifico, como siempre Natalí.
Un abrazo

tag dijo...

¿Donde, donde? Por favor, aclaranos el enigma de donde esta Quinto, porque me puede la curiosidad.
Si lo hubiera sabido cuando estuve en Roma, visitando la columna de Trajano, le hubiera hecho mil y una fotos a mi romanito preferido.
¿Como sabes quien es Quinto y donde esta representado? Yo me he vuelto loca intentando averiguarlo y nada, fracaso total.

Besitos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

A LOS Y LAS, QUE HAN INTENTADO DESCUBRIR DÓNDE ESTÁ QUINTO EN LA COLUMNA QUE CONSTA EN LA FOTO, OS DIGO QUE ES MUY FÁCIL JAJAJA, AGUZAD LA VISTA, EL CÉSAR SE LE VE CLARITO Y AL NENE, DIRÍA QUE TAMBIÉN (me tomo la libertad de poner un ser fictício en una columna auténtica)A TRAJANO LO MISMO, LLEVABA BARBITA...ANIMAROS.


A viajar en el olvido: Cuando me respondan los de la editorial sobre envio por correo, te digo algo. Pero tú, no me seas avaro, dime algo de este relato, me interesan vuestras opiniones como a tí te gusta que opinemos, supongo, sobre las tuyas. Bsito Quintíl y mío.


NADA, tu estimación me parece, sinceramente, una pasada, me animas, me alegras, pero tanto como..."sencillamente perfecto" no sé. Gracias amiga, bsito.


Neo, os he colocado en medio de unas obras colosales. A Quinto le falta la prespectiva del tiempo; al juzgarlas ve únicamente un cataclismo, pero luego, ayyy !qué maravilla de piedras! Y en su tiempo, bibliotecas y un mercado que aprovecharon los ciudadanos, no todo es negativo, Quinto se equivoca aunque tenga sus razones, a Apolodoro, cuya memoria ha quedado, lo considera un pedante, con razón, tal vez. Bsitoooo del nene y mío.


Any, llevas razón, el chico se pone las pilas de la imaginación para volar con ella, primero a la Dacia que luego destruyeron ellos mismos, luego cual águila imperial, lejos, a los sueños. Tiene la cabeza a pájaritos este Quinto, y te envía un bsito desde las nubes, yo otro.

Quien sabe, ¿quién sabe lo que hará más adelante Apolodoro? En otro capítulo que consta aquí, más abajo, Apolodoro demuestra lo que es, menudo canalla. Es lo que tiene escribir sobre el tema dado, para adelante y para atrás en la novela. Disculpas. Bsitoooo.

Carmen, romanos imperialistas a lo grande, si, es verdad, pero qué obras, aún funcionan muchos puentes, y las calzadas hasta hace poco, y los acueductos, las termas, túneles, pantanos...ayyy, pasotas pero construían para durar siglos y siglos, que hoy, uy. Bsito cariñoso especial del nene y otro de mi parte.

Balamgo, bienvenida de nuevo. A base de cada personaje, su forma de ser, su diversidad y contradicciones humanas, voy construyendo la novela. Quinto es el prota, pero hay muchos más que le rodean, hombres, mujeres, et. Bsito muy cariñoso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Teresiña, como hoy los ediles y las constructoras de entonces, los arquitectos, et, et. La corrupción no la inventaron en Roma, viene de Altamira o antes. Por lo menos esos Césares construyeron para durar siglos, buenos materiales, buenos ingenieros, que hoy...ya sabes. En las horribles inundaciones suele quedar de pie el puente romano, por algo será.
No te corte descubrir a Quinto en el fragmento de columna que pongo, nada de jeroglíficos, imagen real y nítida me parece, y el chico consta tan clarito como el César, prueba, intenta, está fácil. Bicos muchos.

José Antonio, planes A o E, el caso era que por lo menos duraban esas construcciones, cosas de provecho que Quinto, por falta de prespectiva no adivina. Y en criticar está la gracia de la juventud. Podemos presumir de Urbes hoy con Juegos Olímpicos o Expos, et, sin embargo aún nos deleitan Tàrraco, Emérita Augusta, Corduba y tantas otras a lo ancho del imperio, por todas partes: Efeso, Leptis Magna, Pompeya...!Ave!


Mercedes, bienvenida de nuevo a las aventuras quintiles. Parte de la gracia reside en transportar a mundos, del ayer o del hoy, y la sorpresa, lo sabes por tí misma al escribir, resulta un buen factor. Un bsito del chico y muchos míos con cariño.


María José (¿cómo fue la boda?).
En medio de obras descomunales os meto con el Quinto, y el sol legañoso, entelado por el polvo, !cof, cof! Malditas obras, tooo patas arriba, lo sabemos, lo sabe Quinto. Muchos besos sultana mora con ancestros romano, la mitad del nene, los otros míos de corazón.


José Ignacio, obras colosales en honor a los capitostes de todos los tiempos, cierto, pero éstas de la Urbe por lo menos sirvieron a la ciudadanía, bibliotecas, puerto, baños que también levantó Apolodoro, Mercado fuera de série "El Corte Inglés" de la antigüedad. No todo fueron columnas, pura propaganda política(por lo demás documento histórico de primer orden) Anímate a descubrir al fictício Quinto en la columna, y al César, y Adriano, es fácil, es muy real. !Ave y salve!

Juanma, te acercas, quemaaa, pero imposible que Quinto mate a Apolodoro a instancias de Adriano, podría ser, pero acabo la novela antes de que Adriano sea aclamado César, entonces, como no tragaba a Apolodoro, por asuntillos de arrogancia y de estética, lo mandó liquidar, verdad histórica (tema obras Panteón), pero mi chico tiene las manos límpias en el tema. !Ah! en un cap. que figura más abajo expongo que el arquitecto damasceno, en quien se propone acabar con el chico, así que...Bienvenido de nuevo a las quintiles aventuras, si puedes no falles, aquí te esperamos Quinto y yo. Atrévete a descubrir al fictício Quinto, a Trajano y Adriano en la foto de la columna, está pan comido. Un bsito.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...
Elena, espero tus comentarios mordiéndome las uñas. Un placer leerlos, y siempre te lo digo, penetras en el relato como si lo vivieras. Me das ánimos y me alegra ver como te paseas con Quinto, un amigo tuyo cierto. Desde luego al chico le falta prespectiva para ver el alcance de esas obras, únicamente ve las pegas y un cúmulo de armatostes para ensalzar el poder, propaganda política. Además, chico sensible, piensa en el barro que martirizará a los obreros. Pero la mayoría de edifícios se levantaron para solaz y beneficio de los ciudadanos, Termas, bibliotecas, Mercado (Corte Inglés de la antigüedad), puerto, letrinas, canalizaciones, et. et. En Hispania, lo sabes, Faro de A Coruña, Puente de Alcántara, acueducto de Segovia, et, et, y es que ese César supo levantar cosas de provecho, algunas se mantienen en pie, construían para durar.
El Quinto es soñador redomado, a su edad protesta de todo, no está conforme, lógico, y luego sueña, vuela...Apolodoro es pájaro peligroso, según consta en otro cap. que escribí días atrás. De nuevo disculpas, otro salto en el tiempo.
Atrévete, Isabel que los reconocerás sin dudar en la foto de la columna. Tengo la desfachatez de poner a Quinto fictício en ese fragmento, y a Adriano, otra licencia poética, privilegios de la autora. Si te equivocas, no pasa nada, habrás jugado que eso siempre conviene. Un bsito de Quinto y otro mío muy cariñoso.


Jordim, lacónico pero claro. Gracias, seas bienvenido !ave!


Rosa, al chiquillo le encanta hacer de guia para tí, amable amiga suya. No le abandones, te enseñará más cosas de la Urbe y de otros lugares, otros temas, ya le conoces y te aprecia, te envía un bsito dulce, yo dos más.

Tag, jajaja, Quinto, como digo está en la foto de la columna, menudo morro el mío, meto a un personaje fictício en una columna real, con César real allí puesto. Mira, mira, es facil dar con ellos. Repito, en la foto de la columna abajo del relato, está mi nene, lo pongo yo porque así lo he querido y para ello tomo a uno que hay en la columna verdadera, que se le podría parecer, aprox. Piensa, dulce Tag, que es chico joven, tribuno, oficial, así que...y el César es dios, tiene que verse muuuuchoooo.!Ah! y recuerda que Adriano, futuro César, llevaba barbita. Más pistas !!imposible!! Seguro que ganas. Bsitos a pares del chico, uno especial mío, investigadora contumaz y sagaz. Por la noche pondré la solución, anímate.

José Ignacio dijo...

Es posible que Apolodoro sea el que "de rodillas" porta una especie de rollo que pueden ser planos y Cesar el de su derecha que parece comentar con él?
Acertado tu comentario al mio pero no tengo claro que las construcciones que Apolodoro diseño, con cierta visión de futuro, fueran utilizadas por el pueblo y los albañiles que las construyeron.
Me encan poder conversar contigo
Un saludo

CAS dijo...

No todo lo que viene y progresa ´será tan malo, no? QUINTO siempre nos da aliento para seguir, sobre todo su peripecia.En cuanto al acertijo, de digo que luego de este viaje de sábado, no acertijo con nada!!!! jajaja
Un abrazote

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

José Ignacio, !!!BINGO!!! has acertado de lleno al César, si señor, el del pectoral que señala..pero, no le busques tres pies al gato. Apolodoro no entraba en el acertijo, a más al ser civil figuraría con toga, jamás de rodillas, y el que indicas lo está por culpa de su oficio, construyendo, que ante César, hombre nacido de mujer, no se humillaba ningún ciudadano, !faltaría plus! Viene el asunto por aquello de la cacareada República que inventaron los romanos. De rodillas: !ni ante los dioses! Añado, ten por cierto que acueductos (Segovia...) puentes (Alcántara, Mérida...) faros (A Coruña), calzadas, mercados, letrinas, termas (se bañaban casi grátis hasta los esclavos, a su hora, claro), canalizaciones, bibliotecas, puertos, pantanos...uf, aiggg, no los mandó levantar Trajano por tooo el imperio, para su família ¿verdad o mentira? La visión de futuro OBRA PÚBLICA, era quizás de las pocas cosillas que tenían claras los romanos, y duraaaaan, y aguantan siglos, inundaciones. Tú, amigo, no desfallezcas, encuentra al chico fictício en columna auténtica, !te acercas, te quemaaaas!!!
Ave y !salve! primer acierto de lleno.


Casssss, con muchas eses a lo Gus, agotada conductora, amables y SUPER creativos Lois y Clak, inolvidable SÁBADO nos habéis organizado y bellas palabras he leído en él. Os saludamos yo y el chico. No té ataque la migraña con lo de descubrir al nene o a Adriano, al César lo ha descubierto de lleno José Ignacio. La solución en breves horas. Besooooos y a reposar SUPER guerrera criptonítica, gracias.

gustavo dijo...

l0 primer0 es l0 primer0...
cesar s0l0 puede ser el pers0naje central, es decir, el tercer0 empezand0 p0r la izquierda...
el dem0ni0 de quint0....es j0ven,deberia de ir vestid0 de tribun0...pense que ell0 equivalia a ir vestid0 de militar...y n0000...asi las c0sas es para mi quint0 el tercer0 a la derecha de "mi cesar", es e mas j0ven. y adrian0 n0 puede ser 0tr0 que el situad0 de r0dillas a pie del cesar y a su izquierda.
l0 segund0 es l0 segund0...
tu que eres dibujanta, cuand0 a bien l0 tengas, me mandas dibuj0 de est0:
d0s bibli0tecas, una basilica ulpia, un templ0,, un arc0 de trinf0 insertad0s en ese exedra...ahh, y el mercadill0...la c0lumna n0,, pues entiend0 que ira en medi0 del exedra...per0 el rest0 ¿d0nde dem0ni0s estaaaa c0l0cad0 en el plan00??
en seri0, natali, si puedes me haces y mandas un cr0quis...
y p0r ciert0, sigues siend0 una cabr0naza b0nita escribiend0 del quint0...
h0y 0tra vez que te bendig0...
ja...h0y l0 dej0 en es0: cabr0naza b0nita...
p.d.
l0 que te he pedid0 arriba...ahh, es de f0r0 n0??
aun asi, n0 se ubicar l0 que te he pedid0
mi gracias, natali.
y se acab0 p0r h0y el sabad0.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

GUUUS, gusete !!!!BINGO!!!! el nene guapito a la derecha del César es el nene inventado y por mis...digamos, narices, metido. No es cuadrado a él, pero es un jovencito que figura en columna real, pues OK total. No va vestidito de tribuno exacto porque ese día hacía calor en la indómita Dacia, pero es él, mi chico, aprox.
Ayyy, no se arrodilla Adriano, aristócrata, patricio ante César ni ante la madre que lo parió: !!FALLO!!!! No es el rudo legionario que construye y que César señala, imposible que un romano se arrodillara ante César o ante dios, que inventaron la cosa de la República para evitar esos humillantes y orientales formulismos, lo menos paaa eso, jejeje.
Por lo demás, Aveeeeee, Gus, diste con el nene. Van dos aciertos, tú e Ignacio. !Salveee!
Siendo dibujanta no soy arquitecta y el tirar líneas bien tiradas, aiggg, sin embargo te envio "ipso facto" y que no decaiga el latín, maqueta completa del dantesco complejo, que en su mayoría, pese a Quinto, fue construido para el deleite general de la ciudadanía. Al crío le falta visión del futuro, se comprende y a su edad, por protestar, que no quede !Voto a Marte!
En estas, uyyy, Gusete,que cabronaza y bonita no concuerdan, aclárate, que te conozco Mara gatooo del alma. Bsito del nene desde la columna ¡no ves cómo te lo envía??? Dos más míos.
Adiós sábado, !salve! JUEVES.

RMC dijo...

Hola Natalia, de los romanos parte casi toda la historia por su imperialismo, magnifico relato
un placer leerte.
que tengas una feliz semana.
un beso

tag dijo...

O sea que Quinto es es que está más a la derecha de los cuatro que estan juntitos???? es eso???
Claro.
No podia ser otro.
O ese o el que está en medio de los dos que solo se le ve la cabeza.
Ayyyyy, que dificil nos pones el juego, Natali.
Primero iba a decir que Quinto era el que iba en el caballo, alli arriba, entre los dos arboles, jajajaja.
Me lo he pasado muy bien.

Besets

alfredo dijo...

Acabas de inventar, (si no lo tenías ya) el:
"Quinto Forum"
Hablemos de Quinto, modelemos a Quinto, describamos a Quinto y démosle un vida gloriosa, con sus virtudes y miserias.

Es este quinto un personaje de película de romanos, el que las enamora, sagaz interlocutor, defensor de causas peridas (o no tanto)

Si hubiera que llevarlo al cine le pediriamos a Gregory Peck que resucitase, para bordar el papel.

Ameno, muy ameno, me imagino la escenografía con los planos, las recalificaciones, y Quinto, como si nada, él con los rios y la ardilla

¡¡Sabio Quinto!!

Celia dijo...

Roma tiembla... Pobre Quinto, está metido siempre en "fregaos".
´Pienso que tu Quinto puede hacer mucho por ti. Tú lo has "creado" y él te hará subir a las cimas del éxito.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Ja, ja. "¿En provecho de quién?". Si esta obra se estuviera realizando en nuestros días, y aquí en mi tierra, te respondería enseguida a esa pregunta.
Para hacer el Foro de Trajano hubo de rebajarse la colina del Quirinal. De hecho, la altura de la columna trajana marca la altura que tenía la colina desmochada. Vamos, para que quedase, por lo menos, el recuerdo.
Besitos, guapa.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Isabel romana, tú lo sabes de sobras y yo lo especifico por boca de Apolodoro, la altura de la columna, dice el arquitecto en el relato, consta para señalar el desmonte practicado en los terrenos del Quirinal, tal como tú dices, amiga. Quedó el recuerdo y ahora además de la columna vemos el Mercado casi entero de pie, una maravilla. Esa obra, propaganda política de Trajano, con su templo dedicado a él una vez muerto, también aprovechó al pueblo, plazas, y Bibliotecas. Construyó Trajano, mucho y bien en favor de la ciudadania por todo el imperio y en Roma unos baños cerca de la Domus Aurea de Nerón, y el puerto de Ostia, uf, mucho hizo esa gran César, me parece. Un placer recibir tu visita, besito de Quinto y dos míos, romana mujer, hasta el JUEVES, espero participar bajo dirección de GUS.

Celia, gracias por lo que dices, en efecto, Quinto hace por mi muchas cosas, a través de él viajo a su época y me divierto, me fascino, a Quinto le quiero como a un hijo, sufro si sufre y me alegro cuando es feliz, me enorgullece su forma de ser y acepto sus defectos aunque le riño de vez en cuando. Ay Celi, un gustazo esto de escribir, tú lo sabes como yo. Bsito del chico y mío, aquí te esperamos sin falta.


Alfredo, bienvenido, tú y yo, creo, somos peliculeros a topes. Desde luego que cuando escribo visiono primeros planos, travelings, panorámicas, secuencias,et, et. Gregory, atractivo hombre, siempre hacía de bueno (o casi siempre), mi chico es buen chaval, como dices, algo soñador, algo poeta y dibujante, pero mucho más joven que ese actorazo, debería buscar otro protagonista, de unos 18 años, muy guapo desde luego, ojos azules para desmayarlas a todas. Gracias Alfredo por este SUPER sábado conducido con creatividad e ingenio sin par aun siendo un par los hacedores del prodigio, tú y Cas. Larga vida al Daily. Un !Ave! clamoroso a ambos muy merecido, añado bsito.


RMC, pues sí, mucho parte de ellos, el arte románico por ejemplo se llama así por la pervivencia en él de la arquitectura romana en la que se basa: pilastras, vueltas de cañon, ábside, cúpulas, criptas, capiteles, incluso el claustro, derivado de los atrios. Por no citar las lenguas románicas, hijas del latín, et, et.
Que Fortuna te acompañe esta fría semana, bsito cariñoso.

Solución definitiva al concurso de la columna:
JA,JA,JA. TAG, POR POCO NO METO AL QUINTO LEJOS, EN EL CABALLO ENTRE LOS ÁRBOLES, PERO AL VER A UN JOVENCITO CERCA DE TRAJANO, ME DIJE, ÉSTE SE LE PARECE, AL MENOS EN EDAD PERO MI QUINTO ES MUCHO MÁS GUAPO, JAJAJA. QUINTO PUES ES EL TERCERO A LA DERECHA DE CÉSAR TRAJANO (el que saca la cabeza no cuenta, apenas se le ve), ACIERTO DE GUS, Y ACIERTO DE IGNACIO CON CÉSAR, EL QUE LLEVA PECTORAL HISTORIADO Y SEÑALA, REPRESENTADO EN EL CENTRO, ADEMÁS ES UN RETRATO EXACTO DE ÉL. ADRIANO, AMIGAS Y AMIGOS, SERÍA EL QUE ESTÁ A SU LADO, VESTIDO COMO QUINTO CON UNIFORME LIGERO, LLEVA BARBITA, TAL COMO SOLÍA, QUEDE CLARO, ADRIANO ESTÁ ENTRE QUINTO Y TRAJANO, DE CUERPO ENTERO. IGNORO SI DE VERDAD ES ÉL, PERO ESTUVO EN LA CAMPAÑA DACIA, PODRÍA SER ESE, LA EDAD CUADRA. FIN DEL JUEGO, GRACIAS POR JUGAR CON LA COLUMNA, ES ALGO DIVERTIDO, ME PARECE, Y CONVIENE JUGAR. UN BSITO DEL QUINTO DESDE LA COLUMNA, OTRO MÍO DESDE ANDORRA NEVADA, 40 cm. EN MI TERRAZA. !SALVE!

Susurros de Tinta dijo...

Tengo el polvo metido en la garganta, en las pestañas y hasta entre las uñas, me duele el corazón por empatía con esa ciudad herida, con esos obreros trabajando a destajo y con ese pueblo que calla en silencio detrás de sus pañuelos que los amordazan. Tiembla el alma al ver como el poder no endiosa, sino demoniza a los que los sostienen, que si uno llegó aquí, yo tengo que llegar más lejos, y el pobre y sencillo, pero grande de espíritu, Quinto, viendo todo ese desmadre que no entiende ni encuentra justificación alguna.
Que donde están en la columna, aissssssss, y yo que se, si solo soy una sirenita que desde esta roca mediterránea no alcanzo a ver Roma, afortunadamente, jeje, pero si tengo que elegir a uno de la foto que has pasado, mira, me arriesgo solo a saber quien es le niño Quinto, y creo, ya que desde tan lejos poco distingo, que hay un jovenzuelo en segundo plano, del que solo llego a ver la cabecita hermosa, guapo como él solo, y atento a todo lo que pasa, así que mi apuesta es que ese es nuestro Quinto, si acierto me gano algo?, eh?...vah!, me conformo con leer el continuará que esto ya me tiene enganchada, mira que me niego siempre a engancharme a estas cosas y me veo amarrada a esta roca, pendiente de las andanzas de este muchacho, Ave Diosa, miles de besossssssss.

mar dijo...

Hola Natalí
Como de costumbre concluyo con Quinto mi viaje de los sábados
Pobre Quinto, no comprende los avances de los tiempos, las grandes ciudades, pero nos regala una gran empatia con los obreros preocupándose por ellos, por ese polvo que inunda el ambiente y ese barro que les llegará a la rodilla en cuanto llueva.
Me quedo sonriendo imaginando que diría Quinto si viera uno de los centros comerciales actuales y apareciera en ellos abarrotados un fin de semana cualquiera...
Un beso de Mar

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Susurros, ¿donde está el Quinto???? Lo digo un poco más arriba en un comentario, pero para tí cielo, sirenita, lo repito: El tercero a la derecha del César, el jovencito, el César, claro, es el que señala, un retrato muy fiel de Trajano, lleva coraza, a su lado está, supongo, el futuro emperador Adriano, con barbita. ¿Valeee, sirenita? Hasta la próxima en JUEVES con GUS. Bsitoooo saladito.


Mar, marina, mar, al Quinto le falta la prespectiva del tiempo para valorar lo que se está levantando y lo ve una pasada, y a más, adivina, buen chico, el barro que sufriran los obreros. Si Quinto viera los grandes almacenes de ahora, pos no se quedaba muy pasmado, los Mercados de Trajano tenían 150 tiendas donde vendían de toooo, abarrotados, cinco pisos "el Corte Inglés" de la antigüedad, asín que...Bsito del nene desde la columnita y tres míos con gusto a yodo.

MAR SOLANA dijo...

¡Ay, Nátalia, qué maluca eres, mira que dejarnos con la intriga, vaya, vaya...nos tráes al Quinto "empolvao" y Roma patas arriba...mira que son molestas las obras en la urbe, pero que bonita queda luego...

¡¡He visto al Quinto en la columna!!!¿pero cómo te lo digo? ¡¡si no tengo puntero virtual!! jajajaja

MUCHAS FELICIDADES POR TU ANIVERSARIO BLOGGERO, O SEA, QUE SOMOS DE LA MISMA BLOGGOQUINTA ;=))

Besitos, aves, salves y todo mi cariño de mar adentro en calma...

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Maaaaar Solana, sigue la historia el próximo JUEVES por el GUS conducido, aquí te espero, guapaaa.
Pos lo has visto al Quintito !claro! el guapito a la derecha del César, el jovencito ¿cual iba a ser? Pero...este chico de la columna no es exacto a mi Quinto, es mono, pero mi Quinto, aigggg ¿ceguera de madre?
Somos blogueriles de 1 año tú y yo, felices como perdices, que esto de los blogs es una gozada, permite conocer a gente como tú. De la misma tinta, siiiii, besito saladito.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Natàlia,

Me ha gustado esta exposición y esta explicación sobre cómo se construye una ciudad, en este caso, la Eterna Roma. Este relato no es alambricado como otros tuyos, la mente no tiene que hacer excesivos esfuerzos para entenderlo todo. Anota ese guiño a la egolatría de los Grandes, despreciando e ignorando a los Pequeños. Cuando uno lee los textos antiguos, tiene la impresión de que las batallas las habían ganado los generales, y los templos, los anfiteatros, las termas, y todo lo demás… lo habían construido los nobles o los poderosos, llámense Julio Cesar, Pompeyo el Grande, Octavio Augusto, incluso el mismo Agripa; y, cuando construyen una ciudad, se olvidan de los que van a ser los auténticos habitantes de la ciudad, los ciudadanos de a pie, dedicándose a construir Bibliotecas, Basílicas, y todo lo que tú quieras.

Por eso es muy apropiada la cuestión que le plantea el tribuno Quinto al constructor Apolodoro de qué lugar va a quedar para los ciudadanos. Y es que los auténticos agentes de la Sociedad no son los que aparecen nombrados en las inscripciones, sino los que permanecen anónimos, después de haber dejado allí su sudor y, muchas veces, su sangre, y hasta su vida.

Muy realista esta descripción que nos presentas de la laboriosidad de los que trabajan y del ocio y holgazanería de los que mandan; la molicie frente a la laboriosidad.

Un beso, y felicidades, querida Natàlia.

Antonio

Mari Carmen dijo...

Natàlia, no estoy nada versada en la historia de Roma. De lo que estudié en el bachiller, quedan restos que me hacen ubicar a personas y hechos, pero ya sabemos que lo que no se practica permanece velado e incluso olvidado, de todas maneras, al leerte, me han venido de un golpe tantas historias, tantos textos de aquella época. Me ha encantado tu descripción y mientras te leía visualizaba todos los alrededores del Coliseum, de todas las zonas por la que anduve, en Roma, todo el ajetreo, el trabajo de tanto obrero esforzado y esclavizado...

Eres estupenda trayendo el pasado ante nosotros.

Un abrazo

César dijo...

Sospecho que estos relatos tuyos son fragmentos de algo mayor, más ambicioso.
La ambientación magnífica y la prosa fluida.
Y mira por donde, me entero de que esa fiebre por arrasar con lo antiguo viene de dos mil años atrás.
Felicidades

Susurros de Tinta dijo...

Yo, mi neurona oxidada y mis malditos despistes, que he tenido que copiar la foto, poner los comentarios de Gus, de Jose Ignacio y los tuyos para averiguar quien narices es el Quinto, por favor, que soy sirena y nos orientamos fatal, no ves que en el fondo del mar no hay ni derecho ni revés, jajaja, pero al fin localice, (creo), al niño guapo, jajaja, por supuesto, nos leemos en los jueves, no vamos a dejar al Maragato solo en su primera aventura como organizador de los jueves, ¡¡¡vamos, faltaría más!!!, miles de besosssssssss

salvadorpliego dijo...

Excelso!!!! Maravilloso!!!! Mis aplausos a estas letras.

Un fuerte abrazo.

Isabel Romana dijo...

Pasé a felicitarte por el día internacional de la mujer. Besitos, guapa.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Antonio amigo, siempre espero tus acertados comentarios con mucho interés, lo sabes, y desearía que nunca faltaras, lo digo abusando de tu paciencia.
Esta vez también me interpretas al cien por cien, me alegra que el estilo no te parezca alambricado, no sé en cuales de mis otros relatos así te pareció, lo lamento porque es algo que detesto, hacerme incomprensible o de lectura complicada. Por lo demás, ni añado una coma a lo que expresas, repito, en tu escrito dices lo que yo quise decir. Un bsito cariñoso y gracias por ser tan amable, este relato continuará el próximo JUEVES, con GUS de conductor. Esta vez os ahorraré saltos en el tiempo.


Mari Carmen, si has visitado Roma conoces algo, por lo que queda en pie, del alcance de las obras que mandó levantar Trajano, el Mercado está casi entero, una maravilla. Me alegra mucho que mis letras te sirvan para refrescar la memoria, jeje, se nos oxida, a mí la primera. Si además has disfrutado leyendo, pues BINGO. Aquí te espera Quinto este JUEVES con la continuación del relato, un bsito suyo y dos míos.


César !ave! Sospechas bien, das de lleno. Este relato no es más que un capítulo de la novela sobre Quinto que construyo, cual Apolodoro, pero a base de los temas que van saliendo en JUEVES y SÁBADOs, un puzzle que luego apaño, retoco y ordeno cronológicamente, más otros para redondear el hilo narrativo. Me divierto, me intriga la incognita de esperar por donde dispararán el tema, los compañeros conductores. El capítulo que consta tendrá continuidad el próximo JUEVES ¿te apuntas con GUS y su tema: Testigo? Gracias por tu amabilidad, un cariñoso saludo.


Salvador, bienvenido !ave!Tu comentario corto y expresivo, me deja apabullada, anonadada. Gracias, aquí seguiré con Quinto, hasta el JUEVES, si te apetece. Un bsito.


Isabel Romana, amiga cariñosa, quedas felicitada como mujer trabajadora, excelente escritora. Bsitooos muchos.

estoy_viva dijo...

Muy interesante este personaje Quito me tiene enganchado con su historia la seguiremos.
Con cariño
mari

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Estás viva...Mari, engánchate al Quinto, aquí te esperaremos. Un cariño y dos besitos, uno mío, el otro del chico.