10 de marzo de 2010

Este JUEVES un relato- "EL TESTIGO"

__ ¿Eres tú, Quinto Maius, o me ciega este polvo y veo visiones? Muchacho, has crecido un palmo…Dioses Olímpicos ¿Cuánto hace; dos años?

Aquella parrafada consiguió bajarle de las nubes donde volaba cual águila. La había soltado un individuo maduro, fortachón, bajito, manos encallecidas y nudosas. Daba la impresión de haberse revolcado en un molino de harina, pero los ojillos, vivarachos, grises, advertían de que no se trataba de un espíritu o una estatua parlante. Quinto le reconoció enseguida.
__! Zenón de Afrodisias*! Lo adivino, trabajas esculpiendo bellezas para este inmenso proyecto, pero añorarás Atenas, seguro__ ambos se abrazaron y el joven se quedó con parte de la arenilla de Zenón, depositada en su uniforme.
Apolodoro, fuera de juego, les contemplaba con el ceño fruncido.
__ Un Simposio inolvidable, comida excelente y derroche de elocuencia gracias al vino. Entonces eras un crío, hoy a tus ¿diecisiete?... te vistes con las galas del tribuno, ¡ave! Fortuna te sonríe.
__ Los cumplí en mayo, aciertas, amigo. Las cosas que aprendí en las Escuelas y en aquel banquete, uf__Quinto resoplaba__ me han servido, ya lo creo !salve Atenas! Luego Destino me llevó de su mano y sin contemplaciones. Dejémoslo, pero tú, dime ¿cuando tiempo llevas en la Urbe?
El hombrecillo sonreía mostrando dientes infantiles. Su vista se dirigió a lo lejos, al caos que tenían delante, se rascaba la canosa barba, e iba pareciéndose a Júpiter meditabundo.
__ Hace dos años que trabajo para el César, mis figuras ornarán sus Termas, las Bibliotecas, la Basílica Ulpia, las plazas, no me quejo, es mi trabajo, me pagan bien y me gusta. Los de Afrodisias tenemos la fama de tallar el mármol como nadie__ miró a Quinto con expresión traviesa__ Posa para mí, te convertiré en efebo pensativo, en atleta y en el tribuno ideal para representar a la juventud romana ¿qué me dices? Di que si.
Quinto soltó una carcajada antes de responder:
__ Digo que no, estaré muy ocupado, eso me temo. ¿Qué ha sido de tu modelo preferido, aquel chico de Creta...Deífobo?
__Murió de fiebres y lo extraño, !los dioses son testigos! no miento, ya sabes que él y yo éramos...__ dejó escapar un suspiro, se le humedecían los ojos__ Ahora contrato gentes de todas las edades en la calle, hay hambre en Roma y no me faltan modelos, además los transformo en dioses y diosas, en héroes y mitos inmortales.
__Basta de sandeces, artesano, el tiempo apremia. ¿A qué has venido?__ Apolodoro intervenía con los brazos cruzados sobre pecho, las pulseras brillaban y sus ojos despedían chispas. Zenón escupió en un montón de argamasa seca, no soportaba a este engreído. Apolodoro, famoso arquitecto, no se ganaba el pan con las manos*, y a él lo consideraban un simple artesano “¡Por el divino Fidias*! Soy creador de belleza a partir de un bloque de piedra” eso pensaba sin decirlo.
__ Te respondo, arquitecto, vengo a lo mismo de hace una semana__ Zenón se tomó su tiempo para serenarse y añadir: __ Sabes que adivino a un estadio de distancia, si un bloque de mármol es perfecto, incluso veo dentro de la piedra la obra terminada, antes de herirla con el cincel. Apolodoro, te avisé, de cada diez o doce bloques uno llega con fisuras, no sirve para esculpir, empleareis ¡el glorioso mármol de Paros! para levantar columnas, letrinas y escalinatas. Tomándonos por inexpertos, disimuladamente, desde las Cicladas nos endosan material de tercera a coste de primera. Una burda y antigua patraña, gato por liebre__ sonreía triunfal__ Pero tú eres el arquitecto supervisor, si sigues haciendo caso omiso, es cosa tuya, pero al César...
__ Redacta un informe. Pagarán esos zorros, sean quienes sean, magistrados, supervisores de las canteras o ediles. No obstante, antes habrá que llegar al fondo del entramado __ envió una mirada irónica a Quinto__ Mandaremos un investigador. Ahora regresa a tu trabajo, el tribuno y yo tenemos asuntos pendientes.
Se marchó guiñándole un ojo a Quinto el cual levantó la diestra y sonrió al escultor.


Apolodoro se sentó en el borde de la mesa donde exponía la prueba colosal e inequívoca de su talento, Quinto sintió que llegaba el momento de la verdad.
__ Te mandaremos a Creta o a Naxos, bellas islas, dalo por hecho, para descubrir al  atajo de canallas que nos toman el pelo. Sin embargo hay otras prioridades. Quinto Maius, el César confía en ti, no se te ocurra defraudarle o defraudarme, sé que tienes una idea de lo que te espera. …!Atento a lo que sigue! te doy una semana para despedirte de la bonita villa y de tu familia, hasta que dure el trabajo. Cambia de nombre, alquila una discreta vivienda en, pongamos; la atestada Suburra, allí buscas trabajo, algo sabrás hacer, pero no llames la atención. Compórtate como el típico chico sin fortuna al cual su padre manda a la Urbe, para que espabile. Evapórate en las calles, procura pasar desapercibido. Repetiré lo que ya sabes; eres un investigador al servicio del Imperio, el grado de tribuno no lo pierdes ni la paga, pero vestirás de civil sin ostentación, en su caso podrás, si conviene, si lo requiere la ocasión, ponerte el bonito pectoral y demás. Las misiones a las que dedicarás tus esfuerzos serán de naturaleza muy especial, urgentes, confidenciales, y para enterarte de qué van, siempre en secreto, te enviaré a un desconocido, un mendigo, un niño, lo que sea, el cual jamás podría identificarte, así actuaremos, ¡sin testigos!…__ siguió y siguió hablando.


Quinto estaba tan aturdido que se fue sin el pañuelo, pero Zenón le prestó uno azul con el que se cubrió hasta los ojos. Sin advertir nada, cuesta abajo, iba pensando:
Apolodoro, acabas de cambiarme la vida como si volvieras una túnica del revés. Y ¿sabes qué te digo? que has disfrutado con el discurso, se nota, pero eso de la Suburra apestosa, cambiar de nombre, desprenderme del yugo paterno, investigar, nacer de nuevo…pues me excita y mucho, lo necesitaba. Madre Maya ayúdame, estoy dispuesto a ser otro. ¡Ya lo tengo! me llamaré Quinto Virgilio Flaco. Quinto y Flaco por Horacio, mi poeta preferido, y Virgilio por el dios de las letras ¡casi nada!”
_____________________
*Afrodisias: Antígua ciudad en la Caria,  Anatolia (Turquía)Era célebre por su templo  a Afrodita, sus canteras y por la fama de sus escultores-*Ganarse el pan con las manos: en la Antigüedad y hasta el Renacimiento, los artistas eran catalogados como meros artesanos, el trabajo manual denigraba a los patricios. Arquitectos, científicos o filósofos , estaban mejor vistos al decirse que trabajaban con el intelecto- *Fidias: s. V a.C, proyectó las obras de la Acrópolis ateniense, considerado el escultor más insigne del clasicismo-
Foto arch. Internet.
Para más TESTIGOS donde el amable y esforzado GUS: http://callejamoran.blogspot.com/

37 comentarios:

Neogeminis dijo...

Artistas. Una raza especial, quizás, de privilegiados testigos de la vida y la historia. Lograr inmortalizar a través del mármol, una pintura o algunas letras...quién pudiera!.


un abrazo!

Tèsalo dijo...

Me alegrè con Quinto de haberse encontrado al viejo amigo. ¡De éste, la descripciòn, que hiciste es excelente! Estos diàlogos, por lo damàs, han sido muy vivaces. Leerte, me està sentando muy bien esta mañana. A pòcima o a cafè con leche.

Tésalo

Susurros de Tinta dijo...

Me gusta Zenón, la gente que trabaja con las manos siempres siente un orgullo especial en su trabajo, ni siquiera hace falta ser artista, es como el agricultor que recoge las aceitunas del olivo, un trabajo duro, pero cuando se tiene la cosecha da una satisfacción que en nada se parece a la del intermediario que solo las compra y las vende, por mucho que gane más que el otro, algo así veo entre el buen Zenón y Apodoloro, (que mira que me cae mal, grrrr), eso es que los retratas perfectamente y llegan a gustar o no, este capítulo veo que lo has usado para camibiarle la vida a Quinto, me dejas en ascuas esperando a ver que le depara el futuro, jajaja, miles de besossssssssss.

CAS dijo...

"Sabes que adivino a un estadio de distancia, si un bloque de mármol es perfecto, incluso veo dentro de la piedra la obra terminada, antes de herirla con el cincel"
Como Natalia adivina el texto antes de herir el papel con su pluma...Bueno no lo hiere, le abre las entrañas para que nazca una historia más de nuestro amado Quinto.

Besotes.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Exquisita exposición del trajneo a la hora construir edificios, para luego adornarlos con estatuas y columnas. Aquí se respira un ambiente de trabajo y coordinación, como el que puede apreciarse en las abejas (Virgilio, Geórgicas IV). Todo el mundo aquí tiene una función. Excesiva la aspiración de ese tribuno de adoptar el nombre de Virgilio y Horacio al mismo tiempo. ¡Eso sí que era un buen camuflaje!.

Valoro sobremanera la capacidad que tienes para llegar hasta el detalle más mínimo, amiga Natàlia. Seguro que quienes lean esto se sentirán como inmersos en la historia que cuentas.

Un abrazo,

Antonio

Carmen Andújar dijo...

Natalia me ha encantado, tú si que escribes bien. Estas aventuras de Quinto tienen un no se que que te dan ganas de leer el próximo capítulo, y ahora que emigra y cambiará su vida, más.
Un beso

MAR SOLANA dijo...

¡Jajajaja, pues áve a Quinto Virgilio Flaco...áves y salves, qué no se diga, que en "mar adentro" no tenemos columnas troyanas pa tallar pero somos mu generosos ;=))!!

Bueno, querida Nátalia, parece que se va despejando, pelín, el polvo ingente de la urbe romana...¡la que había montada el sábado!

Ahora me le pones al Quinto, pobre mío, ¡¡otra missión!!! ¿imposible? Pues no tardes con la continuación, maja, que ya me he picao, jajajaja...

"Soy creador de belleza a partir de un bloque de piedra” eso pensaba sin decirlo".

Y tu eres creadora de fabulosas aventuras romanas a partir de las veintiocho simples letricas del alfabeto, ¡ahí es ná!! ;=)) -pienso mientras escribo...

Besotes, romanita XXL ;=)

Ángeles Ibirika dijo...

¡Ummmm! ¡Qué encuentro tan especial ha disfrutado Quinto! Arte llama a arte, y nuestro Quinto es todo arte, de principio a fin, de dentro a fuera.
El orgullo de quien crea con sus propias manos es algo mágico, especial y, aunque pueda no parecerlo, también humilde.
Un abrazo enorme, Natáli, y otro para Quinto.

Teresa Cameselle. dijo...

La vida de Quinto y sus mil aventuras se nos van desplegando poco a poco. La artista eres tú, Natàlia, y el blog el bloque de mármol en el que vas esculpiendo tu obra maestra.
Un beso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Antonio amigo dilecto !ave! siempre espero tu comentario.
Puestos a escoger nombre, pues el chico no se amilana, en la Suburra no captarán el juego de palabrejas ni de lejos,y él, un crío, se da el gustazo. ¿qué quieres? son cuatro días y le da por lucir de praenomen, nomen y cognomen lustrosos y literários porque le gusta escribir sus cosillas, tiene el gusanillo de la letra, además se llama Quinto de praenomen, como Horacio. Lo mismo que las abejas Geórgicas los obreros, que de zánganos, nada. Exquisita alusión que me maravilla, no me abandones que Quinto sigue andando por inciertos caminos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ayyyyy, a todas y todos os respondo con un !salve! a pleno pulmón. Soís la sal de la tierra que Quinto pisa, polvo incluido o arena de playa.
Cada uno y una, con vuestros comentarios creaís, lo juro, a Quinto novela, de verdad lo digo. Porque me ofrecéis detalles que ni yo misma he captado. Al Quinto, joven e inexperto, dubitativo, pasándolo bien o mal, depende, lo moldeo como hace Zenón con sus esculturas (poder de la que escribe convertida en diosa, jeje) paso a paso, letra a letra, gracias a vuestros comentarios y a los temas excitantes que me ofrecen !como un cofre misterioso! los SÁBADOS Y LOS JUEVES. Repito, amigos y amigas, sin vosotros, Quinto no existiría.
Besoooos del chico muy dedicados y míos, uf, pierdo la cuenta.

P.D.: Las aventuras quintiles como investigador que aquí se insinuan, LA MAYORÍA, constan en anteriores relatos expuestos, casos como "La peste" "Mitreo" "El gato Pompeyo" "Frío, mucho frío, o la Medusa" "Una segunda oportunidad" "Fuera de aquí" "Sorbetes asesinos"et, et.
AMIGOS Y AMIGAS, NO ME CANSO DE REPETIR, QUE AL "QUINTO" LO MONTO SOBRE LA MARCHA, ATRÁS, ADELANTE, Y POR ESTA RAZÓN OS LÍO, OS CONFUNDO..MEA CULPA !!!DISCULPAS!!!Os quiero.

Tempe dijo...

¡Hola Natalia!

Te explico: todas esas cosas son OPCIONALES. Siempre puedes escribir tu relato, mandarlo y con ser seguidora basta, el formulario sirve para organizar los datos, lo de los puntos es por si, efectivamente, te apetece ayudar a promocionar el concurso, que falta le hace. Obviamente, cuando ayudas, recibes recompensas.
Pero aún sin hacer todas esas cosas tu relato podría salir seleccionado. ;)

Veo que escribes una novela sobre dioses Olímpicos, ahora es muy tarde y no me da el cerebro para leer, per a ver si cuando pueda le echo un vistazo al principio a ver qué tal.

¡Besos! ;)

Myr dijo...

¡Qué aventuras las de Quinto! y ahora con cambio de nombre, incluso.... creo que este muchacho está en busca de su identidad como persona...

Besos y buen fin de semana

Jose Antonio Bejarano dijo...

Pues yo no sigo los capítulos, sino que los leo como piezas separadas, como si poseyeran vidas propias. Sólo recuerdo que cada semana nos das una pieza de un maravilloso puzzle y yo me limito a mirar la piececita, y dejarla a un lado. No quiero armarlo, sino amontonar sus pequeños componentes... bellos!
Puedo, Natàlia???
Ave

gustavo dijo...

¡¡¡mierdaaaaa!!!
¿acas0 has elegid0 a navaja de la izquierda para recibirme????
maldita navajaaa¡¡¡
bien, natalí,mirand0 esta entrada suelta, me qued0 c0n la anteri0r...mirand0 esta entrada de f0rma engarzada...¡¡c0m0 dem0ni0s tienes esa capacidad para ser engarzad0ra????
maldita f0t00000¡¡¡¡
hay una idea que me ha encantad0...lei en su tiemp0 una n0vela de c0rte hist0ric0 dedicada a ...al aut0r de David...la escutura...¡¡¡se me fue el n0mbre!!..e decia que tenia la capcidad de adivinar a f0rma del resutad0 final en el marm0l que tenia delante de el...asi dice aqui...¡¡ese!!, c0m0 se llame...
ahh, decía y0 para mis adentr0s:
¡qué d0mini0 del espaci0 tiene la maestra natali!!...cicladas, espera que recuerde mas¡¡¡ par0s, etec...
has andad0 ya p0r medi0 mund0 imperial...
p0r ciert0, p0bre quint0, si es que me l0 tratas mal...¿a ser un p0rdi0ser0 me l0 mandas???
un bes0, natali.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Tempe, OK, me lo pienso, gracias por visitarnos a Quinto y a mí, un !ave!

Myr, amiga, aciertas de lleno, está buscándose ¿qué quieres a los diecisiete? Ahora le excitan los cambios que ve en el panorama de su futuro, veremos, ya están escritos algunos y aquí constan, casos, cosas... Bsitos y cariños muuuchos del muchacho y míos.


José Antonio !bien hecho! Me llenas de alegría porque al ser una novela montada a base de puzzles, a veces temo despistar al personal. Pero tú, amigo, los lees como relatos únicos, eso quiero, !gracias y ave! Puedeeees, un bsito.


GUS, jajaja, te toca la navaja, siempreee, mala suerte. No seas asín, mírate, pues, la foto del nene que consta arriba, es más mona, digo yo.
Soy garza engarzadora, o lo procuro, de lo contrario el novelón quintíl se me va al...ACIERTAS, PRÉMIO TOTAL: eso dijo Miguel Ángel sobre ver la estátua en el bloque, vamos, el del David, BINGOOOO. Pero a más, eso dijo Platón el pillín filósofo griego siglos atrás del Cristo, por eso el Zenón lo cita. Al Quinto lo vapuleo para que se haga un hombrecito, ahora tiene 17 !que espabile!
Las Cícladas ya vendrán, recuerdaaaa; tic-tac...jejeje, primero Creta ("cinco razones para callar", era el tema), Naxos con Maya la hija del Decebalo (igggg, revolcones), y luego a otra isla, Chipre, con Ido el puñetero cristiano. CAPTAS GUS el lío patatero. Lo que ahora relato, sucede antes de lo otro que aquí he relatado, uyyyyyy. Engarzadora soy y liadora !pardiez"
Bsooooo conductor de primera, amable y guapooo mara gatooo, GUS de los JUEVES.

Ŧirєηzє ♥ dijo...

jo.... Natalia...
venia a contestarte sobre el tema taurino , pero despeus de leer este pedazo de post...ya ni recuerdo lo que te queria decir...jeeje...

Es broma....si que recuerdo que queria decirte , que por supuestisimo que puedes opinar, y ademas es interesante que asi sea.....
con todo el cariño del mundo te contesté....y para que me creas te contare que algunas de las personas que mas amo en este mundo...son taurinos.... no con dudas como tu...sino taurinos redomados....y eso no hace que deje de quererlos como los kiero (mi padre por ejemplo)....

ahora,,,,,una cosa no quieta la otra...y cada vez que en casa sale el tema....se me pone la vena del cuello como a la Patiño...jajjaa...

si ...me enciende este tema y lo defiendo a capa y espada.....
te pido disculpas si te pude parecer seca en mi respuesta....pero agradezco tu punto de vista...y sobre todo...tu paso mi blog.....


Y nada mas Natalia...
solo enviarte un fuertisimo abrazo

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Firenze, amiga cierta, es un placer verte por aquí, y si encima me sueltas piropos sinceros, bato palmas de alegría, aquí pues, te esperaremos el chico y yo con los brazos abiertos.

Se que me contestaste a lo de los toros sin ganas de herir, con el corazón. Dices lo que piensas, eso vale mucho, te apoyo. No me he sentido ofendida, cielo, no.
Mi padre también era taurino, yo he ido dos veces y hace añoooooos. No soy afecta, pero, de aquí a prohibirlos, respeto ambos criterios siempre que se lleven con dialogo, eso es lo importante. Como sucede en tu blog. La discrepancia, creo es muy sana, y la libertad de opiniones bien expuestas lo mismo, repito como vi en tu entrada.
Yo también te quiero Firenze mía, sigue con tus ideas, ánimos. Me verás siempre en tu magnífico y exquisito blog, dalo por seguro, es una gozada de diseño y contenidos.
Un besito muy cariñoso, hasta ahora.

César dijo...

Veo que cada relato tuyo nos pega un empujón hacia el pasado y nos sumerge en la Roma imperial, transitamos por sus calles, respiramos su polvo y descubrimos la vida tal y como era hace dos mil años.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Te dejo aquí, en tu cuidado espacio, el comentario que he dejado en el de Isabel Romana:

Amiga Natàlia Senmartí,

Muchas gracias por la mención que haces a mi comentario. Ahí va el texto Latino que tú atinadamente citas:

Ille potens sui
laetusque deget, cui licet in diem
dixisse «uixi».
(Horatius, Carminum Liber III, XXIX, 41-43)


Un abrazo,

Antonio

Julia R dijo...

Esta historia es la que más me ha gustado y creo que la próxima va a ser más jugosa con el cambio de identidad de Quinto, Le gusta la investigación al muchacho va a tener mucho éxito.

Besos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!César! ave compañero. No viene mal viajar en el tiempo y la Roma imperial es un lugar excitante para hacerlo, me alegra que lo veas como yo, amigo, un bsito cariñoso y algo polvoriento !ay, las obras eternas en la Urbe eterna!

Siempre exquisito Antonio, gracias por traer aquí el perfume de los versos latinos de aquel que dijo CARPE DIEM, Vale, un bsito cariñoso.


Julia, me congratula si dices que te gusta, espera a ver los otros, jajaja. cap. La investigación le gusta al principio, gustan los cambios en la adolescencia, pero...ya constan aquí, más abajo, por donde irán esas investigaciones, las escribí hace tiempo, casos resueltos, otros no tanto, por poco no deja la piel, cosas suceden nada fáciles para él, algunas muuuy dulces ayyy.
Bsito del chico que aquí te espera, tomando un aperitivo en la taberna de Torcuato, cerca de estas polvorientas y magnas obras.

RMC dijo...

Muy bueno el relato Natalia, tienes ingenio
para escribir ese tipo de historias, un
placer leerte amiga.
que tengas una feliz semana.
un beso.

Nieves dijo...

Jope......... eso de Flaco no me gusta Natàliaaaaaaaa. Pero me encanta eso de ver a nuestro Quinto tipo espía, a los J.Bond.

Loca estoy por seguirte leyendo.

Besos

elena clásica dijo...

Bueno, bueno, vamos a ver, así que Quinto ha cumplido 17 primaveras, el joven tribuno, en nueva misión. Un retrato que es una pintura parlante: Zenón, el escultor, con la belleza de su labor escultórica-manual a cuestas, dolido por la prepotencia de Apolodoro, que no sabe trabajar con las manos, y todavía le quiere dar lecciones.
El encuadre es perfecto, en la escalinata de su propia construcción Apolodoro ofende al escultor, lleno de sensibilidad y delicadeza. Zenón, a su vez, quiere disfrutar de nuestro Quinto, como modelo, y el recuerdo de aquel muchacho que fue, hace que acudan las lágrimas a sus ojos, pero Quinto tiene otras perspectivas en su mente y otros deseos, incluso ya otros recuerdos, la imagen idealizada de aquella joven...

Zenón sabe qué tiene que decir, y cómo sin aludir a su ingenio y poder creativo, éste queda patente al poner al descubierto ese timo con los bloques de mármol, ¡bien por Zenón!, herido en su sensibilidad, sólo pretendía hablar con su querido niño, Quinto, el niño tribuno Quinto.
sin duda esa misión va a llegar, y mientras ese misterio del disfraz, del disimulo, y nuestro Quinto de nuevo ilusionado en su misión, lleno de fuerza y de juventud.


Todo un cuadro parlante, el polvo de las obras me ha hecho estornudar, maga de los ambientes y de la narración.

Grande eres Natalia, como tus personajes.

He disfrutado muchísimo.
Besazos.

Alex dijo...

...bueno...
...aunque prohibir suena mal...
...el simple ejercicio...
...de intentar que lo prohibido...
...por una sola vez...
...suene hermoso...
...es un acto de romanticismo...
...sublime...
...de los que ya no quedan...

;)

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Alex...benvingut a aquest blog!
És un exercíci meravellós, ho entenc de veritat, sona, per una vegada i, per váries, bonic prohibir. Recordes aquella frase del 68:
prohibit prohibir, romàntica a hores d'ara, no?
Salutacions i un petó, et segueixo, el teu blog hi he trobat moltes entrades belles, reflexions...fins aviat.


Elena, dime ¿puede una desear que la lean con más intensidad y comprensión? Imposible. Ahora Quinto empieza una etapa como investigador, constan aquí ya escritos, algunos de los casos que resuelve o en los que casi deja la piel. Imponderables de escribir a salto de mata, de nuevo disculpas. Te espero siempre y Quinto también. Esta es tu casa, casi nada el Imperio, jeje. Bsitooo muy especial de ambos.


Nieves, el cognomen de Horacio el poeta era Flaco, pero de flaco naaaa, era más bien gordito.
Quinto adora su poesía y se endosa el nombrecito, él sí que es más bien flaco, sin pasarse. Sus desventuras y penares como investigador, ayyyy, constan aquí en anteriores relatos. Uf, lo lamento, es lo que tiene escribir a salto de mata, componiendo la novela según los temas, un puzzle. Bsitooos del nene y míos, Nieves escritora. ¿Qué es del "Halcon", ya vuela? Menudo pájaro.


RMC, me animas a seguir. Un placer tu visita, que Fortuna te ampare. Bsito.

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Por motivos personales he tardado unas semanas en responder a tus comentarios. Me pondré de nuevo en contacto contigo poco a poco. Besos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Vero, espero que no se trate de nada grave.
Poco a poco, tranquila helénica mujer, que más se perdió en Troya ¿van por ahí los desastres, atmosféricos, vivir sin luz como Ulises, o Odiseo??? Nos vemos, con calma, con sosiego,
con infinita amistad. Cariños del chico y míos, muuuchos.

Isabel Romana dijo...

Así que a la Subura... ¡Menudo morro! Aunque estoy segura de que Quinta sabrá arreglárselas allí como en cualquier otro sitio. Besitos, guapa.

Mimí dijo...

Peazo guiones, niña, que he leído, pero tanto guión me ha marcado los ojos como una sierra a media incursión. Ya veo que regresaste de Galicia repleta de ganas de retomarlo todo. No todos los días tu blog cumple un añito, y como sé la ilusión de estas conmemoraciones te mando un abrazo y mis deseos de que tu historia perdure como la de Quinto: nació en el comienzo de los siglos - y no si a merced de alguna pócima de la eterna juventud-, pero ahí está dándonos los retazos de su vida en pleno siglo XXI.
¡Adelante, mi valiente y aguerrida Natalí!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

traigo una frase de Sabina; "Prohibido prohibir"

José Ignacio dijo...

Quintus Maius es testigo de la disputa entre arquitecto y escultor.
En un futuro próximo deberá relacionarse, como testigo anónimo, con oscuros personajes que aparecerán en su camino.
Perdona el retraso pero llevo unas semanas terribles.
Un saludo

Allek dijo...

hola!
te invito a que pases por mi casa
dejare la puerta entreabierta..
te dejo un fuerte abrazo!!!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Si, Isabel, ahora en la Suburra o Subura, a espabilarse según consta en relatos aquí expuestos, a resolver casos hasta hartarse. Ahora mismo, el próximo JUEVES, lo tengo pocho, cansado después de toparse con la Máfia de entonces. Bsito amiga.

Mimí, eso de Galícia me da ánimos, marisco, verde y maaaaar, cualquiera no se anima, cielito estrellado. Veremos por donde meto al Quinto este JUEVES, lo veo agotado. !Adelante! no sé, no sé...que no es piedra picada el chico.

Si señor, esa frase también se proclamó en el mayo del 68, !cuanto bello romanticismo! ¿cayo en el olvido?
A ver si me entero de lo que hay "Detras de las sonrisas". Bsito.


José Ignacio, pues la verdad es que, como consta en relatos aquí expuestos, solventa casos y se mete en líos. Veremos este JUEVES, está agotado en Quinto.
No te apures amigo, vamos a tooopes, se hace lo que se puede, tranquilo y cuídate, bsito.


Allek, bienvenido !ave! Me colé por tu blog a través de esa puerta y te sigo, en la caja de zapatos se esconden bellas palabras, imagenes enigmáticas. Bsitooos, hasta pronto, aquí te esperaremos, Quinto y yo.

RECOMENZAR dijo...

Placer haberte encontrado me gusta el sabor de tu letras

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Recomenzar...siempre pisando las huellas pero con la vista adelante. Bienvenida suculenta y sabrosa lectora, !ave!