17 de marzo de 2010

"ESTE JUEVES, UN RELATO" LA MANADA


Sentado en aquella especie de caja, al ritmo de los cuatro
porteadores, Quinto se quedó traspuesto, rememorando lo ocurrido momentos antes.
“Xarina se mordía las uñas y agarraba la túnica índigo, la mejor que tengo, sin saber que hacer con ella. Luego, como no me tenía en pie, el pretoriano nacido para enfundarse el uniforme, me ayudó a vestir, incluso me sonó los mocos: Todo bajo control, tribuno, no te preocupes, el noble Elio Adriano te espera. Eso dijo mostrando una dentadura resplandeciente que hizo huir bajo la cama a la gata llamada gata.

Y después el barrio en peso mirándome y gritando: Te llevan en silla de manos ¿Estás impedido, Quinto? ¿Ved ciudadanos, tres pretorianos para escoltar a Quinto Virgilio Flaco? Te has metido en un lío, seguro... !Chulos emplumados! !Matones, besadle el culo al César! La cosa se puso fea, en la Suburra no gustan los uniformes, ni de vigiles ni de pretorianos*. Con los ojos turbios, avergonzado, aconsejé aligerar y escampar.

¡Que bochorno! Yo, ¿un enfermo de podagra* con el dedo gordo del pie hinchado, viajando en este armario? ¡Inverosímil! ¡Inaudito! !Mentira!”
Más elucubraciones:
“¿Qué me dio Xarina, he dormido como un lirón horas y horas?: La cápsula de la adormidera en infusión, una pipa gala para aspirar la mixtura del cáñamo, ¿belladona? Fuera lo que fuera ¡bendita seas, mi niña! Lo necesitaba...
No se me va de la cabeza la zurra que me propinó el dacio, y toda su familia, allí, reunida en la penumbra. Luego, medio muerto, tenía una prioridad absoluta; entrevistarme con mi padre: Quinto ¿Cómo puedes pensar que tuve algo que ver con los andamios defectuosos, esas muertes las lamento, pero nada me implica en ellas...! Hijo, ¿qué te han hecho?” Como si volviera a vivirlo: Le dejé con la pregunta en la boca pero aún me acompaña su expresión decepcionada. Después de subir los cinco pisos caí redondo y Xarina gritó”


Ahora, en la vida real, el ritmo de la marcha se detuvo, un imprevisto que le hizo abrir los ojos para mirar lo que sucedía en la calle.
Cerca, los tres pretorianos de su escolta se tomaban un aperitivo en una taberna, las piernas cruzadas, los cascos en el mostrador. Los cuatro ejemplares de gladiadores que lo acarreaban, hacían bromas descansando los brazos en los velludos pectorales.
__La verdad, este muchacho es una pluma. Nada que ver con la descomunal boñiga que cargamos ayer, sacando el hígado por la boca hasta la casa del amo. Nunca termina de organizar reuniones y ahora quiere ver a este chico__ Risas en tono bonachón y varonil__ ¿Qué se le ha perdido en la Suburra al niñito fino?
__Un secutor* como tú no está hecho para pensar, Cicatrix. ¿Has visto a la belleza con la que se acuesta? El muchacho se escapó de la villa paterna para gozar en brazos de Venus__ coro de risotadas.

Quinto asomó por el hueco de la silla, el panorama cerca del Foro le parecía confuso; una multitud, achuchones, pisotones, aspavientos, en resumidas, nada nuevo.
Sin embargo había algo inusual en las actitudes. Aquel gentío iba en pos de uno que escapaba corriendo; un niño con una gallina entre los escuálidos brazos, aterrorizado.

__ !Al ladrón! Matadle...!!Me roba la pollita ponedora, me roba el sostén de los hijos!!
__ A por el mocoso, pisémosle los huevecitos, hagámosle picadillo ¡voto a Caco*!
Gritaban cosas por el estilo, eufóricos y se animaban entre sí. Quinto reaccionó al instante.
__ ¡Echadle una mano al crío!__ los cuatro brutos se miraron divertidos y uno respondió alzando el puño cual yunque:
__Dalo por hecho tribuno. Esto me gusta !un poco de acción!__daban repelús.

Para ellos fue igual que apartar canastos de mimbres vacíos.
Lo que empezó siendo una manada de lobos, era una estampida de ovejas baladoras, irritadas por haberse perdido el jolgorio. "!Que tedio en sus anodinas vidas! !Que atajo de cabrones!" pensó Quinto.
El chiquillo, criado en el hambre que espabila, se esfumó ileso, sin soltar la gallina ponedora. Antes de apoyar la cabeza en el almohadón, Quinto suspiró profundamente.


Mecido de nuevo por aquel andar trotón, pensaba:
“Maldito Adriano, mañana sin falta iba a verte para explicártelo todo: que Apolodoro hijo de la gran Lupa*, está empeñado en matarme y para ello pagó a los de la "familia" que me perdonaron la vida ¡Aviso! Esos mandan más que el Prefecto de la Ciudad...¿Por qué me envías a los pretorianos? ¿Qué te propones, Adriano, hasta donde llega tu poder? Todo bajo control, dices... ¿Ave, futuro César?...” en un bache, cuesta arriba, se quedó sin respuestas y sin preguntas.
Una bandada de gansos volaba dibujando una V rumbo al norte. Los envidió, fuera cual fuera su Destino.
____________
*Pretorianos: Eran las cohortes de la guardia personal de los Césares. Unos 1000 seleccionados, se acuartelaban en Castra Pretoriana, al mando de un Legado. Llegaron a tener mucho poder, incluso asesinaron a algún César (Calígula) y al parecer nombraron a otros, ejemplo; Claudio-*Podagra: así denominaban a la enfermedad de la gota-*Secutor: Clase de gladiador provisto de escudo y espada que se enfrentaba al Reciario con la red y el tridente_ *Caco: Ladrón mítico al que mató Hércules- *Lupa: Loba, puta, de ahí la palabra lupanar- Fotos películas: "Agora" y "Ovejas asesinas", archivo Internet.  
Más “manadas”; ver donde Gus, amable conductor, domador o pastor: http://callejamoran.blogspot.com/

40 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Como siempre Quinto está que se sale ;)

Neogeminis dijo...

...y hasta el final pensé que la manada en cuestión era de pretorianos! jejeje...no...eran gansos?...sería más bien bandada, jejejee


un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Anabel, tú siempre fiel a Quinto, bienvenida.
Veremos por donde se sale al final. Bsitooos.


Neo, jejeje, estuve dudando en poner bandada o manada, como el título del tema es MANADA, lo dejé, pero tienes razón, aunque haya autores que pongan esa palabra, en lo tocante a pájaros: bandada. Lo cambio, gracias cielito. Espero que por lo demás te haya, más o menos gustado. Un bsito muy cariñoso.

Alfredo dijo...

Otro ejemplo de una creatividad tocada por los dioses y las musas.

Un abrazo!!

Susurros de Tinta dijo...

¡¡¡¿Mi niño Quinto con cristalitos de ácido úrico en el dedito del pié?!!!, espero que eso solo sea una ironía, no?, ando despistada, pobrecito mío como lo dejaron, y que de manadas hay dentro de las manadas que pululan por esa horrible ciudad, saca de ahí al niño, no ves que se nos ahoga de tristeza, que se muere de vergüenza, que está derrotado y abatido, hasta de su padre ha desconfiado y se siente que lo ha defraudado, menos mal que la hermosa Xarina nos lo cuida, porque Quinto ya no es tuyo, ya es un poco de todas, ¿no?, como solteará los zarpazos de las luchas de poder en el gran Imperio Romano, vaaaa!!!, se buena, se acerca Semana Santa y aunque por aquellos entonces ni Santa, ni semana, ni puente, dale unas vacaciones al niño, que me tiene el vilo, miles de besossssssssss.

Julia R dijo...

Ya desde esa época persiguen a los ladrones de gallina? Pobre Quinto enfermucho y envidiando a los gansos.

Besotes Nati.

Pepe dijo...

Hola Natàlia. Gracias por tu comentario en mi blog. Yo también te seguiré de cerca aunque sólo sea para saber más de Quinto, tan familiar para los que frecuentan tu rincón. Creo que la turba que perseguía al pequeño ladronzuelo bien que podríamos definirla como manada.
Un abrazo.
Pepe.

alfredo dijo...

Menuda manada de menudos ánades, nadie es casi nada, y Quinto a verlos nadar.

...Que romanos estos!!

Abrazos

Balamgo dijo...

Cómo siempre genial, Natali¡
Las aventuras y desventuras de Quinto, todo un clásico.
Un abrazo.

CAS dijo...

Como dice mi amiga Alfredo (de Asturias) un relato tocado por dioses y musas.
Tú estás arreglado con ellos??? jajaj
Es que formas parte de esa manada, la que e protege pero no te mimetiza con el resto: sigues siendo brillante y singular.
Un fuerte abrazo para ti diosa, y un beso para Quinto!!!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Alfredo amigo, no me pongas tan alta que más dura será la caída. Gracias por ser tan amable, recuerdos del Quinto, dos bsitos míos.


Susurrante sirenita ¿mi nene con gota a los 20 añitos? Noooooo. Ayyy, manadas pululan por aquella y por estas nuestras ciudades, la cosa, más o menos...Como le quieres tanto a mi chico, pues le mandaré de vacaiones nada santas con la Xarina al Finisterre, ¿recuerdas estrella? Bsitoooos, te quire y te quiero.


J.R, a veces Roma parece muuuuy lejos, y está cerca, de ella venimos y a los ladrones de gallinas los colgaban en Egipto, cosa vieja y nueva, esas manadas feroces. Enfermó por una paliza de la Mafia, pero lo curaré, no te apures. Te envía besitos muy cariñosos, y yo.


Pepe, bienvenido a este blog, no me des las gracias, es un pacer seguirte y lo haré amigo.
Ya verás como poco a poco a Quinto le consideras un chico de la familia, o casi.
Esas manadas aún abundan, las bajas pasiones, los gettos de los suburbios, el racismo, et, et. Bsitoooos, hasta ahora.


Alfredo, desde luego manadas o bandadas, depende de los pájaros o de los lobos. Menudos romanos!! menudos somos aún, parecidos. Bsitoooo.


Balamgo, !un clásico! Ben-Hur!!! jajaja, nada de eso, las aventuras de un chaval romano en el s.II d.C, eso por ahora. Gracias cielo, tú me das ánimos, muchoooos, bsitos.


Casssss, pues sí, nací en la casa de al lado de Quinto, formo parte de la manada romana pero de buen rollo, como mi chico. Mimetizarme en Roma, ir para allí de veras, !dioses! ya me gustaría. Alfredo el asturiano y tú Montevideo, mares y océanos para zambullirme y ceerme musa o diosa, o por lo menos patricia, por soñar que no quede. Bsitooooooo del chico tres, míos cinco.

Tèsalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tèsalo dijo...

No se sale adelante, verdaderamente sin esfuerzo.
No me fìo mucho de su padre. El, quizà tampoco a esas alturas.

Esta historia ha tenido de eso, que sucede en nuestras calles.
Alguna imagen, ciertamente es muy vivaz.

Tésalo

Teresa Cameselle. dijo...

Pobre Quinto, menos mal que tiene a Xarina para cuidarlo muy bien, entre otras cosas, ejem. Me ha gustado que saliera en defensa del pobre niño, si es que este chico tiene un corazón de oro. La manada de lobos y la bandada de gansos, te ha quedado un relato muy visual y zoológico.
Un beso.

César dijo...

De nuevo una inmersión en el pasado lejano de la mano de tu protagonista. ¿O es un pasado próximo?
No parece que el mundo en lo esencial haya cambiado tanto.
Logradísima ambientación.
César

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Tèsalo amigo, a estas alturas, no se fía casi de nádie mi chico, tal vez del amor de Xarina, de la memoria de los amigos como aquel Ido cristiano que dejó en Chipre...del amor que tubo con Maya. Las cosas, pero, no van a ser del todo negativas, la balanza se equilibra.

Teresiña, buen chico es, le toca vivir cosas feas y cosas buenas, el amor de Xarina le mantiene a flote, ya sabes que le gusta nadar en Finisterre y en Naxos nadó y ejem, con Maya. Lo del zoo es algo inherente con manadas y bandadas, aunque alguna sea más bien humana. Bicooo.

César, eso pienso yo, al ser humano, desde Altamira, en el fondo, lo mueven, le inquietan, se pregunta y reacciona, para bien o mal, ante cosas parecidas, cambia la túnica por los pantalones, la ambientación, y ahí estamos. La filosofía de Epicuro, la de Platón, los dramas de Eurípides...son vigentes, funcionan, no caducan. Gracias amigo por visitarme.!Ave!

José Ignacio dijo...

Natàlia eres un poortento narrando las aventuras y desventuras de Quinto. La romana fue una república con grandes virtudes y tristes defectos precedente de manadas y bandadas, de pretorianos y mafiosos (nunca he sabido encontrar la diferencia ente el pistolero con una placa y el.
Una bella compañía reconforta el ánimo de Quinto.
Hasta pronto. .
uB SAKUD

gustavo dijo...

QUE CASULIDAD¡¡¡
VENG0 DE EMPEZAR MI LECTURA DE JUEVES...EL PRIMER0 EN SER LEID0 HA SID0 J, IGNACI0...EN RERLACI0N C0N EL TE IBA A DECIR, NATALI, QUE ASI C0M0 EL HA DIBUJAD0 UNA ESCENA QUE Y0 HA LLAMAD0 PAAPABLE, TU HAS C0NSEGUID0 L0 MISM0...SI EL ME LLEV0 A CINE, ¡¡UNA ESCENA MAS C0STUMBRISTA IMP0SIBLE!!, TÚ HAS C0NSEGUD0 L0 MISM0...ES0 SÍ, L0 QUE N0 ENTIEND0 MUY BIEN ES C0M0 LECHES HE P0DID0 ESTAR EN LA LITERA C0N QUINT0¡¡¡ QUE VIVIERA FACILMENTE EL CINE DE J. IGNACI0, SE ENTIENDE...PER0...BUEN0, YA SE NATALI QUE LA LECTURA EN CIERTA MEDIDA ES SENTIRLA, SEA DE LA EPCA QUE SEA...SENTIRLA, TRANSP0RTARLE C0N CADA PAABRA A LA EP0CA Y LUGAR QUE TE MARCA LA HIST0RIA. Y TRATAND0SE DE N0VELA HIST0RICA, NI TE DIG0¡¡¡
ES AQUI D0NDE H0Y HAS DAD0 C0N E PUNT0 EN LA I, AL MEN0S C0NMIG0...
P0R CIERT0, YA SUENA LA 0LLA C0N CALD0 QUE ACAB0 DE P0NER...A PARTIR DE AH0RA, 15 MINUT0S...RECUERDAMEL0¡¡¡
C0M0 VERAS TE HE MANDAD0 UN MAIL...SE QUE FUI Y0 EL MAL LECT0R...MIRA, NATALI. ME ADMIRA ESE P0DER PASAR DE UN SUJET0 DE LA 0RACI0N A 0TR0...ESE HABLAR EL QUINT0, ESE HABLAR DE LA ESCRIT0RA... N0 SE C0M0 C0J0NES TIENES ESA CAPACIDAD PARA HACERL0 SENCILL0¡¡¡ ES ADMIRABLE...Y PARA MI, RECIEN LEVENTAD0, Y UN P0C0 ASI ASI, C0MPLICAD0 DE SEGUIRRR...C0MPLICAD0 N0 P0R A DIFICULTAD, SI N0 P0R MI SUEÑ0...
0TRA C0SA...
¡¡¡QUE BIEN ENGARZAS UN0S RELAT0S C0N 0TR0S, CABR0NAZA B0NITA!!!
0TRA C0SA. MIENTRAS TE LEIA ME AC0RDABA DE UN TIP0 DE...AHHH¡¡, DE PLAUT0...QUE ALG0 ME QUEDA, P0C0, L0 REC0N0ZC0, DE MI PAS0 P0R LA FI0L0GIA..¡¡¡ LA ESCENA DE LA GALLINA, ME RECUERDA AL PLAUT0, A A IDEA QUE ME HA QUERDAD0 TRAS TANT0S AÑ0S DE EL...ESCRIT0R DEL PUEBL0...
MEDI0 BES0, DULCE NATAI.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Amigo José Ignacio, por lo menos inventaron la república, como los griegos la democracia...y con ello quisieron ir más lejos de la manada de lobos y de las pasiones desatadas, del poder a dedo fijo y las reverencias al poder único (repartido entre los de siempre, religión y monarquía) Lo inventaron con esfuerzos hace siglos, no sin fallos, los unos y los otros.
Nada humano es perfecto, decía...no me acuerdo quien. Tendemos a malograr lo que que hemos conseguido, añado a vote pronto. Nos salvan el amor, amistades y mirar al frente, como intentará hacer Quinto a sus 20 años.
Me he puesto metafísica, disculpa, pero tu comentario me ha animado, gracias. Un bsitooo


GUS, al fin y al cabo, Ignacio y yo no hacemos otra cosa que narrar "cosas" que en el cine o en medio de las calles de Roma, son las mismas. Lo que es la vida: un frenesí, un lío, una mierda o la gloria de ver una peli magistral o el bodrio de turno.
Quinto te hace sítio en la silla de manos o el espectador de Ignacio estará a tu lado en la sala oscura. No se trata de narración histórica, aunque haya que ponerle el suquillo susodicho que te situa en una época, se trata, sobretodo, de histórias. Para describir la sala de proyecciones se necesita história y entorno.
Eso de pasar de un sujeto de la oración y dar saltos entre la narradora supuesta, yo, y el fictíco, Quinto, admito que complica la lectura, acepto que no lo domino, que atasca, o que requiere una atención exagerada, ahí me has dado, pero...lo pruebo.
GUUUS, suena la olla del caldo. GUSS, tu olla del cerebelo me ofrece inmensas alegrías e incógnitas que nunca acabaré de agradecerte, sincero, nítido, lector. Beso, ya sabes, enterooo, conductor de primera.

ANTIQVA dijo...

Intrincado relato, amiga, que va atrapando al lector... Me encantó esa gata que se llama gata, simplemente, como debe ser, o esos pretorianos que se toman unas copas en la "taberna"...

Un abrazo, amiga

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

ANTIQVA, esoy contigo, como debe ser..la gata, gata, y pretorianos a lo suyo, de "tabernas" o termopólias para el prandium o tentenpié del mediodía. Bienvenido, un beso mío y un saludo!salve! del chico. Aquí estaremos, o allí en la Roma imperial, que viene a ser hoy, salvando distancias, más o menos.

Neogeminis dijo...

Natalia! paso a saludarte por aquí reiterándote mi agradecimiento por tu comentario y mail.
Acabo de ver los rastros de tu post borrado, jejeje...pero bueno, a veces los impulsos son así, breves, y después no nos conforman...o simplemente pasa el momento.
Te dejo un abrazote y aprovecho para reiterarte mis elogios sobre este Quinto tuyo, tan inefable, que se brinda entero para todas las convocatorias literarias que van surgiendo en este mundo de bloguers!


Hasta cada rato!!!! ;)

¡A mi blog vas! dijo...

Redescubriendo tu blog y tus historias. Con tu permiso me engancho a Quinto. Besos

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

Natalia, buen dia. Leí lo que dejaste en mi blog. Le pregunté al dueño de la editorial y me dijo que no es problema enviarte un libro, si quieres te conecto con él.

ADELFA MARTIN dijo...

Dominas maravillosamente este tema, que duda cabe, y la historia es explèdida (ahora entiendo tu comentario con lo de quinto).

Mis salduos cordiales

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Neo....ya ves como soy, duda pura, impulso, es lo que hay. Te quiero amiga, hasta ahorita, bsitos del chico y tres míos.

!A mi blog! bienvenida, pues aquí estás, en el mío. Engánchate al chico, con mi permiso total, espero que te guste, salve joven amiga, te sigo y te envio un bsito, Quinto otro.


Adelfa, !salve! ahora caes en lo de quinto, jejeje. Ya me suponía que quiere decir ni blanca, vamos, ni € ni plata. Un placer leerte, recuerdos al tundido Pepe negro, se lo ganó a pulso. Gracias por leerme, aquí te espero con Quinto nada pesetero, como decimos por acá. Bsitooos.


Otra vez en el olvido...jajaja, se te olvidó decir algo a lo que aquí consta en el relato. Por dar una opinión, no sé. Pasa nada. Conéctame, pues. Saludos.

Annick dijo...

No siempre conecto , pero aqui estoy contigo.
Los de la ¨familia ¨ya estaban por alli en esta epoca ?

Besos desde Málaga.

iwancarlos dijo...

Me quedo con la envidia hacia el destino de la bandada de gansos. Es que es una imagen de libertad tremenda.
Seguramente el ganso no se siente libre, menos cuando vuela en bandada, pero ese no es nuestro problema, el nuestro, y lo que interesa, el de Quinto, es esa imagen de libertad, volar lejos de las miserias y manadas humanas, rumbo a algún lugar (aunque sea estacionalmente) mejor.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Annick, de nuevo te saludo con un abrazo.
Los de la "familia" ya existían, me temo, en Mesopotámia, hace 5000 años. Me parece, o voy errada, que el poder genera poderes paralelos que se nutren de su corrupción para crear un sistema en la base de la pirámide (!pirámide! por Osiris, los sacerdotes conchavados con matones ¿qué raro?), capaz de socabarla o sostenerla, ahí me huelo pactos que interesan a ambos. De la Roma republicana existen pruebas de esa "cosa nostra" y despues...tiro porque me toca hasta hoy. Aquí te esperamos el chico y yo, a ver si nos escapamos de "la familia" Bsitos. Lo lamento, es culpa de escribir a salto de mata, montando una novela según los temas que salen, excitante para mí, lioso para el que lee, disculpas.


Iwancarlos, mi chico volará a occidente, lejos de las furiosas manadas humanas, consta aquí en otra narración que logró su objetivo en Finisterre; más abajo, JUEVES: ESTRELLAS.
Es lo que tiene escribir según los temas que salen en JUEVES o SÁBADOS, a salto de mata y después montar la novela cual puzzle, excitante para mí, un reto, para el que lee, un lío. Lo lamento, os despisto. Espero y deseo, no obstante, que se puedan leer por separado.!Ave!

Nieves dijo...

Hija, yo ya no sé qué decirte. Es que me dejas muda cada vez que te leo. Muda. Y mira que eso es difilito.

Anda, sigue, que me tienes loca.

Besos

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Nuevas e inesperadas aventuras de ese Quinto, al que tanto cuidas, querida Natàlia. Parece que todo tenga que pasarle a él. Es que se mete en unos líos que nos hay dios que sea capaz de conjurarlos. Grande tiene que ser la imaginación de quien esto escribe. Parece que estamos en la Roma Imperial, llena de gamberros y de gente rara, donde no falta de nada. Esto es un mare magnum. Es bien seguro que el libro, cuando salga a la venta en un solo volumen, se apoderará del lector, que no podrá dejarlo hasta que lo haya terminado.

Admiro, entre otras cosas, la cantidad de pequeños detalles que nos das, amiga Natàlia, sobre la vida en la Roma Imperial y el profundo conocimiento que demuestras sobre lo que allí y entonces ocurría.

Felicidades por estas nuevas aventuras de tu Quinto, que ya es nuestro también.

Un abrazo,

Antonio

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Nieves de mi corazón, mudito no, imposible. Loca por mi Quinto es otra cosa, te envía un bsito y yo dos muy cariñosos.


Amigo Antonio, saludos, reitero felicitaciones, dale un bsito a Carla de mi parte.
Ya ves que Quinto no cesa de meterse en líos, será el oficio, será la misma Roma y sus diversas manadas de todos los pelajes. Eres muy amable, como siempre al describir los detalles del relato, y más aún si me deseas verlos en un tomo y lomo, será si lo quiere Fortuna.
Bienvenido amigo, un bsito sincero.

elena clásica dijo...

Querida Natàlia:

He leído varias veces esta nueva entrega de la azarosa vida de nuestro querido y joven tribuno, Quinto. Es tal la excelencia de la narración y tan rico el mundo de los detalles que aportas, que supone prácticamente un estudio sociológico, que hay que leer con mucho detalle.
Bien, por un lado tenemos a Quinto ensimismado, adormilado, recordando, en primer término a Xarina, siempre su adorada imagen femenina en su mente. Visión de la mente de Quinto: sus sensaciones, sus sueños, a los que contribuye literal y metafóricamente Xarina, la psique.

Después el sentirse fuera de lugar en la ciudad, como un protegido absurdo, un mimado niño bien, sin dejar de detestar a la chusma, baya y vil que lo rodea. La eterna historia de los ociosos y aburridos, único entretenimiento: perseguir a los débiles, machacarlos, reírse, burlarse de los desdichados, provincianos mediocres de la época...

El miedo a la masa, y su falta de afirmación y de autoestima a la vez, cuadro complicado.

La idea machacante de la participación de su propio padre en asuntos turbios, en el crimen interesado. Y la gentuza de la Suburra, amenazante y justiciera.

La "familia" mafiosa que lo persigue, el poder de Adriano. Todas ellas ideas agolpadas en su mente, que chocan contra la corteza de su cerebro en algún que otro bache, y quedan sin respuesta, terrible podría ser ésta....
No es de extrañar que el niño Quinto quiera volar libre como una bandada de gansos, que, al menos, parecen tener claro el destino que persiguen, les sea o no concedido; pero es innegable que su "vuelo en v" los fortalece y da vida.

En fin, Natalia, tus relatos están siempre tan cargados de significados,
que después de varias lecturas siguen aportando conocimiento y sensaciones. ay, nuestro pobre Quinto se siente inseguro ahora, ah, ciudad en obras, derruida.

Maestra, un lujo de relato y una maravilla de recreación histórica, sociológica y de estudio psicológico.

Enhorabuena en esta nueva entrega , ha sido un placer, es siempre una aventura la nueva lectura.

Besazos, querida amiga.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Elena clásica, amiga, no tengo palabras, gracias, bsito.

RMC dijo...

Precioso texto amiga Natalia,
tienes ingenio y madera para escribir,
un placer pasar por tu casa.
feliz semana.
un beso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

RMC, un placer recibirte, esta es tu casa y la de Quinto. Gracias por lo que me dices,amigo, ya sabes que a veces, normal, el ingenio falla y no siempre acompaña. Bsitos, buen finde.

Myr dijo...

Hola Natali, me leí los tres relatos al hijo. El Testigo, juego de palabras y éste. Este es el que más me gustó porque tiene más descripciones coloridas y acción. No se, me inspiró ternura el Quinto.

Besos y Felices Pascuas

Myr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myr dijo...

los tres relatos al hilo, dice. Vale

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Myr, contra gustos...me alegra que este te guste, puse empeño especial en él. !Salve! amiga, Quinto te envía un bsito, yo dos. Feliz Pascua, hasta pronto.